martes, mayo 26, 2020
Enlace externo

Una multitud le grita «asesina» a Jeanine Áñez a la salida de un evento en Bolivia y la Policía les reprime con gas lacrimógeno.

Medios locales reportaron que la represión policial contra opositores al Gobierno de facto continuaba hasta la noche del jueves.

Noticias populares

La Organización Mundial de la Salud dice ahora que nunca ha aconsejado el confinamiento para frenar la pandemia

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha manifestado al periódico australiano Sydney Morning Herald, que la organización internacional...

Una ciudad de Brasil reabre sus comercios y los casos de coronavirus se disparan 185 %

La ciudad brasileña de Blumenau, en el estado de Santa Catarina, ha experimentado un aumento de más del doble...

Por primera vez los bomberos de Nueva York reconocen que las Torres Gemelas fueron demolidas con explosivos.

Por primera vez un organismo público de Estados Unidos ha declarado como “incuestionable” que la destrucción de las tres...

La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, fue increpada este jueves por una multitud a su salida de la Sesión de Honor del Concejo Municipal en la ciudad de El Alto.

Cuando Áñez salió de la Alcaldía de El Alto, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, cientos de personas, seguidores del mandatario derrocado Evo Morales, abuchearon a la presidenta de facto y le gritaron «asesina» en varias ocasiones.

Después de que la multitud increpó a Áñez, la Policía Boliviana comenzó a lanzar gases a los manifestantes. En ese momento, muchas personas huyeron del lugar para evitar ser lesionados.

Medios locales reportaron que la represión policial contra opositores al Gobierno de facto continuaba hasta la noche del jueves. Cerca de las 20:00 horas, se escuchaban algunas bombas lacrimógenas que eran detonadas por las autoridades contra manifestantes que caminaban en las calles de El Alto.

En medio de la crisis social tras el golpe de Estado contra Evo Morales y la juramentación de Áñez, El Alto vivió varios episodios de represión policial por oponerse al Gobierno de facto.

El 19 de noviembre pasado, un operativo militar y policial realizado en la planta de hidrocarburos de Senkata, ubicada en El Alto, contra opositores de Jeanine Áñez, dejó diez personas muertas y una treintena de heridos.

Pese a que el Gobierno de facto había negado que las balas que asesinaron a los manifestantes fueron disparadas por las fuerzas de seguridad, Áñez firmó un decreto para indemnizar con condiciones a los familiares de las víctimas.

La crisis social tras el golpe de Estado en Bolivia dejó 34 muertos, decenas de heridos y múltiples violaciones a los derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad.

1 COMENTARIO

  1. POR MàS QUE LA «BIRLOCHA»SE TIñA EL PELO DE RUBIO,SE DEPILE LOS BIGOTES Y LAS CEJAS,
    SIEMPRE ES UNA BIRLOCHA,TRAIDORA DE SU PUEBLO ORIGINARIO Y AL SERVICIO DEL ATRASO SOCIAL Y ECONòMICO DE
    bOLIVIA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: