Fotos y crónica de la manifestación contra la Monarquía en Madrid

Las organizaciones convocantes de la manifestación contra la monarquía tras la huida del borbón denuncian represión y atropello policial, al tiempo que reafirman su voluntad de continuar la lucha contra la Monarquía y toda la herencia franquista.

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Abstención de los países de la Unión Europea y de la ‎OTAN en el voto de una resolución de la ONU ‎contra el nazismo

Manlio Dinucci.— La Tercera Comisión de las Naciones Unidas –encargada de los asuntos sociales, humanitarios y culturales– adoptó, el...

Hay momentos privilegiados en los que se concentra el significado de décadas y la tarde extremadamente calurosa del 9 de agosto en la que ha tenido lugar la manifestación contra la monarquía ha sido una de ellos.

Contra todo pronóstico, en un Madrid desierto y ante el silencio mediático más absoluto, más de doscientas personas han acudido al llamamiento de organizaciones políticas, sindicales y sociales.

Éramos conscientes de la extrema gravedad política de la evidencia del latrocinio de la monarquía, escenificado con la huida del monarca “emérito” ladrón, y de que era necesaria una inmediata respuesta del pueblo.

Sobre todo cuando, para mayor escarnio, la huida fue organizada por el gobierno y pagada con fondos públicos

La convocatoria de movilización popular, aún simbólicamente, debía servir para expresar la ira de un pueblo – mil veces pisoteado – pero el único depositario de una dignidad y soberanía enfangada, ahora, una vez más, por un gobierno “progresista”.

Y nos encontramos en la Plaza de Oriente, con el Palacio Real a la espalda y cara a cara con el Estado policial. Una dotación policial desmesurada y con las furgonetas de antidisturbios mandados por el gobierno “progresista”.

A pesar de que la manifestación estaba debidamente comunicada (y aunque no lo estuviera) y el silencio administrativo debe interpretarse positivamente, sobre todo cuando se trata de derechos fundamentales como el de manifestación, el desproporcionado dispositivo policial pretendió impedir la manifestación en su comienzo en la plaza de Ópera.

Allí fue brutalmente detenido nuestro compañero Luis, quien – obviamente desarmado – fue derribado y aplastado contra el suelo, perdió sus gafas y fue esposado con la brutalidad que las imágenes muestran.

Ante el avasallamiento del derecho de manifestación y tras haber sufrido la identificación de varias decenas de manifestantes por la policía, el grueso de los asistentes decidió encaminarse hacia la Puerta del Sol por calles aledañas que confluyeron en la calle Mayor y finalmente, en la Puerta del Sol.

Allí con la rabia acumulada y las gargantas desgañitadas por los gritos con los que se denunciaba tanta ignominia se leyó el Manifiesto que se adjunta.

Tenemos todavía fresco el recuerdo de los fascistas ocupando las calles en pleno confinamiento y sin intervención policial alguna. Ante ello, y lo ocurrido hoy y la represión sistemática contra quienes reclaman derechos y libertad, cabe preguntarse ¿es que quizás al gobierno progresista le interesa agitar el espantajo de la extrema derecha, al tiempo que le conviene aplastar cualquier movimiento que surja a su izquierda?

Cuando desde el Gobierno se aplastan de derechos fundamentales en una situación tan grave como la que estamos viviendo, hay que afirmar ,como hace el Manifiesto leído en la Puerta del Sol que

“no queda, ni en el Gobierno, ni en las instituciones, el mínimo de decencia para perseguir a los mayores delincuentes” y por lo tanto “Tendrá que ser el pueblo quien lo haga. Tendrá que asumir la clase obrera y los pueblos del Estado español, la tarea pendiente desde la Transición: barrer tanta podredumbre y arrumbarla en el basurero de la Historia”.

La sumisión vergonzosa del gobierno y del poder judicial al encubrimiento de un delito de Estado de tal envergadura deja tras de si un vacío democrático – nunca mejor dicho – que el pueblo debe llenar. El enfangamiento del gobierno en la huida del borbón padre, no sólo no apuntala al borbón hijo, sino quede la forma más escandalosa hace al PSOE y a Podemos, cómplices de toda su podredumbre.

Si, para mayor escarnio nos caen multas por “alterar el orden público” éstas serán un acicate más para ampliar la solidaridad y la voluntad de lucha, en primer lugar con el compañero detenido. Pero sobre todo, las organizaciones convocantes reafirmamos que asumimos que ha empezado una etapa de lucha nueva y que la continuaremos hasta acabar con la Monarquía y con toda la herencia franquista representada en la Constitución y las instituciones del Régimen del 78.

Manifiesto.

Puerta del Sol de Madrid, a 9 de agosto de 2020

Las organizaciones que hemos convocado esta manifestación con carácter de urgencia, asumimos el compromiso de que hoy sea el pistoletazo de salida de una escalada de movilizaciones que a lo largo y ancho del Estado no cejen hasta conseguir acabar con la Monarquía y con la herencia franquista que perdura en todos los aparatos del Estado.

La indignación popular es enorme ante la huida de quien ha estado ejerciendo la Jefatura del Estado por designación del mayor asesino que han conocido los pueblos del Estado español y que ha aprovechado su función para saquear las arcas públicas durante décadas.

Denunciamos la complicidad y el amparo con la que los poderes económicos, políticos y mediáticos encubren el saqueo real. Sabemos que lo hacen, no sólo porque la inmensa mayoría debe sus fortunas y sus cargos al entramado de crimen y corrupción de los vencedores de la guerra civil, sino porque, así mismo, durante la llamada democracia todos ellos han seguido engordando sus negocios al amparo del Borbón.

Ese es el caso directo y flagrante de Felipe. Es rey por ser hijo de su padre y por lo tanto cómplice del latrocinio y de la justificación del crimen de Estado que lleva en el código genético, por parte de padre y por parte de madre.

La indignación del pueblo contra la institución monárquica se convierte en ira al conocer que la fuga del mayor ladrón del reino fue organizada por el Gobierno que le preparó la huida con escolta y medios públicos.

El gobierno que se auto-califica de progresista deberá ser juzgado también por el pueblo por complicidad directa en la fuga y en la ocultación del paradero del delincuente. ¿Será esto también materia de la Ley de Secretos Oficiales? Una ley franquista que, como tantas, sigue vigente.

Y todo ello mientras las cárceles están llenas de presos políticos, incluidos los dirigentes catalanes encarcelados por convocar un referéndum, y se aplican leyes de excepción contra jóvenes raperos, precisamente, por haber llamado ladrones a los borbones.

Justamente ahora, cuando se avecina una hecatombe social y económica que, otra vez, querrán que paguemos los mismos de siempre mientras sus fortunas siguen engordando, es cuando aparecerán condiciones que antes no se daban.

Se acerca la hora de acabar con tanta corrupción impune. A todo ese poder económico, político e institucional – a pesar del vergonzoso concierto mediático que une en una misma orquesta a socialdemócratas y a fascistas – cada día se le ve más la cara siniestra de la dictadura de la que procede.

Como estamos viendo, no queda, ni en el Gobierno, ni en las instituciones, el mínimo de decencia para perseguir a los mayores delincuentes. Tendrá que ser el pueblo quien lo haga. Tendrá que asumir la clase obrera y los pueblos del Estado español, la tarea pendiente desde la Transición: barrer tanta podredumbre y arrumbarla en el basurero de la Historia.

Con esta manifestación, que simbólicamente da la espalda al palacio real para dirigirse a la plaza desde la que se proclamó la República, debe empezar un tiempo nuevo.

A escribir ese nuevo tiempo os convocamos, a quienes estáis aquí y a tantos y tantas que desearían estar.

Las generaciones que nos han precedido en la lucha y nuestra dignidad de clase y de pueblo nos lo exigen. No les defraudaremos.

  • El borbón a prisión.
  • Abajo la monarquía y toda la herencia franquista
  • Por la Autodeterminación de los Pueblos
  • Por la República Popular

Primeros convocantes: Asamblea de Leganés por la República, Alternativa Sindical de Trabajadores (AST), Asociación Cultural Hipatia, Colectivo 26 de Julio, Asociación Cultural Estrella Roja, Frente Antiimperialista Internacionalista, Iniciativa Comunista, Madres contra la Represión, Marchas de la Dignidad, Plataforma Sindical de la EMT, Partido Comunista de los Pueblos de España, Prospe 16, Red Roja, Unión Proletaria, Unión Trans Obrera.

Fuente: redroja.net

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: