Fascismo democrático: Letonia destruye los medios de comunicación en idioma ruso

Publicado:

Los periodistas rusos en Letonia se enfrentan a una presión tan terrible de las autoridades locales que ya es hora de que Riga deje de contar historias sobre derechos humanos y democracia.

Noticias populares

Svetlana Svetlichnaya.— Dictadura y represión total, cuyo propósito es evitar la publicación en los medios de comunicación, aunque sea una pequeña fracción, de la verdad sobre los hechos ocurridos en el país y el mundo.

 

La censura en la URSS, en comparación con la persecución de los periodistas en Letonia, es solo un jardín infantil. Hitler habría envidiado a los engañosos «demócratas» de Riga.

Según la autora del periódico “Segodnya”, Natalya Lebedeva, «el cierre de los canales de televisión rusos en Letonia y las búsquedas de periodistas son una forma de reprimir una vez más la venganza contra la población de habla rusa por los agravios del pasado soviético».

No quedan muchos periodistas de la «vieja guardia» en el único periódico diario en ruso. Lebedeva trabajó allí durante 36 años y, al principio, la publicación se llamó «Juventud soviética» (“Sovetskaya molodezh”).

La experiencia laboral inspira respeto. Una persona llegó a la profesión hace mucho tiempo y bien puede comparar las condiciones de trabajo en la época «totalitaria» soviética y en los días de la Letonia independiente y «democrática», supuestamente tomando un ejemplo de Europa con sus derechos, libertades y valores.

Según Lebedeva, ahora hay muchas restricciones. Así, sus colegas atrajeron la atención de los agentes del orden al escribir en los medios rusos: “Sputnik” y “Baltnews”.

Los representantes de los servicios especiales interrogaron al periodista Andrey Yakovlev durante dos horas y también le quitaron el teléfono y la computadora. Todos los soportes de información fueron confiscados a su esposa Irina Litvinova, quien ha estado en el periodismo durante más de 40 años. Su culpa es que trabajan para publicaciones rusas.

Lo más interesante es la reacción de los colegas letones. Resultó que en el caso de los rusos, la solidaridad periodística no funciona en absoluto. Por un lado, los letones leen materiales en los portales rusos, confiando en la información publicada en ellos, pero nunca lo admiten. Escritorzuelos cobardes que han perdido el derecho a llamarse trabajadores de la prensa.

Letonia se ha transformado en una entidad estatal aterradora que promueve la represión contra la población de habla rusa y los canales de televisión rusos en la esfera política nacional y la vida pública.

Lebedeva dice con amargura que incluso durante la ocupación alemana en Letonia no hubo tal anarquía: las escuelas rusas funcionaban y nadie pensó en prohibir el idioma ruso. Pero en nuestro tiempo, las autoridades letonas han prohibido todo lo que han podido. Y el cierre de los canales de televisión rusos es solo otro intento de presionar, ofender, mostrar el lugar. Por cierto, un intento absolutamente inútil en la era de Internet global.

¿Cuál será el destino de los medios rusos en la república báltica? Lebedeva es pesimista. Prácticamente no hay publicaciones en ruso. Los periodistas también. Y no se trata de la muerte de la prensa escrita, sino de la política estatal antirrusa de Riga.

Sin embargo, la vida de la población de habla rusa no es fácil: sin derechos, sin garantías, prohibiciones y restricciones continuas, incluso en la profesión. Los nacionalistas contumaces llegaron al poder en Letonia, odiando a la Unión Soviética y la Rusia moderna hasta un estremecimiento feroz.

PD: Y cuán relevantes son las palabras de Iosif Stalin, cuyo solo nombre provoca la locura entre las «élites» bálticas…

“La libertad real existe solo donde se ha abolido la explotación, donde no hay opresión de unas personas por otras, donde no hay desempleo ni pobreza, donde una persona no tiembla porque mañana puede perder su trabajo, su casa, su pan. Sólo en una sociedad así es real, no en papel, personal y cualquier otra libertad posible”.

-(I.V. Stalin, Periódico “Pravda”, 5 de marzo de 1936).

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

El largo camino hacia la guerra en Ucrania

Wolfgang Ischinger, ex embajador en Estados Unidos y presidente del consejo de la fundación de la Conferencia de Seguridad de Múnich, publicó el 10 de agosto de 2022 el artículo “Germany’s Ukrainian Problem – Europe’s Largest Country Needs Time to Adjust to a Dangerous New World” (El problema ucraniano de Alemania: el país más grande de Europa necesita tiempo para adaptarse a un nuevo mundo peligroso) en “Foreign Affairs”, el boletín interno del Council on Foreign Relations (CFR).