Las fuerzas de EE.UU. cierran el paso del Ejército sirio a una ciudad cerca de Turquía, mientras se movilizaba en apoyo a los kurdos ante la agresión turca.

Un vídeo compartido el lunes en las redes sociales muestra a tropas estadounidenses desplegadas en los alrededores de la ciudad de Ain Al-Arab (también conocida como Kobani), al sur de la frontera con Turquía, lo que obligó a las fuerzas gubernamentales sirias a detener su avance en la zona.

Además, las fuerzas estadounidenses llamaron al Ejército sirio a detenerse hasta que ellas mismas se retiraran por completo de Ain Al-Arab, según recoge el portal Al Masdar News.

Todavía no está claro por qué el Ejército de EE.UU. sigue bloqueando al Ejército de Siria, agrega la citada fuente, sin embargo, indica que el retraso de Washington en retirar sus tropas de dicha localidad beneficia a la agresión turca en el noreste de Siria.

Haciendo oídos sordos a las críticas de la comunidad internacional, Turquía inició el pasado miércoles la agresión contra las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en el noreste de Siria.

Esta ofensiva bélica turca, la tercera contra Siria desde el inicio del conflicto en el país árabe, fue lanzada días después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, diera un giro de 180 grados a su alianza con las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) —que incluye a las YPG— consideradas terroristas por Ankara debido a su vínculo con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo).

Trump mantiene una postura de doble rasero respecto a la agresión de Turquía en Siria. Por un lado, condena los ataques turcos contra las milicias kurdo-sirias y amenaza con imponer sanciones al Gobierno de Ankara y, por el otro, afirma que la retirada de las tropas de EE.UU. no debe traducirse en el abandono de las YPG.

“Puede que estemos abandonando Siria, pero de ningún modo hemos abandonado a los kurdos, que son un pueblo especial y unos luchadores maravillosos”, ha señalado el mandatario estadounidense a través de un mensaje difundido en su cuenta en la red social Twitter.

Estratégica ciudad de Ain Al-Arab, en la mira de kurdos y turcos 

Conforme anunció el lunes la agencia oficial siria de noticias SANA, las unidades del Ejército sirio lograron entrar en la ciudad de Manbij, sita en la provincia de Alepo (noroeste), tras un acuerdo alcanzado con las milicias kurdas para defenderlas ante la agresión turca, y se disponían además a tomar el control de Ain Al-Arab.

Entre tanto, la ciudad de Ain Al-Arab forma parte de la “zona de seguridad” que el Gobierno del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pretende crear en el noreste de Siria, adyacente a 480 kilómetros de la frontera turca y de 30 kilómetros de ancho, desde el río Éufrates hasta el extremo oriental del país árabe.

En 2012 y tras la crisis en Siria, las milicias kurdas tomaron el control de Ain Al-Arab y miles de desplazados sirios buscaron refugio allí. En septiembre de 2014, el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) atacó la ciudad, lo que provocó que 200 000 personas huyeran a través de la frontera turca. No obstante, las fuerzas kurdas lograron recuperar la urbe después de meses de combates con los extremistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.