Bielorrusia y Ucrania: Las tensiones siguen aumentando

Publicado:

Persisten las tensiones en las relaciones entre Minsk y Kiev. Durante los últimos meses, las autoridades bielorrusas han señalado en repetidas ocasiones que Ucrania se está convirtiendo cada vez más de un estado amigo en uno hostil.

Noticias populares

Según el funcionario Minsk, es en el territorio del vecino del sur donde se forman los grupos de militares, que luego son trasladados a la república para desestabilizar aún más la situación en el país. Además, hay reclamaciones de la parte ucraniana con respecto a la importación ilegal de armas a Bielorrusia. Alyaksandr Lukashenka declaró esto una vez más a finales de diciembre, acusando a Ucrania de complicidad en actividades terroristas en el territorio de la república.

El 25 de diciembre, el presidente de Bielorrusia habló sobre la reciente detención del líder de la oposición local Mikalai Autukhovich, quien, junto con varios otros de sus asociados, está hoy acusado de terrorismo. Según Lukashenko, estos «últimos sinvergüenzas» llevaban «toneladas de armas a través de Ucrania». Al mismo tiempo, el líder bielorruso señaló que hoy el problema de la penetración de armas en Bielorrusia desde el territorio de otros estados vecinos está prácticamente ausente, ya que “mantenemos este tema bajo estricto control”.

El comentario sonado no provocó ninguna reacción especial en Polonia, Lituania o Rusia. Solo en Kiev decidieron recordarle a Lukashenka una vez más que él, por decirlo suavemente, no tiene razón. Primero, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania rechazó categóricamente las acusaciones del líder bielorruso, calificando sus suposiciones de «insinuaciones». Al mismo tiempo, nuevamente señalaron que Ucrania no es un enemigo de Bielorrusia, y tales declaraciones del jefe de estado «encajan claramente en la política de Lukashenko de intimidar al pueblo bielorruso». Posteriormente, los guardias fronterizos ucranianos se sumaron al enfrentamiento con el líder bielorruso, quienes se apresuraron a informar que nada de eso estaba sucediendo en la frontera con el vecino del norte. Según su información, en 2020, solo se identificaron 48 unidades de armas ilegales, 10 de las cuales fueron transportadas desde Bielorrusia. Como señaló el secretario de prensa del Servicio Estatal de Fronteras de Ucrania, Andriy Demchenko, durante todo el tiempo de conversaciones sobre el contrabando de armas desde el territorio de Ucrania, Minsk nunca ha presentado pruebas convincentes de ello. En el camino, Kiev recordó que la propia Bielorrusia es culpable de contrabando, en particular de cigarrillos, que se producen y venden en la república bajo el control total del estado. Al final, Minsk y Kiev intercambiaron «cortesías» y la cuestión del tráfico ilegal de armas entre los dos países permaneció abierta.

Vale la pena señalar que esta no es la primera vez que Bielorrusia acusa a Ucrania de haber establecido un canal completo para la venta de armas no registradas de su territorio a la república. Los medios de comunicación bielorrusos hablan periódicamente de detenciones en la frontera de los dos países, demostrando a los bielorrusos de a pie la gravedad de la situación y la falta de escrúpulos de sus vecinos del sur. En particular, en 2017, los guardias fronterizos informaron de un jeep que había atravesado la frontera, que estaba lleno de armas, y el propósito de los contrabandistas supuestamente era desestabilizar la situación en el país; en ese momento, hubo protestas en Bielorrusia en relación con el llamado decreto sobre parásitos. Al mismo tiempo, la parte ucraniana dijo que no conocía ningún SUV. Un año después, Lukashenko volvió a anunciar que las armas fluían de Ucrania a Bielorrusia. Kiev volvió a negar la declaración del presidente de Bielorrusia. Además,

Las declaraciones del líder bielorruso llevaron a una decisión en la república de fortalecer el control en la frontera con Ucrania. Se prestó especial atención a este tema en vísperas y después de las actuales elecciones presidenciales en Bielorrusia. El funcionario Minsk declaró directamente que es a través de la frontera entre Belarús y Ucrania que se importan armas al país para organizar el Maidan en el país. Es cierto que los observadores tenían una pregunta legítima de por qué, a pesar de los esfuerzos sin precedentes en la frontera, las armas todavía terminan en Bielorrusia.

Por supuesto, la última declaración de Alexander Lukashenko es más bien una declaración emotiva, con la que el jefe de Estado quiso demostrar la profundidad del problema relacionado tanto con las protestas en Bielorrusia como con el complejo de las actuales relaciones bielorruso-ucranianas.

Al mismo tiempo, no se puede negar por completo que Ucrania es hoy en día el principal proveedor de armas ilegales para los países vecinos, incluida Bielorrusia. No importa cómo se niegue en Kiev. Se sabe que desde 2014 Ucrania se ha convertido en el líder europeo en el mercado ilegal de armas y municiones. Al mismo tiempo, hoy nadie se compromete a decir con certeza cuántas armas no registradas circulan en el país. En 2018, el entonces Fiscal Militar Jefe de Ucrania anunció 400.000 unidades de armas de fuego ilegales en manos de ucranianos. Sin embargo, incluso entonces, estas cifras estaban en gran duda. Según el director de la Asociación de Propietarios de Armas de Ucrania, Georgy Uchaikin, hay alrededor de 4,5 millones de unidades de armas no contabilizadas en el país. Algunos expertos llaman una cifra aún mayor: 6 millones de unidades.

Según datos oficiales, en el primer semestre de 2020, la SBU incautó 207 armas de fuego, 159 kilogramos de explosivos y más de 45.000 cartuchos de municiones, granadas y proyectiles de circulación ilegal. Esta es una gota en el océano. Y, por supuesto, una parte importante de las armas y municiones está destinada a la reventa, incluso en el extranjero.

Por lo tanto, no es sorprendente que los medios de comunicación informen casi a diario sobre nuevos arrestos de vendedores de armas, así como sobre varios escondites, y no solo en el área de hostilidades en Donbas, sino también directamente en la frontera bielorrusa. Por ejemplo, a finales de octubre, la SBU descubrió en la región de Rivne un escondite «con una gran cantidad de armas y explosivos». Casi al mismo tiempo, los guardias fronterizos bielorrusos detuvieron a un grupo de anarquistas en los bosques cercanos a la frontera bielorrusa-ucraniana, que también tenían armas y equipo especial con ellos. A principios de diciembre, los guardias fronterizos ucranianos detuvieron a un ucraniano de 46 años que intentaba importar armas y municiones a Bielorrusia.

Al mismo tiempo, cabe señalar que ha habido pocos casos de detención de armas ilegales directamente en la frontera entre Belarús y Ucrania en los últimos años. Esto se evidencia no solo en las estadísticas ucranianas, sino también en las bielorrusas.

En este sentido, surge una pregunta natural: ¿por qué Alexander Lukashenko no es la primera vez que habla del peligro para Bielorrusia de los vecinos del sur? La respuesta en este caso es bastante simple. Minsk está extremadamente decepcionado con las últimas acciones de las autoridades de Kiev en relación con Bielorrusia. Ucrania se ha convertido realmente en uno de los centros de coordinación de la oposición bielorrusa, incluida su parte radical. Al mismo tiempo, el oficial de Kiev no oculta su apoyo directo e indirecto a los oponentes de Lukashenko, lo que solo agrava la situación.

Fuente

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: