El Ministro de Defensa letón, Artis Pabriks, no se corta. En la conmemoración del 28 de septiembre declaró que los letones que lucharon en las Waffen SS durante la Segunda Guerra Mundial son “el orgullo del pueblo letón y del Estado”.

La Unión Europea es así y no le importa volver a su pasado más negro; como si nda hubiera cambiado.

Quien condena al nazismo no son los “demócratas” de Bruselas sino los de Moscú. La embajada rusa en Letonia ha condenado enérgicamente la rehabilitación de criminales de guerra, lo que “pone los pelos de punta”, dice el comunicado oficial.

En la Unión Europea lo más parecido a España son, pues, los países Bálticos, con la diferencia de que éstos tienen sobre sí el ojo vigilante de Moscú, del que no pueden librar muy fácilmente.

Es un arma de doble filo porque a los imperialistas les vale cualquier cosa, sobre todo los nazis bálticos, con tal de poner en dificultades a Rusia.

Veremos. En Bruselas se creen que pueden abrir la caja de los truenos cuando les de la gana y la OTAN hace lo propio. El Centro Cooperativo de Excelencia para la Ciberdefensa de la OTAN está situado en Tallin, a tiro de piedra desde cualquier sitio.

La Legión Letona se creó en 1943, en plena guerra mundial, integrándose dentro de la Waffen SS. Anualmente celebran un desfile millar en el que se reúnen unos 1.000 nazis procedentes de varios países de Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.