Bolivianos asisten a la procesión fúnebre de 8 partidarios de Morales asesinados en las protestas en La Paz, 21 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)

“Sí, Estados Unidos está involucrado en la crisis”, ha dicho el director del organismo ruso, Serguéi Narishkin, en declaraciones publicadas hoy sábado por la agencia de noticias local Sputnik.

Tras informar de la injerencia de Washington en el país andino para cambiar el rumbo político marcado por el presidente dimisionario Evo Morales, el funcionario ha hecho hincapié en que la Casa Blanca necesita una crisis en Bolivia para materializar sus objetivos en dicho país.

Ante tal coyuntura, Narishkin estima que la situación política que vive actualmente Bolivia no se solucionará en breve.

De hecho, algunos precandidatos demócratas a la Presidencia en EE.UU., entre ellos el senador Bernie Sanders y la congresista Tulsi Gabbard, insisten en que lo sucedido en Bolivia fue un “golpe de Estado”, aunque la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, rehusara calificarlo de “golpe”.

Morales, primer presidente indígena de Bolivia, renunció el pasado 10 de noviembre a su cargo para “preservar la paz en su país”, tras semanas de violentas protestas de la oposición. Esta, con el apoyo de las Fuerzas Armadas, dio un golpe de Estado en el país para reimponer una agenda neoliberal en el país andino, según varios líderes regionales.

El Gobierno estadounidense expresó su respaldo al Gobierno de facto de Bolivia, y reconoció de manera inmediata la autoproclamación como presidenta interina del país de la senadora Jeanine Áñez. Esta, al poco de ocupar el cargo presidencial, autorizó a las Fuerzas Armadas a masacrar con impunidad al pueblo que sale a las calles en rechazo al golpe contra Morales y a favor de su regreso al país desde México, donde se encuentra exiliado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.