EE.UU. afirma necesitar 225 bombarderos para reforzar su “muy antigua flota” y contrarrestar a Rusia y China.

Un alto funcionario de la Fuerza Aérea estadounidense asegura que los 156 bombarderos de su país son insuficientes para alcanzar una "postura de menor riesgo".

Noticias populares

Síndrome de Sherwood: la táctica de la Policía para justificar la represión

Pocas cosas dividen más a la población estos días que la condena o no a los actos vandálicos que...

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...

Los abusos de poder de la policía española

Los abusos de poder policiales no son una realidad ajena a España, de hecho, son más habituales de lo que popularmente se cree.

EE.UU. requiere aumentar en más del 40 % su cantidad actual de bombarderos para contrarrestar las capacidades nucleares de Rusia y China, afirma Timothy Ray, jefe del Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea estadounidense (AFGSC, por sus siglas en inglés).

Pronunciándose en una conferencia la semana pasada, Ray advirtió que su país no alcanzará una “postura de menor riesgo” con los 156 bombarderos actualmente en posesión de la Fuerza Aérea norteamericana, ni con los 100 B-21 Raider y 75 B-52 que el Pentágono planea incorporar.

“Todas las investigaciones realmente buenas que se han realizado fuera de la Fuerza Aérea les dirán que el número se encuentra al norte de los 225 [bombarderos]”, aseveró el jefe del AFGSC, subrayando que es complicado trabajar con la flota de bombarderos en su estado actual.

“Estos son aviones muy viejos, por lo que no es muy fácil trabajar con ellos”, indicó Ray en referencia a los B-52, B-1 y B-2. Añadió que el proyecto B-21 “va muy bien”, pero que su concreción tardará varios años.

“Así que estamos viviendo con una flota muy antigua y, cuando pienso en mi capacidad para mitigarla, realmente no tengo a dónde recurrir“, lamentó el funcionario estadounidense, añadiendo que el último escuadrón de bombarderos de naciones aliadas a EE.UU. se retiró en 1984.

Rusia y China

Entretanto, el jefe del AFGSC hizo hincapié en que las tríadas nucleares de China y Rusia mantienen continua presión sobre el Pentágono.

“[Nuestras fuerzas nucleares] viven en el mismo espacio que una tríada china modernizada, que aunque no es muy grande es nueva y moderna. Vivimos absolutamente en el contexto de la tríada rusa, totalmente modernizada; de hecho, están agregando cosas muy innovadoras”, señaló Ray.

El funcionario explicó que EE.UU. cuenta con que las deficiencias en la rama aérea de su tríada nuclear y en la Fuerza Aérea en general —que dispone de aeronaves de más de medio siglo de antigüedad— sean temporalmente cubiertas por las capacidades de los misiles balísticos intercontinentales (ICBM).

“Estamos pensando en cómo mantener en alerta a esos ICBM —que son muy viejos— hasta que lleguen nuevos misiles e introduzcamos nuevas flotas de bombarderos. Pero no tenemos ningún respaldo para poder manejar esto”, acotó Ray.

Fuente: RT

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

No hay crisis para la Italia militar de ‎la OTAN

Italia espera reactivar su economía gracias a las inversiones de carácter militar. Esta ‎estrategia es precisamente lo que daba por sentado el estadounidense Richard Hatchett, ‎director de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), cuando trabajaba con el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, bajo la administración ‎de George Bush hijo. Hatchett fue el primero en proponer el confinamiento de la ‎población sana, no con fines médicos sino políticos.‎

Le puede interesar: