La industria de las vacunas: un ejemplo de capitalismo monopolista de Estado

Publicado:

Noticias populares

 

Hace ya casi dos años publicamos una entrada explicando quién es Macron, quiénes son sus jefes y a qué intereses sirve. En suma, Macron no es otra cosa que un peón de la banca Rothschild y durante sus años de lacayo solo concluyó un contrato importante: la adquisición por parte de Nestlé de la división de nutrición infantil de Pfizer.

La operación ascendió a 12.000 millones de euros y Macron pilló una buena mordida, de esas que te solucionan la vida para siempre. Además, fue el inicio de una estrecha amistad entre Pfizer y un político al que estaban cocinando a fuego lento.

La operación fue auditada por KPMG, una multinacional anglo-holandesa de contabilidad y asesoramiento financiero. Emplea a más 200.000 personas, genera unos ingresos de 29.000 millones de dólares y opera en 150 países, algunos de los cuales son paraísos fiscales.

Por lo tanto, Macron conocía sobradamente a KPMG. En el periodo en el que ambos hicieron de intermediarios entre las multinacionales, es decir, entre 2008 y 2014, Pfizer mantuvo escondidos en Panamá más de 74.000 millones de dólares. El dinero negro y la evasión fiscal es el mundo en el que se mueve Macron como pez en el agua.

El gobierno francés recurrió a tres grandes monopolios internacionales para preparar la campaña de vacunación: KPMG, McKinsey y Price, es decir, empresas que poco tienen que con la sanidad, ya que su especialidad es la auditoría, la contabilidad y la asesoría fiscal.

Macron nunca rompió sus lazos son Pfizer y la pandemia los ha estrechado mucho más, en particular, con Frédéric Thomas, responsable del negocio de Salud y Ciencias de la Vida en KMPG Francia.

Thomas es uno de esos lacayos que se pueden sentar en los dos lados de la mesa, porque también estuvo 7 años a sueldo de Pfizer. En total ha estado 18 años como consultor estratégico en empresas de sanidad. Asesoró a IK Investment Partners en la adquisición a Carlyle de una participación mayoritaria en el fabricante francés de prótesis ortopédicas Marle, una empresa con 150 millones de euros de facturación.

La adquisición se llevó a cabo a finales de 2019 por el fondo de inversión Dentressangle, que prosperó tras la venta de Dentressangle Transport, comprada cuatro años antes por el gigante del transporte estadounidense XPO Logistics. Dentressangle Transport era una de las mayores empresas de transporte y logística de Francia.

Fue un pelotazo de 1.450 millones de euros. En enero de este año, cuatro años después de comprar Dentressangle, el grupo estadounidense XPO Logistics revendió la empresa. Era el segundo pelotazo a a misma pelota.

El capital del holding francés se multiplicó por 10 y la operación fue refrendada por Macron, entonces ministro de Economía, que 6 meses antes había dado luz verde a la adquisición de parte de Alstom por General Electric. Importe del cambalache: 12.000 millones de euros.

Por supuesto, Alstom es un buen cliente de KPMG.

En 2016, unos meses después de la venta de Dentressangle Transport, el holding Dentressangle adquirió la mayoría del capital de IFOP, un instituto de sondeos. Aún faltaba un año para las elecciones presidenciales.

Aquel mismo año Thomas supervisó la cuarta edición del Observatorio de inversiones productivas farmacéuticas y biotecnológicas realizado por KPMG para Polepharma y Leem, que reúne a los fabricantes de mercancías farmacéuticas. Las empresas del gremio empezaban a preparar la campaña electoral de Macron. Se puede leer en un documento del Ministerio, elaborado en 2016, titulado “La nueva Francia industrial”.

En los últimos seis años, Dentressangle Investissement’s ha crecido a pasos agigantados. En 2018 el holding realizó su primera inversión y adquirió una participación mayoritaria en Acteon, un grupo cabecero en el suministro de equipos de ultrasonidos, cirugía dental y farmacéutica. Desde el año pasado el gobierno de Macron sufraga los gastos dentales, oftalmológicos y auditivos de los franceses, y a buen entendedor…

Otro lacayo de KPMG con estrechos vínculos con Pfizer es John A. Morris. Es uno de esos sujetos característicos, a medio camino entre la ciencia y el capitalismo. Es doctor en química, socio principal de KPMG y con un pie la multinacional suiza Novartis. Era muy raro que Novartis no se lanzara a fabricar su propia vacuna contra el coronavirus y que dejara pasar la oportunidad, hasta que en enero de este año firmó un acuerdo con Pfizer para envasar las dosis de su vacuna.

La sanidad no está, pues, en manos de la OMS ni de ningún médico, sino de una pequeña camarilla de grandes capitalistas. Por ejemplo, Morris ha dirigido equipos de KPMG en Nestlé, Roche, Pfizer, Alliance Boots, AstraZeneca, Eli Lilly y Merck. No falta casi ningún monopolio internacional de sanidad. Los demás, los “expertos”, los periodistas y los inquisidores no son más que sicarios de esos grandes intereses capitalistas.

El 13 de marzo del año pasado, cuando estaba a punto de declararse oficialmente la pandemia en Francia, apareció un artículo en el priódico económico Les Echos en el que Jay Nirsimloo, presidente de KPMG Francia, dijo sobre la inminente pandemia:

“Todos los directivos saben que habrá un antes y un después, y las empresas que no han completado su migración tecnológica están en desventaja. KPMG International, presente en 150 países, nos permite anticiparnos y actuar. KPMG Francia ha creado una unidad de seguimiento y acción de 24 horas. Se trata de una verdadera torre de control, porque en este contexto es importante informar y encontrar soluciones. Nuestros 10.000 empleados de nuestras 220 oficinas están conectados y pueden teletrabajar simultáneamente en toda Francia”.

Al jefe de KPMG Francia se le hacía la boca agua. “Nuestras inversiones están dando sus frutos”, se felicitaba cuando aún no se había declarado la emergencia sanitaria.

—https://collectif-feignasse.over-blog.com/2021/03/le-jour-ou-pfizer-a-rendu-macron-millionnaire.html

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias