martes, septiembre 22, 2020
Enlace externo

Intentar separar el PCCh de la sociedad china es una ilusión de las élites de EE.UU

Noticias populares

Una segunda cobaya humana que participaba en el experimento de la vacuna sufre graves efectos secundarios

La multinacional farmacéutica AstraZeneca, que desarrolla una vacuna contra el coronavirus con la marca comercial de la Universidad de...

Vídeo: Convoy ruso se dirige hacia zona ocupada por EEUU en Siria

Conforme informaron el lunes medios locales, una caravana militar rusa se dirige hacia una zona en el noreste de...

Una multinacional contaminante como Volkswagen financia a Los Verdes en Alemania

Entre 2014 y 2017 una empresa tan contaminante como Volkswagen entregó 54.000 euros a Los Verdes alemanes, principalmente en...

Por Hu Xijin

Beijing, 20/07/2020 (El Pueblo en Línea) –El artículo del New York Times titulado «Estados Unidos analiza la prohibición de viajes para los miembros del Partido Comunista Chino», y publicado este miércoles, ha encendido la opinión pública. La nueva idea es increíblemente absurda. ¿Quién en Washington fue el primero en proponerla? ¿Ellos entienden al Partido Comunista de China (PCCh) y a la sociedad china? ¿O simplemente utilizan su propuesta para sensacionalizar la situación?

Presentemos entonces el PCCh a los lectores.

Para empezar, hablemos de lo que significan 93 millones de miembros del PCCh. Esta escala partidista es inimaginable para una mente occidental. Esa cifra representa más que toda la población de Alemania. De acuerdo al New York Times, no sólo los miembros del PCCh, sino también sus familias, es muy probable que se enfrenten a la sanción. Si incluimos solamente a los cónyuges, hijos y padres… serían al menos 300 millones de personas, equivalentes a la población total de Estados Unidos. Si se cuentan los suegros, hermanos, primos y familias, alrededor de la mitad del pueblo chino podría verse afectada. La mitad de la sociedad china tiene conexiones con el PCCh. Muy pocos son los chinos que no tienen parientes o amigos que no sean miembros del PCCh.

¿Quiénes son los miembros del PCCh? El PCCh ha sido el partido que gobierna en China desde hace mucho tiempo. La mayoría de los funcionarios de las autoridades locales de todo el país son miembros del PCCh. Sin embargo, los funcionarios de alto nivel y de nivel medio-alto son apenas una pequeña parte del PCCh. La mayoría de los miembros del PCCh son chinos de a pie, que representan las fuerzas activas en todos los ámbitos de la vida. Si el PCCh es un gran árbol, estas personas son las raíces que penetran profundamente en el fértil suelo de la sociedad china.

El PCCh no es un partido político que haya surgido bajo una ecología política occidental. Es sustancialmente diferente a los partidos de estilo occidental en escala, objetivos, mecanismo operativo y el papel que desempeña dentro de la sociedad. El PCCh no es un típico «partido», desde la noción del término en inglés.

El PCCh se puede describir desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, el PCCh es la columna vertebral de la amplia sociedad de China y de los sistemas de movilización y operación de todo el país. El PCCh crea los mecanismos de selección y formación para la vangardia de la sociedad china.

El PCCh es producto del marxismo, aplicado a las distintas condiciones de China. Basándose solamente en las experiencias históricas, sociales y políticas de Occidente, no se puede entender al PCCh que, junto con el trabajo del pueblo, ha llevado a China a ser la segunda economía más grande del mundo.

La mayoría de los miembros se unen al PCCh cuando son jóvenes, poseedores de sueños, entusiasmo, espíritus colectivo, tesón en el trabajo y otras destacables cualidades. A menudo se ofrecen como voluntarios para las labores más arduas y se dedican a servir a los demás porque esa es una obligación de los miembros del PCCh.

Ante situaciones de emergencia, los miembros del PCCh se apresuran al frente. Esa es la expectativa y el requisito comunes de todos los miembros del PCCh y de la sociedad china. Más que una consigna, expresar que «los miembros del PCCh son la vanguardia» se ha convertido en una realidad objetiva en la primera línea de la lucha contra el nuevo coronavirus. Muchos médicos -incluido el doctor Li Wenliang, que se infectó y sacrificó su vida en la lucha contra el virus- son miembros del PCCh.

A gran escala, el PCCh tiene sus propias complejidades. Un pequeño número de miembros han sido declarados culpables de corrupción, hechos que han desencadenado la campaña anticorrupción del PCCh. Ha sido gracias a la eficaz campaña anticorrupción –en activo desde su 18º Congreso Nacional- que el PCCh se ha ganado aún más el apoyo y la confianza del pueblo chino. También es la razón por la que las fuerzas anti-China se han sentido frustadas. El PCCh, junto con el pueblo chino, se esfuerza por cambiar el destino de la nación para una mayor prosperidad. Al tiempo que se integra completamente en el país, el PCCh lidera al pueblo chino. Su naturaleza fundamental nunca cambiará. El arduo trabajo y la actitud responsable del PCCh han aumentado la fuerza de China y el nivel de vida de su pueblo. El pueblo chino es consciente de ese resultado.

Buscar la separación del PCCh y del pueblo chino con ataques dirigidos surge de la fantasía y el engaño de las élites estadounidenses. Es tan hipócrita y arrogante dicha actitud como el que pretende minar el corazón y el sistema nervioso de un hombre, argumentando que será beneficioso para todo su cuerpo. Oponerse a todos los miembros del PCCh es, sin duda, oponerse a todo el pueblo chino. Es un intento por golpear los resortes que asumen el peso del desarrollo y el progreso de la sociedad china. Bajo el sistema occidental, los partidos políticos son herramientas políticas que buscan concretar los intereses de ciertos grupos. Sin embargo, el PCCh asume los intereses de todos los chinos. Esa también es una fortaleza del PCCh.

La actual administración estadounidense confronta directamente al PCCh. Busca sembrar el odio entre los dos países y pueblos, tratando de representar la lucha entre ambas partes como una confrontación fundamental, en lugar de ser una lucha de intereses. ¿Qué significa esa confrontación para el siglo XXI y para las personas que quieren la paz? A nivel mundial, China y Estados Unidos son las dos más grandes naciones integrales. Ambas son potencias nucleares y tienen grandes poderes de movilización estratégica. Al crear tensiones, ¿está tratando la actual administración estadounidense de forzar a los dos países a una confrontación estratégica total? ¿Va a enterrar la paz y la tranquilidad globales?

Estados Unidos está profundamente sumido en la pandemia del COVID-19 y es el país más gravemente afectado del orbe. Su situación puede no mejorar durante mucho tiempo. Por lo menos durante uno o dos años, es probable que pocos chinos estén dispuestos a viajar a Estados Unidos, excepto en circunstancias especiales. Las sanciones previstas por los Estados Unidos a los miembros del PCCh no tendrían sentido en ese contexto. Lo que resulta irritante es que Estados Unidos declare sin escrúpulos, y públicamente, sus políticas que atacan al PCCh, cruzando la línea de la diplomacia y alterando la civilidad básica para las relaciones internacionales en el siglo XXI.

Estados Unidos está empujando abiertamente al mundo hacia una nueva Guerra Fría, y eso es un crimen contra la humanidad. La historia no es ciega. Estados Unidos está envenenando el siglo XXI y estará destinado a enfrentar represalias.

El autor es editor jefe del Global Times.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Estrella Roja 2020-09-21

- Canarias se enfrenta a un momento histórico. El sistema solo le ofrece al pueblo miseria y explotación. Levantar una ofensiva unitaria del movimiento...

Le puede interesar: