El vicecanciller iraní para Asuntos Políticos, Abas Araqchi, se reúne con la vicecanciller, Annika Söder, Teherán, 16 de octubre de 2019. (Foto: IRNA)

Irán está determinado a seguir reduciendo sus compromisos nucleares mientras siga sin los beneficios previstos en el pacto nuclear, asegura un diplomático.

En el primer aniversario de la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear, que tuvo lugar el 8 de mayo de 2018, Irán decidió reducir parte de sus compromisos nucleares y hoy sigue firme en esa postura hasta que se materialicen sus reivindicaciones económicas previstas en el pacto, ha afirmado el vicecanciller de Irán para Asuntos Políticos, Seyed Abas Araqchi.

En una reunión mantenida este miércoles con la viceministra sueca de Asuntos Exteriores, Annika Söder, en Teherán, capital iraní, Araqchi ha considerado que “no es justificable” que Irán sea el único que siga comprometido con el acuerdo, de nombre oficial el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Ante el sabotaje nuclear de EE.UU. y la posterior imposición de sanciones y la política de máxima presión, “la República Islámica ha intentado mantener abiertos los canales del intercambio y la diplomacia, pero, desafortunadamente, Europa limita sus medidas a apoyos políticos”, ha lamentado el diplomático.

Araqchi puntualiza que “lo que esperamos de Europa es adoptar una postura constructiva y que pague, verdaderamente, precio para reconstruir la confianza (…) y salvar el acuerdo nuclear”.

Söder, a su vez, ha transmitido el apoyo de Estocolmo al acuerdo nuclear alcanzado en 2015, por Teherán y el Grupo 5+1, entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, y ha expresado su esperanza de que este pacto siga vigente.

Los esfuerzos de Europa, de acuerdo con la diplomática, son primordiales para salvar el acuerdo, cuya permanencia corre peligro como consecuencia de la decisión unilateral del presidente estadounidense, Donald Trump.

Los asuntos de interés común a nivel regional e internacional también han figurado entre los ejes abordados por los diplomáticos en la cita, que se realiza dentro del marco de la quinta ronda de las periódicas consultas políticas entre Teherán y Estocolmo.

Los pasos dados por Irán están contemplados en el acuerdo nuclear, pues sus artículos 26 y 36 estipulan que si uno de los firmantes reimpone sanciones o crea nuevas restricciones a Irán en relación con su programa de energía nuclear, Teherán puede alegar esos actos hostiles “como motivo para dejar de cumplir sus compromisos total o parcialmente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.