Europa denuncia uso creciente de sanciones por EEUU a sus empresas

La Unión Europea (UE) denuncia los planes de EE.UU. para extender las sanciones a sus empresas, incluyendo su participación en el gasoducto Nord Stream 2.

Noticias populares

Síndrome de Sherwood: la táctica de la Policía para justificar la represión

Pocas cosas dividen más a la población estos días que la condena o no a los actos vandálicos que...

Los abusos de poder de la policía española

Los abusos de poder policiales no son una realidad ajena a España, de hecho, son más habituales de lo que popularmente se cree.

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...

Estoy muy preocupado por el creciente uso de sanciones, o la amenaza de sanciones, por Estados Unidos contra empresas e intereses europeos”, ha indicado el jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en un comunicado publicado este viernes.

Borrell ha reaccionado, de este modo, a los comentarios del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, quien amenazó el pasado miércoles con sancionar a cualquier empresa que participe en la construcción del proyecto del gasoducto Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania.

De acuerdo con el titular europeo, las nuevas amenazas de las autoridades estadounidenses son parte de la misma “tendencia en desarrollo” que han aplicado en los casos de Irán, Cuba, así como contra los funcionarios de la Corte Penal Internacional (CPI) que procesan a los militares estadounidenses.

“La UE se opone al uso de sanciones por terceros países contra compañías europeas que llevan a cabo actividades comerciales legítimas”, ha agregado Borrel, para después subrayar que “la aplicación extraterritorial de sanciones es contraria a la ley internacional”.

Nord Srtream 2, que es la segunda conexión de este tipo entre Rusia y Alemania —después de la inauguración de la primera en 2011—, tiene la capacidad de transportar unos 55 000 millones de metros cúbicos de gas al año.

La Administración de EE.UU., presidida por Donald Trump, se opone a dicho proyecto, afirmando que el gasoducto aumentaría enormemente la influencia de Rusia en Europa en un momento de creciente tensión entre ambas potencias.

Washington, en concreto, se ha manifestado preocupado por el hecho de que el citado proyecto incremente la capacidad de control de Rusia sobre el suministro de energía hacia Europa.

Rusia, por su parte, acusa a EE.UU. de tratar de garantizar que los proveedores estadounidenses de gas natural puedan vender al mercado de la UE a un precio más alto. Es más, el Kremlin denuncia que Trump utiliza la supuesta amenaza rusa para expandirse y fomentar las tensiones en Europa.

Fuente: hispantv

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: