¿Cómo se gastó el emérito el dinero de Suiza?

Noticias populares

Ángeles Maestro: “Las vacunas fiables son la cubana, la rusa y la china”

Lo que quiero decir en relación a las vacunas, con la pandemia del coronavirus, lo hago desde posiciones profesionales...

La situación en Donbass ha cambiado drásticamente en caso de un ataque de Ucrania

Hoy en día Ucrania no podrá atacar las repúblicas de Donbass con impunidad porque más de 300 mil ciudadanos...

Biden pone a un criminal de guerra al frente del Pentágono

Biden ha nombrado Secretario de Defensa al general Lloyd Austin. Será el primer negro en ponerse al frente del...

El diario suizo Tribune de Genève ha publicado una investigación que detalla como se gastó Juan Carlos I los 100 millones de dólares procedentes de comisiones por el TGV saudí, depositados en Ginebra. El diario, que ha tenido acceso a los documentos derivados de la investigación judicial abierta en Ginebra por ‘blanqueo de recursos agraviados’, revela retiradas de dinero en efectivo por un valor de 5,5 millones de euros, un obsequio de un millón de euros a Corinna Larsen, ex-amante de Juan Carlos, una ‘bonificación’ de 3,5 millones pagados al abogado en Ginebra del rey español y la compra de un apartamento de lujo.

Según el diario Tribune de Genève, el año 2012 fue el momento clave. El rey tuvo miedo cuando supo que se suprimía el secreto bancario suizo y temió que se descubrieran sus fondos, puesto que no había declarado nada en el estado español.

Explica el diario que el rey español entregó entonces 65 millones de los 100 totales a su amante Corinna, quién los ingresó en las Bahamas, a su cuenta en el banco Gonet & Cie. Según ella, fue una donación hecha ‘por amor’. Corinna gastó ese dinero en propiedades en Londres antes de transferir el resto de fondo a los Estados Unidos. La justicia suiza no intentó bloquearlos.

Así mismo, el diario explica que Lucam, la fundación de Juan Carlos I, gastó 2,33 millones de francos en comprar un apartamento de lujo al que llamaron ‘suite presidencial’. Después de la compra, se destinó más dinero a la seguridad del apartamento. La fundación de un primo del rey español, Álvaro de Orleans, habría pagado unos 185.000 francos por la instalación de ventanas antibala, por ejemplo.

Cuando se acabaron las reformas, ese apartamento de lujo habría servido de domicilio discreto de Juan Carlos en el que  recibía a sus hombres de confianza. El diario afirma que habría podido visitar el apartamento, que ahora se vende por 4,8 millones de francos.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: