Rusia advierte a los países occidentales contra cualquier injerencia militar en Ucrania

Publicado:

Noticias populares

Rusia, acusada de concentrar tropas en la frontera con Ucrania, dijo que no quería un conflicto, pero advirtió a Occidente el viernes 2 de abril contra cualquier injerencia militar y advirtió a Kiev que se abstenga de cualquier “provocación”.

 

Funcionarios ucranianos y estadounidenses han expresado su preocupación en los últimos días por la llegada de miles de soldados y equipos rusos a la frontera entre Rusia y Ucrania, en medio de nuevas tensiones entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos del Donbass, en la parte oriental de Ucrania.

Estas tensiones ponen a prueba el comienzo de la presidencia de Joe Biden en un momento en que las relaciones ruso-estadounidenses están en su punto más bajo, y Moscú recientemente retiró a su embajador en Washington.

El jueves por la noche, mientras Kiev se preocupaba abiertamente por los movimientos de tropas, Washington advirtió a Moscú contra “cualquier acto agresivo”.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo el viernes que Moscú tomaría “todas las medidas necesarias” en caso de interferencia militar occidental en Ucrania.

Luego reiteró que “Rusia no amenaza a nadie y nunca ha amenazado a nadie”, y atribuyó la escalada de tensiones a las “repetidas provocaciones de las fuerzas armadas ucranianas” contra los separatistas.

Mientras tanto, el Ejército ruso anunció el viernes ejercicios militares para simular la defensa contra un ataque con drones en un área cerca de Ucrania.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Andrei Roudenko, aseguró anteriormente que Moscú no quería un conflicto armado con Kiev, pero advirtió a Ucrania que “actúe con cautela” y “se abstenga de tomar medidas que provoquen un conflicto”.

El Kremlin ya había asegurado el jueves que Rusia movería sus tropas como mejor le pareciera en su territorio al tiempo que pidió a Kiev y Occidente que no se “preocuparan”.

Washington había expresado previamente su preocupación el jueves por lo que calificó de “reciente escalada de actos agresivos y provocadores” de Rusia, mientras que Kiev afirma que Moscú se está preparando para la entrada de sus fuerzas armadas regulares en los territorios separatistas.

Moscú ha denunciado, por su parte, la concentración de tropas ucranianas cerca de la frontera del Donbass, donde la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk proclamaron su independencia en 2014.

Francia, que tiene un papel de mediador con Berlín en el conflicto ucraniano, dijo, por su parte, el viernes que no creía en una escalada de tensiones y se mantuvo “muy cautelosa”.

La guerra 2014, que se cobró más de 13.000 vidas, comenzó después de que los pro occidentales llegaran al poder en Kiev mediante un golpe de estado contra el presidente legítimo Viktor Yanukovich, a lo que siguió la reincorporación de Crimea a Rusia y la proclamación de independencia de las regiones habitadas mayoritariamente por rusos en el este de Ucrania.

Después de una tregua récord en la segunda mitad de 2020, los enfrentamientos entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos han aumentado desde enero. Ambas partes se culpan mutuamente por la escalada.

A pesar de los acuerdos de paz firmados en 2015 en Minsk y de varias reuniones entre líderes rusos y ucranianos bajo el patrocinio de Alemania y Francia, la solución política del conflicto se ha estancado.

Las tensiones de los últimos días han sido objeto de discusiones entre altos funcionarios militares estadounidenses y ucranianos, entre EEUU y sus aliados de la OTAN y entre Moscú y Washington.

Las fuerzas estadounidenses en Europa se colocaron esta semana en una fase de alerta mejorada contra una “posible crisis inminente”.

——

En abril de 2014 Estados Unidos y la Unión Europea patrocinaron un golpe de estado fascista en Kiev. La junta neo-nazi establecida por occidente lanzó una operación militar contra las regiones que no aceptaron el golpe y se autoproclamaron Repúblicas Populares. Los enfrentamientos entre los fascistas y las repúblicas no cesan hasta el día de hoy.

Kiev insiste en acusar a Moscú de interferir en los asuntos internos de Ucrania. Moscú ha repetido una y otra vez que tal y como establecen los acuerdos de Minsk y la correspondiente resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del 22 de febrero de 2015, no es parte del conflicto en Ucrania y que desea que el país vecino supere cuanto antes su crisis interna aplicando para ello los acuerdos de Minsk y la resolución de del CSONU

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias