BRATISLAVA, diciembre 5.— El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, criticó este jueves a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por considerar en la Declaración final de su reunión por el aniversario 70, efectuada en Londres, que Rusia y China son serias amenazas para la seguridad euroatlántica.

En su intervención ante la cumbre ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), con sede en la capital de Eslovaquia, Lavrov advirtió que «en lugar de con diálogo, nos topamos con una contención agresiva de nuestro país».

Ante los representantes de 57 países participantes en la reunión, el jefe diplomático subrayó que «la propuesta rusa para rebajar la tensión en la frontera con países de la OTAN aún no ha recibido respuesta», reportó PL.

Lavrov reiteró las críticas del Kremlin a la ampliación de la Alianza Atlántica a países del antiguo bloque socialista en las inmediaciones de las fronteras rusas, lo cual constituye motivo de preocupación en el este de Europa. En ese sentido, dijo, se ha llegado a un nivel de tensión como no se veía desde la Guerra Fría.

El canciller llamó a revertir esa tendencia y demandó una «agenda europea» de seguridad, con amplio espectro de temas. Además, reclamó a la OSCE establecer una arquitectura de seguridad común, sin líneas de división entre Este y Oeste. «La construcción de una comunidad de seguridad con sentido amplio —afirmó— debe ser nuestra absoluta prioridad».

Las relaciones de Moscú con Occidente y con su brazo armado, la OTAN, empeoraron a raíz del conflicto en Ucrania y la reincorporación de Crimea a Rusia tras el referendo celebrado allí en marzo de 2014, en el que más del 96 por ciento de los votantes avaló esa opción.

En tanto, también China respondió rápidamente a la postura del bloque militar occidental, que en la misma reunión londinense en que mencionó a Rusia clasificó a Beijing como «desafío». Un despacho de AFP refiere que la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, declaró que el unilateralismo estadounidense amenaza a los países de la OTAN, mientras China es una potencia pacífica.

«El crecimiento de la potencia china es el de una potencia pacífica», aclaró Hua, quien, sin nombrar a Estados Unidos, aseguró que la mayor amenaza actual para el mundo es el unilateralismo y la intimidación. «Incluso —acotó— los aliados de Estados Unidos han sido víctimas».

Desde el martes, el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, acusó a Beijing de lanzar ciberataques contra Europa y de recurrir al espionaje industrial, lo que a su juicio tiene «consecuencias para la seguridad de los países de la Alianza».

El jefe noratlántico dijo que «China tiene el segundo presupuesto de defensa del mundo y se ha dotado de gran cantidad de nuevas capacidades modernas, incluyendo misiles de largo alcance capaces de llegar a toda Europa y a Estados Unidos».

Además, Stoltenberg llamó a sus socios a «tener en cuenta que China se está acercando a nosotros en el Ártico, en África y en Europa, donde invierte masivamente en nuestras infraestructuras, y en el ciberespacio».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.