El papel de las ONG en el Golpe de Estado en Bolivia como subcontratistas del imperialismo.

221
El editorial de La Jornada del día 11 de noviembre plantea este último ataque con sencillez y contundencia: “Un producto característico de los grupos adinerados que no toleran gobiernos independientes de sus designios y ajenos a sus intereses y que controlan, además de porciones principales de la economía, la masa de medios informativos […] Las oligarquías del subcontinente y el poder neocolonialista de Washington mantienen vigente entre sus recursos el golpe de Estado”.

El 10 de noviembre Resumen Latinoamericano profundiza más en el papel de los instigadores: “El virtual golpe de Estado oligárquico y fascista contra el pueblo y sus máximos dirigentes legítimamente elegidos el pasado 20 de octubre, viene a coronar la ejecución programada, planificada y premeditada del recurso de la violencia militar que suelen emplear los intereses de Washington, la extrema derecha y la minoría oligarca, cuando un gobierno de América Latina pretende beneficiar a las mayorías sociales y lucha por su independencia”.

Ambos editorialistas mencionan el poder económico y el control sobre los medios de comunicación coronados por el golpe de Estado como las principales armas que emplean los agresores. Aunque los dos medios citados no lo mencionan, los agresores cuentan también con otra arma de la que no suele hablarse a pesar de que ha ido adquiriendo más y más importancia: las organizaciones no gubernamentales (ONG).
 

Las ONG en la guerra sicológica

El papel jugado por algunas cancerosas ONG en las guerras, invasiones y campañas de desestabilización (publicitadas como fortalecimiento de la democracia, responsabilidad de proteger, defensa de las mujeres, derechos humanos, etc.) conducidas por el imperialismo, ya ha sido denunciado en otros casos en otros países y continentes, por tanto es preciso exponer la participación que han tenido en el golpe contra el pueblo boliviano.

Los que lanzan guerras que hoy se conocen como de cuarta o quinta generación, empotran ‘periodistas’ en sus ejércitos, distribuyen ‘comunicados de prensa’, se coordinan con organizaciones ‘humanitarias’ y se ‘confunden con éstas, ‘salvan y defienden’ a personas que nunca necesitaron ni solicitaron ayuda… en definitiva: emplean un nutrido arsenal de trucos, engaños y juegos malabares en beneficio propio aunque fatal para sus víctimas.

No es algo realmente nuevo pues el engaño ha estado presente en ataques y batallas a lo largo de la historia, ocurre que hoy es una de las principales herramientas del imperialismo.

Es una casualidad que el lema de la CIA desde su establecimiento en 1959 es un mensaje evangélico de San Juan: “Conocerás la verdad y la verdad te hará libre”

También que el lema del Mossad (creado diez años antes, en 1949) fue otro mensaje bíblico: “Porque con dirección sabia harás la guerra, y en la abundancia de consejeros está la victoria”, hasta que en 2011 lo cambió por otro: “Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, pero en la abundancia de consejeros está la victoria”.

Según Óscar Curros y Nuno Leite, “la propaganda de guerra contemporánea se desarrolló a partir de la Primera Guerra Mundial” pero es en la década de los años noventa del siglo pasado, con la guerra contra Yugoslavia e Iraq, cuando se convierte en el pan de cada día gracias a la suprema fuerza hipnotizadora de la televisión, hoy convertida en ‘arte ultimísimo’ merced a la informática”.

Así la presenta el Ejército de Estados Unidos:

“Las psyop [operaciones psicológicas] tienen como objetivo llevar información e indicaciones seleccionadas a grupos concretos para influir en sus emociones, objetivos, pensamientos, con el fin de que a su vez influyan en otras personas, organizaciones y gobiernos.
“Las psyop pueden incentivar el descontento popular contra el gobierno”

(Air Force Doctrine Document, 2-5.3 Psychological Operations, 27 de agosto de 1999)

Mediante “el empleo combinado de lo mejor de la guerra electrónica, cibernética, operaciones psicológicas, intoxicación informativa, espionaje y contraespionaje y otras competencias relacionadas para influir, corromper, perturbar o usurpar la toma de decisiones humanas o automatizadas al tiempo que se protege las propias” (Joint Chiefs of Staff, 12 de abril de 2001, As Amended Through 12 July 2007, Joint Publication 1-02: Department of Defense Dictionary of Military and Associated Terms).

No es información secreta y su importancia no puede ser minimizada de ninguna manera. Según informó la BBC el 30 de marzo de 2005:

“El ejército de Estados Unidos va a producir un tebeo sobre Oriente Medio. Está planeando ganar los corazones de la gente joven en la zona mediante la publicación de un nuevo tebeo”.

“Lo está produciendo el Comando de Operaciones Especiales en Fort Bragg, en Carolina del Norte. Fort Bragg es la base del IV Grupo de Operaciones Psicológicas del Ejército, conocido como ‘los guerreros psicológicos’, cuyo arsenal incluye transmisores radiofónicos, altavoces y planfetos”.

Después de haber matado a miles y miles de padres de niños árabes, el ejército de Estados Unidos, de acuerdo con su manual y su perversidad psicopática, se propone intoxicar a los huérfanos mientras intenta protegerse de ellos.

¿Qué puede ser menos arriesgado para un atacante y a la vez mejor camuflado, útil, versátil, económico y por lo que se ve mucho más eficaz que otras armas para llevar a cabo una ‘operación psicológica’ que servirse oportunamente de unas cuantas ONG bien dispuestas?

Bolivia: un país invadido por las ONG

En 1930 había en Bolivia unas diez ONG; en 1980 unas 200, de las que más de tres cuartas partes eran nacionales; en 2000 algo más de 600, la inmensa mayoría nacionales.

Esta misma fuente afirma que a partir de 2007 esa cifra se triplica y resulta complicado discernir las nacionales de las extranjeras porque no todas se inscriben en los registros oficiales (667 registradas solamente) su variedad crece y reciben financiación (pública y privada) de fuentes locales, gubernamentales y del exterior.

Añade que Kevin Healy estima en 2001 que las ONG cuentan con un tercio de la ayuda que recibe Bolivia, unos mil de los tres mil millones, que solamente se refiere a la ayuda oficial al desarrollo. Otros autores duplican esa cifra y la estiman en dos mil.

“Desde 2002, según documentación desclasificada obtenida por Jeremy Bigwood y Eva Golinger, la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID por sus siglas en inglés) ha invertido más de 97 millones de dólares en proyectos de ‘descentralización’ y ‘autonomía regional’, lo que muestra que la USAID ha financiado y fomentado proyectos separatistas promovidos por los gobiernos regionales en el este de Bolivia.

“De acuerdo al contenido de los documentos se observa que el fin es político en lugar de ayuda al desarrollo y consiste en fomentar la división entre regiones y el separatismo. Lógicamente no se separa el territorio al azar, ya que “no es una coincidencia que todas las iniciativas separatistas están concentradas en las áreas ricas en gas, agua y poder económico”.

“Divide et impera” debería ser el eslogan del Departamento de Estado, que ha utilizado sus cuantiosos recursos durante su historia en todo el globo y actualmente a toda máquina.

El segundo objetivo principal de la USAID es, según la misma fuente, “una generosa financiación y formación de los partidos políticos de la oposición […] y a más de cien ONG políticas en Bolivia”.

Diez años después del estudio de Bigwood y Golinger, Misión Verdad publica el 12 de noviembre de 2019: “El golpe que vino desde fuera: geopolítica e intervención en Bolivia”, en el que se expone que Estados Unidos nunca dejó de financiar los dos objetivos de la USAID citados.

Siendo Luis Almagro y la Organización de los Estados Americanos fueron “un brazo ejecutor de la política exterior de Estados Unidos en América Latina, su participación es prueba suficiente de que Washington fue un actor estratégico del golpe”. Aunque la USAID “dejó de operar en Bolivia en el año 2013, sus líneas de financiamiento a sectores opositores, desde el año 2002, estuvieron dirigidas a fortalecer el secesionismo y la ‘autonomía regional’“, el marco histórico y discursivo que nuclea a la vertiente más facha de la clase dominante boliviana. La misma que ha cristalizado el golpe.

Ese financiamiento, aunque cortado por vías regulares en 2013 (la embajada pudo haber continuado el trabajo clandestinamente) con la expulsión de la USAID por parte del presidente Evo Morales, sirvió para asesorar, entrenar y fortalecer logísticamente a los golpistas que, siendo derrotados en 2008, buscarían una década después una revancha asesina.

Lo que más interesa a nuestro argumento sobre las ONG es que “la USAID reconoce en sus informes públicos que hasta el año 2013 su abordaje contenía otras vías mucho más blandas. El Programa de Desarrollo Sostenible y Medioambiente y otros destinados a “fortalecer la democracia”, tuvieron el objetivo de construir una masa crítica que, en el momento preciso, pudiera ser aprovechada para criminalizar al gobierno de Evo por la nacionalización de recursos naturales y tierras privatizadas.

Los ecologistas contra Evo Morales

El incendio de La Chiquitania en los meses de septiembre-octubre fue el disparo de salida para que ONG ambientalistas entrenadas por la USAID fabricaran el primer “levantamiento” (avalado en una lógica ambientalista) contra Evo Morales.

El International Research & Exchanges Board (Comité para la Investigación y los Intercambios Internacionales, más conocido como IREX) fue establecido en 1968 por universidades de Estados Unidos, con financiación de la Fundación Ford, el American Council of Learned Societies (ACLS) el Social Science Research Council (SSRC) y el Departamento de Estado.

En su página web anuncia hoy que “para el curso 2020-2021 serán seleccionadas 80 comunidades para participar en el programa”, esto es, su ‘Programa de Soluciones para las Comunidades’, lo que incluye “una experiencia de formación en prácticas de cuatro meses” y “un programa individualizado de formación de líderes en el Instituto de Liderazgo Comunitario con cursos online, asesoría profesional y red de contactos”.

Durante su estancia “los participantes diseñarán y planificarán un proyecto o iniciativa de desarrollo comunitario que se llevará a cabo de vuelta a su país. Una vez que los participantes salgan de Estados Unidos, pondrán sus proyectos en acción en sus comunidades de residencia”.

Todos los gastos de viaje, manutención, alojamiento, más la visa y un seguro médico son gratuitos para el participante. Para sufragarlos el IREX cuenta con un “presupuesto anual de 90 millones de dólares para repartir en más de cien países y tiene un equipo de 400 personas distribuidas por el mundo”.

Como sucede en la industria de la pornografía, en la de las ONG tampoco se deja nada a la imaginación.

En el caso que nos ocupa el Irex “se esfuerza en pro de un mundo más justo, inclusivo y próspero en el que las personas desarrollan todo su potencial, los gobiernos sirven a su gente y las comunidades prosperan”.

“Apoyamos a personas e instituciones para que operen el cambio en sus propias comunidades y desarrollen puentes personales entre naciones”.

“Somos emprendedores. Nuestra experiencia de décadas sobre el terreno nos ayudan a generar mayor impacto, propuestas prácticas y relaciones duraderas”.

Ecologistas para la desestabilización

Alex Villca Limaco –junto con su familia- es uno de los bendecidos por la generosidad emprendedora extranjera en Bolivia. La familia Villca Limaco se presenta en su página web como “propietarios de Madidi Jungle Ecolodge, un emprendimiento de ecoturismo local de bajo impacto Medio Ambiental, gestionado y operado por cuatro familias indígenas Uchupiamonas. La totalidad de las personas que trabajamos en el emprendimiento somos gente indígena (Uchupiamonas y Tacanas).

Nuestra Responsabilidad Social Ambiental tiene que ver con un trato y pago justo con cada una de las personas que prestan sus servicios y son nuestros proveedores. Nos caracterizamos como gente indígena por nuestro profundo compromiso de respeto a la vida y el cuidado a la Madre Tierra”.

Esto hay que creérselo pues no hay nada que lo corrobore. No se aclara si los que prestan el servicio y los proveedores son indígenas, cómo es el trato y el pago y hasta dónde llega su compromiso, pero en todo caso muestran bastante gancho publicitario.

A su ‘misión’ tampoco le falta detalle:

“Facilitar y ofrecer servicios ecoturísticos personalizados de calidad a cada uno de nuestros visitantes, permitiéndoles vivir una experiencia inolvidable en la selva del Parque Nacional Madidi, amazonia boliviana.

El Ecoturismo de Base Comunitario se ha convertido para nuestras familias indígenas uchupiamonas en una herramienta poderosa de lucha contra la extrema pobreza y el cuidado de la diversidad biológica que alberga el Parque Nacional Madidi – Bolivia”.

Su ‘visión’ da una idea de su ambición: “Para el Año 2020 ser el emprendimiento de Ecoturismo de Base Comunitario más exitoso en la amazonia boliviana, reconocidos por nuestro trato personalizado y de calidad y la adopción de buenas prácticas con el Medio Ambiente, ejemplo de lucha contra la pobreza para pueblos indígenas”.

En cuanto al personal hay que decir que está a la altura y ofrece un ideal de familia más que unida en sus gustos, formación, valores… todo lo que se pueda decir es poco: “El personal lleva en promedio más de 10 años de experiencia trabajando en el ecoturismo: administradores, guías, transportistas (botes), cocineros y personal eventual somos gente indígena profesionales y empíricos capacitados para brindar un trato personalizado y de calidad en un entorno amigable y respetuoso con la naturaleza”.

En realidad hay cuatro propietarios que son la familia y el resto son empleados y suministradores, quienes si bien podrían estar en la extrema pobreza cuando empezó el negocio (emprendimiento, dicen) es razonable pensar que tras casi diez años de operaciones, deberían estar, de acuerdo con esa visión, algo mejor.

Alex, según la información que ofrece en su página electrónica, “es además un activista ambiental y experto en ecoturismo comunitario, profesional en turismo”. También se presenta así: “Alex Villca Limaco (@alexvillca), experto indígena en ecoturismo comunitario y activista ambiental. La Paz, Bolivia”. A su faceta reconocida como activista ambiental añade otra no declarada como activista político que desarrolla en varias organizaciones y plataformas, aunque se puede decir que combina todo lo anterior en su actuación:

Alex Villca Limaco, 16 de marzo de 2018: “La gran riqueza cultural y natural (flora, fauna, ríos, lagos, montañas, etc) de #Bolivia, esta en grave peligro debido a los mega proyectos #Chepete #ElBala #Rositas #CarreteraTipnis #Tariquia impulsados por el gobierno ‘indígena’ de Evo Morales”.

Otro ejemplo es la Coordinadora Para La Defensa De La Amazonia CODA Rurre, 21 de noviembre de 2018: “Resistencia indígena contra las mega represas Chepete – El Bala”

“Guardianes del Río» es un documental producido por Theresa Edwards que resume la lucha y resistencia a la construcción de las mega represas Chepete – ElBala, llevada a cabo por la Mancomunidad de Comunidades Indígenas de los Ríos Beni, Tuichi y Quiquibey y la Coordinadora Para La Defensa De La Amazonia CODA Rurre.

Tras dos años de aquel hecho, los pueblos indígenas de la Amazonia de #Bolivia, nos ratificamos en la lucha y defensa permanente de nuestras tierras y territorios: “Casa Grande” (Madidi & Pilónn Lajas). Exigimos al gobierno de Evo Morales el estricto cumplimiento de la CPE y los Convenios Internacionales #BoliviaSinMegarepresas”

Parece que la coordinadora Rurre no es partidaria de dar mucha información al público sobre sí misma (noviembre de 2019), mientras Alex tiene bastante actividad política en medios nacionales e internacionales en contra del gobierno de Evo Morales:

9 de noviembre: “Conferencia de prensa de Eevo es distractivo y una falta total de respeto al pueblo boliviano” y en un vídeo de la Coordinadora Para La Defensa De La Amazonia CODA Rurre: “Defensores indígenas denuncian violación de derechos ante las Naciones Unidas en Ginebra”.

“Una delegación de defensores indígenas de la CONTIOCAP en coalición con otros 49 organismos de la Sociedad Civil, se encuentran en la Sede de las Naciones Unidas en Ginebra, denunciando ante los organismos internacionales y la sociedad civil, las múltiples violaciones a los derechos de los pueblos indígenas originarios campesinos y también los de la Madre Naturaleza en Bolivia”.

Hay que destacar que en el vídeo solamente aparece Alex hablando durante 150 segundos: “Muy buenos días, mi nombre es Alex Villca Limaco, soy el portavoz de la Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas, CONTIOCAP, me encuentro en la sede de las Naciones Unidas, en Ginebra, participando en una serie de reuniones con la sociedad civil, pero también con los 27 representantes de la Unión Europa, a quienes hemos presentado estos hechos de violación que están ocurriendo en nuestro país, es muy importante que la comunidad internacional sepa lo que está pasando en nuestro país […] el caso que está ocurriendo en estos días de la Chiquitanía (y) el riesgo de etnocidio al cual están expuestos nuestros hermanos que viven en aislamiento voluntario […] queremos denunciar el sistemático acoso, amedrentación (sic), hostigamiento que vivimos los defensores de los derechos humanos y derechos de la naturaleza”.

A fecha de 15 de noviembre de 2019 tiene 19 comentarios, 217 veces compartida, 4535 reproducciones. En realidad sólo aparecen 15 (merced al socorrido “Se ha seleccionado ‘Más relevantes’, por lo que es posible que algunos comentarios se hayan omitido”. En realidad esa relevancia se traduce en que todos los comentarios menos uno dicen “adelante, felicidades y muy bien”. El solitario dice: “Prepárese que según va Arce (ministro de justicia) no creo que ayude nada dura que todo está bien”.

Resulta extraño que el video de CONTIOCAP de Alex tenga 4.535 visitas y que le pase lo que a Rurre, es decir, que no ofrece ninguna información sobre sí misma: CONTIOCAP. Y en su apartado de ‘opiniones’ hay seis, cinco de nuevas felicitaciones y una solitaria que textualmente dice: “Alberto Aostri no recomienda CONTIOCAP. 18 horas que no quiero estar en este grupo, no se como salir, afecta mi salud”.

En otra ocasión, Alex presenta un vídeo de 2017 titulado “Pueblos indígeneral de Bolivia en alto riesgo de exterminio”, con esta entrada: Plan sistemático de despojo y exterminio a los Pueblos Indígenas de #Bolivia promovido por el gobierno pro-capitalista y anti-indígena de Evo Morales.

Se trata de una arenga a una comunidad indígena: “Ahora, hermanos, la lucha es de inteligencia, de creatividad, tenemos que ser muy hábiles y ya tenemos profesionales, tenemos que luchar por todos nosotros, ya no podemos seguir aguantando este avasallamiento, este engaño del gobierno, ¿quiénes somos los absolutos dueños de estas tierras? Nosotros, queridos hermanos. Tenemos que luchar, tenemos que defendernos y ahora con inteligencia, no vamos a aceptar este ataque cobarde, brutal, que está ejerciendo el gobierno. Esta lucha ya no es del TIPNI, es del pueblo boliviano”.

Más adelante Alex Villca Limaco‎ en CONTIOCAP 28 de octubre a las 13:38 escribe sobre las intenciones de Evo Morales: #BOLIVIA: INDÍGENAS DICEN QUE EVO BUSCA “ESCLAVIZAR ”A LA CIUDADANÍA

“Desde la Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (@CONTIOCAP), rechazamos que Evo Morales Ayma utilice el nombre de los indígenas para aparentar un supuesto apoyo masivo de este sector y justificar así su “triunfo fraudulento” aduciendo además racismo y discriminación a los indígenas por parte de la población movilizada”.

Jhanisse Vaca Daza: ecologista y profesional de la desestabilización política
Entre los contactos de Alex está Alba Romina Quispe Sosa y hay más contactos, más youtubers, más becarios, más defensores de los derechos humanos, etc., etc. Hay una persona que destaca sobre la mayoría: Jhanisse V. Daza

Entre sus tweets, respuestas y fotos destacan los de Luis Fernando Camacho; Violeta Ayala, directora de cine boliviana: “El pueblo de Bolivia luchó contra la dictadura de Evo Morales”; Jeff Glekin, embajador del Reino Unido en Bolivia: “El Reino Unido felicita a @JeanineAnez por asumir sus nuevas responsabilidades como Presidenta interina de #Bolivia. Acogemos con beneplácito el nombramiento de la Sra. Añez y su intención declarada de celebrar nuevas elecciones pronto”; Action for Bolivia, la típica “plataforma internacional de la sociedad civil”, Human Rights Foundation (HRF), ídem…

Y por supuesto el de Juan Guaidó (@jguaido): “Desde el Gobierno legítimo de Venezuela reconocemos a @JeanineAnez como Presidenta interina de Bolivia, en su misión de guiar una transición constitucional hacia una elección presidencial. Son una inspiración para nuestro país, tenemos la convicción que lograremos la libertad”.

Vaca Daza fue desenmascarada por Wyatt Reed en The Gray Zone el 4 de septiembre de 2019:

“Agentes profesionales de cambio de régimen como Jhanisse Vaca Daza buscan redirigir la culpa de los incendios al gobierno izquierdista de Bolivia.

“La campaña ha sido orquestada por Jhanisse Vaca Daza, una operaria anti-Morales identificada simplemente como una ‘activista ambiental’ en un reciente informe de la BBC que señala con el dedo al presidente boliviano por los incendios.

“Sin embargo, una mirada más minuciosa al trabajo de Daza nos muestra que ella es la punta de lanza de una red de organizaciones occidentales que entrenaron y aconsejaron a los líderes de las operaciones de cambio de régimen desde Venezuela hasta Europa del este incluyendo las continuas protestas contra China en Hong Kong.

“En sus cuentas de las plataformas de redes sociales, ha compartido memes que retratan al presidente elegido democráticamente como un ‘dictador’ vestido con una gorra de marinero y con un bigote al estilo de Hitler que dice ‘no’.

“Asistió a la Universidad de Kent State de Ohio, donde su tesis se enfocó en ‘regímenes autoritarios en Sudamérica’, y posteriormente completó programas académicos en el Reino Unido y Chile.

“Vaca Daza luego estudió en la Universidad de Harvard, Escuela Kennedy, de la élite, participando en su programa ‘Liderando movimientos no violentos para el progreso social’.

“En mayo, la Human Rights Foundation comenzó a ortorgar ‘becas de libertad’ a 10 activistas ‘antiautoritarios’ en lugares que los gobiernos de la OTAN buscan desestabilizar, entre ellos Venezuela, Nicaragua, Rusia y Hong Kong.

Jhanisse V. Daza fue nombrada por Human Rights Foundation como gerente de ‘becas libertarias’”.

Salta a la vista que a pesar de sus tareas como propietario de Madidi Jungle Ecolodge, Alex tiene tiempo y dinero sobrados para inspirarse en Vaca Daza y participar en su tuiter, para organizar y atender reuniones políticas, viajar fuera del continente americano, escribir, etc.

En ninguna de sus páginas en Internet se dice que disponga de colaboración local, aunque basa su discurso en la comunidad indígena. Si acaso la tiene es claro que no desea que se conozca o que no la tiene en cuenta, ya que tampoco informa del papel que tienen sus miembros en sus actuaciones como activista, referente de sus organizaciones y portavoz. Esto hay que sumarlo a lo dicho anteriormente: las páginas web de sus grupos no dan información sobre ellos mismos.

La red intervencionista de ONG

La conclusión es que Alex es un meritorio hombre orquesta, pero es lo contrario, es el concertino. Dispone de mucha ayuda –no declarada- que no es indígena sino que procede de naciones y empresas extranjeras muy poderosas, que además tienen un historial destructor no sólo de la naturaleza, sino que también de seres humanos.

Alex tiene a Madeline Bornstein, empleada de Idealist, como su ‘Creadora de Comunidad Online’. ¿Qué es una creadora de comunidad online? Hay diversidad de definiciones pues se trata de una ‘profesión emergente’. La de Wikipedia dice: “Nace de la necesidad de las empresas a desarrollar su imagen en el ámbito digital debido al creciente auge de las plataformas como redes sociales y la consolidación de Internet como medio de difusión informativa”.

“Las funciones de un responsable de comunidad son, entre otras, crear, analizar, entender y direccionar la información producida para las redes sociales, monitorizar las acciones que se ejecutan y crear estrategias de comunicación digital”.

Es decir, todo y nada. Puede ser lo que dice esta página de Internet y lo contrario, porque bajo esa corteza la miga está en las funciones. Esa creadora es una persona que maneja información que le proporciona de diversas formas un número X de personas y que en alguna medida interesa a otro grupo de personas, quienes la usan en su propio beneficio como mejor le conviene sin que exista necesariamente relación alguna entre éste y el de aquellas.

¿Qué saca con ello la empresa para la que trabaja Bornstein? Según se presenta en Internet:

“Idealist es una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York. Juntos, con generosidad y respeto mutuo, queremos construir un mundo donde todos podamos vivir libre y dignamente. Comenzamos con esta misión en 1995, nos encanta lo que hacemos y estamos aquí para lo que necesites”.

¿Quién es el encantado dirigente de esta maravillosa agencia para lo que necesites?

Ami Dar es su fundador y director ejecutivo, nació en Jerusalén y vive en Nueva York. Idealist sirve (es un decir) a 120.000 organizaciones por todo el mundo y tiene más de 1,4 millones de visitas al mes entre idealist.org e idealistas.org”.

En Wikipedia se lee que “en 1976 Dar y su familia retornó (¡) a Israel y desde 1979 a 1982 sirvió en una brigada de paracaidistas del Ejército de Israel”, que desde 1950 “se ha especializado en ejecutar misiones típicas de las fuerzas especiales”.

Con esa chulería, mejor dicho, iniquidad, se deja caer que pasar cuatro años como selecto miembro de un cuerpo de operaciones especiales de un ejército reconocido mundialmente por atacar, expulsar, encarcelar y asesinar miles y miles de personas, niños entre éstas, da una formación y actividad adecuada para “construir un mundo donde todos podamos vivir libre y dignamente”.

¿De verdad hay 120.000 ONG con sus miles, quizás millones de desinformados ‘haciendo el bien’ por el planeta de la mano de un militar israelí que realizaba ataques de represalia, es decir, ejecuciones, contra árabes -libaneses y palestinos en particular- en esos mismos años?

¡Qué duda cabe de que también sirve de ayuda para el puesto de director ejecutivo ser un experto en informática!, así que en 1988 Dar se unió a una compañía de software con base en Tel Aviv con el apropiado nombre de Aladdin Knowledge Systems. Allí debió de aprender mucho sobre pirateo informático y otras materias muy necesarias para las personas que dedican su vida a los demás.

Dar no puede parar de hacer el bien y por eso se hizo además Miembro Emérito del Consejo de “la comunidad más grande de profesionales sin ánimo de lucro dedicada a transformar la tecnología en cambio social”: la Nonprofit Technology Network (NTEN).

Quizás por semejante currículum benefactor la revista Time le nombró en 2005 Innovador de la Filantropía.

Como a la buena gente hay que premiarla, la Fundación de la Familia Stern concedió a Dar 100.000 dólares de la Subvención del Pioneros del Interés Público del año 2000. Su fundador y activista político, David Stern, se dedica a apoyar “proyectos de gobernanza y responsabilidad corporativa políticamente orientados”.

Los Stern son una familia de banqueros judíos, propietarios de la firma de relojes de lujo Patek Philippe, que se venden a 5 millones de dólares la pieza. No les falta ojo para los negocios, el propio David dijo que “tienes que ser global. Nuestros primeros clientes fueron árabes de Oriente Medio, luego japoneses, Rusos y ahora Chinos”. Dicho de otra manera: vende bien y no mires a quién.

Desde 2004 Dar es miembro de Ashoka cuya visión es “la construcción de un mundo donde ‘todos somos agentes de cambio’”. Como es evidente que esta visión tan vacua no puede atraer sino a los definitivamente desorientados, añaden otro anzuelo para pescar en aguas más concurridas:

“La gente joven ha de tener la capacidad de cambiar su realidad.

“Queremos vivir en un mundo donde todos los jóvenes crezcan como agentes de cambio, y se conviertan en adultos con la misma pasión por transformar la realidad, capaces de usar su creatividad para resolver problemas sociales; un mundo donde la existencia de entornos donde los jóvenes practiquen sus habilidades de líderes de cambio sea la norma.

“Nuestra visión y comprensión del mundo proviene de la trayectoria de Ashoka como pionero en el campo del emprendimiento y la innovación social de los últimos 35 años, en los que ha buscado, seleccionado y apoyado a los emprendedores con mayor impacto en el mundo (emprendedores o fellows Ashoka). Nuestra red global, de más de 3.300 emprendedores sociales, implementa soluciones de cambio sistémicos a problemas humanos y ambientales en 93 países.

A continuación exponen qué hacen:

“Las ideas de los Emprendedores de Ashoka de hoy señalan las áreas de mayor impacto colectivo del mañana. Invertimos en los individuos y en los patrones del emprendimiento colaborativo fundamentales para vivir en un mundo donde todos somos agentes de cambio”.

Ashoka la fundó en 1981 William Drayton, quien estudió en las universidades de Harvard, Yale y Oxford. Fue galardonado en 2011 con el “Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional” y considerado por US News & World Report como uno de los 25 líderes más importantes de Estados Unidos en 2005.

“Su filosofía sobre los emprendedores sociales es que son individuos con soluciones innovadoras para los problemas sociales más apremiantes. Los emprendedores sociales no se contentan con dar un pescado o con enseñar a pescar. No descansarán hasta haber revolucionado la industria pesquera”.

Probablemente por lanzar esta maldita profecía contra el mundo es por lo que fue elegido miembro de la American Philosophical Society en 2019.

Arnaud Gabriel Mourot es hoy director general de Ashoka Europe. El 3 de mayo de 2018 concedió una entrevista al medio francés Carenews, que “es el medio de los actores del compromiso. Presenta diariamente la actualidad del mecenazgo, del compromiso social (RSE, ISR, DD…) y de la Economía Social y Solidaria (ESS). Su misión es acelerar el desarrollo del compromiso social informando, uniendo y animando el sector”.

Pregunta de Carenews: “Tú has dicho recientemente que ‘la próxima revolución será social’, según tú ¿Les Petites Pierres (una plataforma que recibe donaciones solidarias) es una parte fascinante de esta revolución?”

Respuesta de Mourot: “Completamente, pues los próximos retos que nos afectarán a todos nosotros son sociales: el clima, el hambre, la salud, la emigración, lo que concierne a miles de millones de personas y que no pueden resolver ni un país por su cuenta ni las Naciones Unidas por su parte. Hace falta sin duda incluir en su solución a la señora ciudadana y al señor ciudadano”.

Conclusiones:

1. La forma que emplea el imperialismo para dominar poblaciones y países y en última instancia hacer la guerra, sigue evolucionando. Hace casi 20 años publiqué el artículo titulado “Los pobres siempre estarán con nosotros, las ONG también” (en Cooperación Internacional, 4:6, 2001, 31-46). Con nula visión de futuro pensaba entonces que era necesaria una reflexión sobre las cada vez más numerosas y potentes acciones de las ONG a la vista de que, contrariamente a lo que se proponen, no consiguen alterar el injusto orden internacional imperante, e incluso contribuyen a que se mantenga con sus actuaciones “benevolentes”.

Hoy pienso que el imperialismo las ha convertido en un arma más de su arsenal. Si los directores y miembros de las ONG no se enteran para qué y quién trabajan o incluso comparten los fines de los patrocinadores, es irrelevante.

2. Hizo bien el gobierno de Evo Morales, como otros gobiernos del mundo, en controlar y llegado el caso expulsar a esas ONG. Su actuación pudre la democracia, destroza las relaciones sociales y manipula a los jóvenes en particular.

3. Queda para la Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, etc., comprobar si alguna ONG española ha participado de alguna forma, con su personal y recursos, especialmente los que son públicos, si han estado implicadas con sus contrapartes en Bolivia y otros países en actividades como las descritas aquí y también por la actuación de ONG extranjeras en España.

4. Ha quedado patente que estas ONG –incluso tras ser expulsadas de Bolivia- consiguen quedarse en el país mutando y camuflando su aspecto para seguir con sus fines: aviso para navegantes.

5. También sus patrocinadores, las fundaciones, institutos, agencias de ayuda al desarrollo, etc.

Con el concurso de sus propios medios de comunicación y otros simpatizantes, dependientes, etc., distribuyen publicidad, dinero y otros recursos mediante una telaraña global en la que no es fácil seguir los hilos que conducen de la dirección ejecutiva de una poderosa fundación en Manhattan hasta un humilde emprendedor en un pueblo de la selva.

6. También ha quedado patente en el lenguaje de esas ONG y sobre todo en el de sus patrocinadores que se extienden mediante la opacidad, el engaño, la distracción, en particular entre los jóvenes. Usan una palabrería de estilo publicitario sin consistencia alguna que vale para cualquier producto y adoptan expresiones de un pensamiento humanitario, incluso izquierdista, para aumentar la confusión.

7. Lo mismo ocurre con la captación de jóvenes estudiantes a los que se beca -so capa de formarse y “vivir una experiencia única” en el extranjero- para especializarlos en técnicas psicológicas de liderazgo y en habilidades informáticas destinadas a la manipulación de un ejército de tropa al servicio de sus amos en los países citados.

8. La fuerza de las ONG, mejor dicho del imperialismo que las controla, es indiscutible, no sólo en el caso de Bolivia, en todo el mundo. La finalidad es siempre el dominio de otros países, lo que incluye, en una escalada criminal, influir en la opinión de la “sociedad civil”, promover la disensión interna, inducir al terror en diversos grados, cambiar el gobierno y dividir naciones.

9. No existe ninguna teoría de la conspiración. Basta con un ordenador cuántico para calcular la probabilidad de que Ami, Madeline, David y familia, Bill y Gabriel coincidan por azar para “ayudar” a Alex y que éste, precisamente en los últimos años y con más fuerza en estos días, publique tuits como los vistos y realice las actividades expuestas.

Quizás no se necesita un ordenador cuántico para calcular la probabilidad de que Ami, Madeline, David y familia, Bill y Gabriel coincidan por azar para “ayudar” a Alex y que éste, precisamente en los últimos años y con más fuerza en estos días, publique tuits como los vistos y realice las actividades expuestas sin darles las gracias siquiera.

Queda perfectamente claro el papel de las ONG en el servicio del imperialismo. Por un lado el imperialismo subcontrata a las ONG para que desde dentro de la población hagan parte de las operaciones psicológicas, con las ventajas que esto supone desde el punto de vista de la economía de medios y personal y también de la seguridad y éxito de las operaciones. Y por otro lado las ONG al servicio del imperialismo operan en el exterior como interlocutores falsos  para alimentar con mentiras, distorsiones e información sesgada tanto los medios de comunicación globales como las instituciones internacionales como las Naciones Unidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.