lunes, septiembre 28, 2020
Enlace externo

Alemania anuncia que laboratorios en Francia y Suecia también confirman que Navalny fue envenenado con Novichok

En vano ha solicitado Moscú a la parte alemana pruebas que demuestren que el opositor ruso fue intoxicado con un agente nervioso.

Noticias populares

Milicia mercenaria de Washington secuestra a jóvenes en provincia de Hasakeh

Hassakeh, Reqqa, SANA.— La autoproclamada milicia separatista FDS apoyada por las tropas de ocupación estadounidenses, secuestró a un número...

Vacunas rusas llegarán próximamente a Venezuela

Caracas, Distrito Capital. –En el mes de octubre o principios de septiembre llegan a Venezuela las primeras vacunas de...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Expertos de laboratorios en Francia y Suecia han confirmado la versión del envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalny con una sustancia de la familia Novichok, según lo ha anunciado este lunes en un comunicado el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

Según el vocero, el Gobierno alemán ha recurrido a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), cuyos especialistas tomaron muestras de Navalny y las entregaron a «laboratorios de referencia» para que las examinaran.

Berlín también ha solicitado a otros socios europeos «una revisión independiente de la evidencia alemana a partir de nuevas muestras de Navalny». «Los resultados de esta revisión realizada por laboratorios especiales en Francia y Suecia ya están disponibles y confirman la evidencia alemana«, enfatizó Seibert.

«Independientemente de las investigaciones en curso de la OPAQ, tres laboratorios han proporcionado ahora de forma independiente evidencia de un agente nervioso del grupo Novichok como la causa del envenenamiento de Navalny», indicó el portavoz gubernamental, agregando que Berlín renueva «el llamado a que Rusia explique los hechos».

¿Qué le pasó a Navalny?

El pasado 20 de agosto, el opositor ruso se sintió mal durante un vuelo a Moscú. El avión aterrizó de emergencia en la ciudad rusa de Omsk, donde Navalny fue hospitalizado en estado grave y tuvo que ser conectado a un respirador.

Antes de embarcar, Navalny bebió té en el aeropuerto de Tomsk, por lo que sus partidarios sugieren que podría haber sido envenenado en ese momento, versión que compartió la familia del opositor. Sin embargo, los médicos del hospital de emergencias de Omsk dijeron no haber encontrado ningún rastro de veneno en el organismo del paciente, siendo el trastorno metabólico el diagnóstico principal que manejaron.

Navalny fue ingresado en el hospital ruso en un estado de coma de origen desconocido y, casi de inmediato, los especialistas decidieron inducirle a un coma médico. Durante los dos siguientes días los médicos hicieron todo lo necesario para salvar la vida del político y lograron estabilizar su condición. Tras ello, a petición de la familia, el opositor fue trasladado a Alemania, al hospital Charité de Berlín, donde el diagnóstico inicial fue que sufrió una intoxicación con una sustancia del grupo de los inhibidores de la colinesterasa.

En respuesta, los médicos del hospital de emergencias de Omsk indicaron que, cuando el opositor fue ingresado, no presentaba un cuadro clínico específico de ese grupo de sustancias. Por otra parte, desde el Ministerio del Interior de Rusia regional confirmaron que no se habían encontrado sustancias potentes o narcóticas en los análisis a Navalny durante sus inspecciones.

El Gobierno de Alemania anunció el pasado 2 de septiembre que los resultados de las pruebas del laboratorio especial de la Bundeswehr concluyeron que el opositor ruso fue envenenado con un agente químico nervioso del grupo Novichok. Además, la canciller alemana, Angela Merkel, apuntó durante una rueda de prensa que alguien quería silenciar al activista ruso.

¿Por qué Berlín no comparte sus datos con Moscú?

Moscú calificó de «inaceptables» y «absurdos» los intentos de vincular a Rusia y a su Gobierno con el supuesto envenenamiento de Navalny. Desde el Kremlin indicaron que Moscú no ha ocultado nada sobre la situación del opositor ruso desde el primer momento y que busca establecer un diálogo con sus colegas de Alemania para recibir la información sobre la sustancia que, según sus estimaciones, estaba presente en el organismo de Navalny.

El 9 de septiembre, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso volvió a solicitar a Berlín que «proporcione de forma inmediata […] todos los datos médicos, incluidos biomateriales, resultados de exámenes y muestras de pruebas, con el fin de su estudio integral y verificación por parte de especialistas».

De momento, Moscú no ha recibido pruebas de la parte alemana que demuestren que Navalny fue intoxicado con un agente nervioso de la familia Novichok: mientras que el Gobierno alemán afirma haber aprobado la petición rusa, el laboratorio militar, que dice haber detectado la sustancia tóxica, señala que no puede revelar los datos correspondientes por cuestiones de seguridad.

La portavoz adjunta del Gobierno alemán, Martina Fitz, declaró el pasado miércoles que Berlín decidirá si transferirá los datos relacionadas con la hospitalización de Navalny solo después de consultarlo con la OPAQ. Por su parte, el representante del Ministerio de Defensa de Alemania, Arne Collatz-Johannsen, precisó que los resultados de dicha investigación ya habían sido transferidos a la OPAQ.

En este contexto, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso señalaron que consultar con la OPAQ sin que los datos en cuestión sean transferidos a Moscú reemplaza la cooperación por una «campaña de información». Posteriormente, la noche del jueves, la misión permanente de Rusia ante la OPAQ, con referencia a la secretaría técnica del organismo, anunció que ni el 9 ni el 10 de septiembre Alemania transfirió los materiales relacionados con Navalny a dicha organización.

«Olvídense del Novichok»

Al mismo tiempo, el periódico Die Zeit informó el miércoles que el «Gobierno alemán ya no tiene dudas» de que detrás del presunto envenenamiento de Navalny está un «servicio especial ruso dirigido por el Kremlin» que utilizaría un nuevo tipo de agente químico nervioso del grupo Novichok más peligroso y mortal que las variantes previamente conocidas. Según el rotativo, Navalny tenía que morir en el avión, pero sobrevivió gracias a una «serie de circunstancias felices», como la decisión del piloto de aterrizar en Omsk y las acciones de los médicos rusos, que le inyectaron el antídoto atropina.

Las acusaciones del periódico alemán fueron rechazadas por uno de los creadores del Novichok, Leonid Rink. «Es una auténtica tontería. Por supuesto, conozco todas las variedades del Novichok. Pero la afirmación [de Die Zeit] no tiene nada que ver con el mecanismo de acción, con el hecho de que deberían aparecer síntomas. No los hay. […] Olvídense del Novichok», aseveró.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

De la Guerra Civil a la Resistencia francesa

ombres, mujeres y niños esqueléticos, presos tras las alambradas, barracones, letrinas bajo la lluvia, mutilados de guerra, una miserable cotidianidad que contrasta con los...

México investiga presuntas cirugías forzadas a las migrantes en EE.UU.

México continúa la investigación sobre las posibles histerectomías forzadas a mujeres hispanohablantes en un centro de detención de migrantes del estado de Georgia. El...

Le puede interesar: