miércoles, enero 22, 2020

Sonda de la NASA envía sorprendentes datos al adentrarse en el Sol.

Noticias populares

«Guerra psicológica»: Teherán pide a Canadá que comparta las pruebas de que Irán derribó el avión ucraniano.

Irán ha rechazado las afirmaciones de que el Boeing 737 ucraniano que se estrelló cerca de Teherán fue derribado...

Por primera vez los bomberos de Nueva York reconocen que las Torres Gemelas fueron demolidas con explosivos.

Por primera vez un organismo público de Estados Unidos ha declarado como “incuestionable” que la destrucción de las tres...

Irán publica las primeras conclusiones sobre el accidente aéreo del Boeing ucraniano.

La Organización de Aviación Civil de Irán han publicado las primeras conclusiones de la investigación del accidente aéreo del...

La sonda solar Parker de la NASA consigue adentrarse en la abrasadora atmósfera del Sol dejando nuevos y fascinantes descubrimientos.

Tras su lanzamiento hace un año, la sonda solar Parker empieza a enviar los primeros datos después de volar más cerca del Sol que cualquier otra misión en la historia, y ahora los investigadores de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) describieron el miércoles los primeros reportes recibidos. El estudio fue publicado en la revista Nature.

Los primeros datos que envía Parker están relacionados con la misteriosa temperatura de la atmósfera del Sol, conocida como la corona, que es cientos de veces más caliente que su superficie, así como los orígenes precisos del viento solar, que es la corriente de partículas que son expulsadas hacia todo el Sistema Solar y más allá.

Parker se encuentra actualmente en una órbita elíptica que la acerca al Sol aproximadamente cada cinco meses.

Con su último encuentro cercano el pasado 1 de septiembre, la sonda ha completado tres de esos viajes. Hasta el momento, Parker ha volado a menos de 24 millones de kilómetros de la superficie del Sol, casi el doble de cerca de lo que se encuentra Mercurio.

Anteriormente, los científicos habían descubierto que el viento solar parece tener dos componentes principales: uno “rápido” que viaja alrededor de 700 km por segundo, y proviene de agujeros coronales gigantes en la región polar del sol, y un viento “lento”, que viaja por debajo de los 500 km por segundo, cuyo origen es desconocido.

La sonda Parker detectó que este viento “lento” emana de pequeños agujeros coronales que se ubican alrededor del ecuador del Sol, y que son estructuras solares que no se habían observadas previamente. Los primeros datos arrojan que estos agujeros coronales son regiones más frías y menos densas, a través de las cuales los campos magnéticos fluyen hacia el espacio, actuando como canales para que las partículas cargadas se muevan a todo lo largo.

Fuente: HispanTV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: