viernes, junio 5, 2020

Los ataúdes llenan las calles de Guayaquil porque los familiares no pueden pagar los elevados gastos funerarios.

Noticias populares

El Ministerio del Interior alemán define al coronavirus como «falsa alarma global» en un informe filtrado a la prensa

El gobierno alemán y los principales medios de comunicación han quedado en estado de shock después de que desde...

El ejército británico elabora la campaña de intoxicación mediática sobre el coronavirus

El miércoles pasado, durante la sesión informativa diaria del gobierno británico sobre el coronavirus, el jefe del ejército, el...

La Organización Mundial de la Salud dice ahora que nunca ha aconsejado el confinamiento para frenar la pandemia

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha manifestado al periódico australiano Sydney Morning Herald, que la organización internacional...

Las imágenes de los féretros en las calles de Guayaquil, en Ecuador, en medio de la pandemia mundial, han impactado al mundo entero que, por asociación de ideas, supone que habrán muerto de lo único que se mueren hoy las personas: por culpa del coronavirus.

Los medios van de un engaño a otro. Hace ya un año que los vecinos decidieron abandonar los ataúdes de sus difuntos en las calles porque no pueden pagar los exorbitantes gastos funerarios.

La población no tiene dinero ni siquiera para morirse. Desapareció aquello del “Descanse en paz”. Sólo descansas si puedes pagar el precio, que oscila entre 600 y 3.000 dólares, según los deudos quieran un agujero con vistas al mar o a la montaña. En Ecuador casi nadie puede pagar esos precios, por lo que desapareció el RIP (“Requiescant In Pace”) de los cristianos sin que el Vaticano haya alzado la voz.

De Guayaquil no se sale nunca; no se puede ir ni al cielo ni al infierno.

Naturalmente, hace un año ningún medio publicó la noticia, que ahora los medios han rescatado convenientemente en un contexto diferente, para seguir con el cuento de la pandemia.

La subida de los precios del mercado mortuorio en Guayaquil desplazó las tumbas a Lomas de Sargentillo, donde son más asequibles.

El diario “El Universal” contaba (1) la historia de un anciano fallecido que pasó cuatro días en el velatorio porque sus vástagos no podían costear un entierro. Cuando el hedor del cadáver se hizo insoportable, los vecinos no lo pudieron soportar más, reunieron el dinero necesario, alquilaron una furgoneta entre todos para trasladar el cadáver a la morgue, donde permaneció casi tres meses.

Finalmente, los restos fueron enterrados en el cementerio de Lomas de Sargentillo.

Algo parecido ocurrió un mes atrás en la ciudadela Kennedy Vieja, en el norte. Un ataúd en cuyo interior estaba el cuerpo sin vida de una mujer fue abandonado por su hijo en la puerta de una vivienda. El hijo pretendía que fuera su hermana quien pagara los 500 dólares del funeral, como ocurrió finalmente.

¡Cómo se ríen de nosotros, especialmente todos esos cazadores de “noticias falsas”! Vean los titulares de estos periodistas canallas y juzguen Ustedes mismos:

La Vanguardia: “Los cadáveres se amontonan en Guayaquil por el coronavirus” (2).

Público: “El coronavirus golpea la ciudad de Guayaquil. En la provincia ecuatoriana del Guayas el colapso a causa de la covid-19 ha empeorado por la imposibilidad de enterrar a muchas personas que han fallecido en sus hogares, donde han permanecido durante días” (3).

El Mundo: “La pandemia ha transformado a Guayaquil en una gran morgue al aire libre, sitiada por el pánico al contagio del coronavirus” (4).

¿Necesitan más ejemplos de la intoxicación?, ¿hay algún medio que se salve del fraude?

(1) https://www.eluniverso.com/guayaquil/2019/04/08/nota/7274486/gastos-mortuorios-oscilan-600-3000-urbe
(2) https://www.lavanguardia.com/internacional/20200402/48275164261/cadaveres-amontonan-guayaquil-ecuador-coronavirus.html
(3) https://www.publico.es/internacional/coronavirus-ecuador-cadaveres-abandonados-calles-covid-19-golpea-ciudad-guayaquil.html
(4) https://www.elmundo.es/internacional/2020/04/01/5e84d472fdddffd4618b45c6.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: