Berlín repudia amenazas de Trump: Alemania no es un estado de EEUU.

89
El presidente del Consejo de Administración del gasoducto Nord Stream 2, Gerhard Schröder.

Berlín censura amenazas y sanciones de Trump contra el Nord Stream 2, ironizando que Alemania no es un estado de EE.UU. que le pueda dictar decisiones.

EE.UU. quiere determinar con quién podemos y no podemos comerciar. No tenemos por qué aceptarlo. No somos el estado número 51 de EE.UU.”, señaló el martes el presidente del Consejo de Administración del gasoducto Nord Stream 2, Gerhard Schröder.

El excanciller alemán denunció en duros términos las sanciones “arrogantes” e “injerencistas” de Washington contra el megaproyecto Nord Stream 2, que conectará a Alemania y Rusia por el fondo del mar Báltico.

“¿No deberíamos, en el Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán), imponer sanciones contra EE.UU., por ejemplo, en virtud de la Ley de Protección de los Derechos Humanos en la frontera entre EE.UU. y México?”, señaló.

¿Qué es el Nord Stream 2?

El megaproyecto impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y Países Bajos, prevé el tendido de dos hilos por el fondo del mar Báltico para transportar un total de 55 000 millones de metros cúbicos de gas al año.

Tiene un coste de 11 000 millones de dólares y una longitud de más de 1200 kilómetros desde las costas rusas hasta Alemania.

Sería la segunda conexión de este tipo entre los dos países, ya que la primera (llamada simplemente Nord Stream) fue inaugurada en 2011.

EEUU teme perder el lucrativo mercado europeo para su gas natural licuado

En un intento de evitar el buen desarrollo del proyecto y ante temores por el aumento de la dependencia de Europa al gas ruso, el presidente estadounidense, Donald Trump, impuso a finales de diciembre pasado una serie de sanciones contra todas aquellas empresas que intervengan en la construcción del Nord Stream 2.

Schröder cuestionó el intento de la Casa Blanca de contribuir a la seguridad energética de Europa mediante la disminución de su dependencia del gas ruso, al indicar que Washington también quiere vender su propio gas natural licuado en Europa.

Actualmente Rusia suministra alrededor del 40 % de los suministros de este hidrocarburo a la Unión Europea (UE), por delante de Noruega. La nueva tubería, se estima, será capaz de incrementar la cantidad de gas que pasa por el Báltico de manera significativa.

Rusia ha asegurado que este megaproyecto estará funcionando antes de que acabe el 2020, a pesar de las sanciones estadounidenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.