Tampoco en Austria aparece la pandemia por ninguna parte, según un estudio de la Universidad de Viena

195

Un estudio realizado por la Universidad Médica de Viena concluye que no ha habido ningún cambio en el perfil de muertes por coronavirus y que los índices de mortalidad son normales.

Martin Posch, del Centro de Estadísticas Médicas MedUni de Viena, ha analizado el número de muertos imputados al coronavirus en Austria, que está por debajo de los 300, así como su distribución por edad y sexo.

El estudio no advierte ningún cambio en la curva de víctimas de coronavirus con respecto a otros años y los índices de mortalidad también son los habituales, tanto en hombres como en mujeres y en los diferentes grupos de edad.

Los científicos basan su análisis en 112 muertes imputadas al coronavirus que se registraron en el sistema de notificación epidemiológica del Ministerio de Salud hasta el 31 de marzo, de un total de 118 víctimas de coronavirus en esa fecha.

Basándose en la distribución por edad y sexo, Posch concluye que la mayoría de los fallecidos se encuentran en los grupos de edad entre 61 y 70 años (hombres) y entre 71 y 80 años (mujeres).

Si se comparan esas cifras con las tablas de esperanza de vida normal de la población austríaca, el coronavirus muestra que las tasas de mortalidad de hombres y mujeres no son significativamente diferentes entre sí. El riesgo de muerte de los hombres sigue siendo mayor que el de las mujeres hasta la vejez y sólo se acerca al de las mujeres al final de la curva.

Comparando este riesgo de mortalidad por coronavirus con las anteriores tasas de mortalidad, se observa que las curvas son casi paralelas. Esto sugiere que el riesgo de morir con el coronavirus es esencialmente proporcional al riesgo normal para el grupo de edad en cuestión y la vulnerabilidad al riesgo en relación con la edad es, por lo tanto, similar.

En Austria también es muy difícil estimar la tasa de mortalidad del número total de personas infectadas por coronavirus porque depende del número de pruebas y del número de infecciones que no se han denunciado. Sin embargo, el número estimado de casos no detectados puede dar lugar a una sobreestimación de la tasa de mortalidad y probablemente explica algunas de las diferencias en las tasas de mortalidad observadas en los distintos países.

Al igual que otros epidemiólogos, a falta de datos fiables, Posch recurre al caso del crucero Diamond Princess, donde se hicieron pruebas a todos los pasajeros, observando una tasa de mortalidad del 1,5 por ciento y donde 11 de 712 dieron positivo.

Las estadísticas disponibles hasta la fecha no responden a la pregunta de si el riesgo de morir a causa del coronavirus es adicional o si estas personas habrían muerto en cualquier caso durante ese año de vida. No se sabe cuántos años de vida se pierden en promedio debido a una infección por coronavirus. Sin embargo, dado que se ven afectadas muchas personas gravemente enfermas cuya esperanza de vida ya se ha reducido, parece claro que el efecto adicional sobre la esperanza de vida en general será menor de lo que podría deducirse sólo de las tasas de mortalidad.

Aunque los informes de Suiza e Italia indican actualmente que en algunas regiones las tasas de mortalidad en el pasado reciente han sido más altas que el promedio a largo plazo, aunque no es posible hacer declaraciones claras al respecto. “La medida en que las muertes afectan realmente a todos los que habrían muerto este año, incluso sin el coronavirus, probablemente aparecerá en las estadísticas anuales”, concluye Posch.

https://www.vienna.at/analyse-zeigt-coronavirus-opferkurve-entspricht-normaler-mortalitaet/6581246

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.