Un grupo de técnicos del Ministerio de Economía de Brasil rescató a 18 personas que trabajaban de manera forzada en una hacienda del estado de Pará (norte) en tareas de tala de la Amazonía y cuidado del ganado.

«Dieciocho trabajadores fueron rescatados en condiciones análogas a la esclavitud en dos establecimientos rurales del municipio de Uruará, en la región de Altamira, en el sudoeste de Pará», informó el Ministerio este lunes en un comunicado.

La operación tuvo lugar entre los días 10 y 19 de septiembre con el apoyo de la Defensoría Pública de la Unión y de la Policía Federal.

Se registraron dos haciendas; en la primera, se encontraron siete trabajadores alojados en barracones de lona y un octavo que dormía en un depósito donde se guardaba ración para animales, motosierras y pesticidas, entre otros objetos.

Este grupo se dedicaba a «deforestar la selva nativa para crear pasturas», mientras que en la segunda hacienda, donde había otros 10 trabajadores, el principal objetivo era preparar las pasturas, aplicar herbicida y cuidar del ganado bovino.

Los trabajadores no tenían acceso a agua potable para beber ni para higiene personal, tampoco parcelación de alimentos, instalaciones sanitarias ni un lugar para guardar comida, además de que les adeudaban sus salarios.

Los dos empleadores llegaron a un acuerdo para pagar los montos correspondientes a indemnizaciones por daños morales (el ministerio no divulgó la cifra) mientras que los trabajadores rescatados fueron dirigidos a órganos asistenciales de acogida.

Sputnik

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.