La CNN reporta que EE.UU. ayudó a Ucrania a organizar la detención de 33 rusos que al final fueron arrestados en Bielorrusia en el 2020

Publicado:

Desde el Servicio de Seguridad ruso declararon que confirman la información difundida por el medio e indicaron que el principal objetivo de toda la operación era romper las relaciones entre Moscú y Minsk.

Noticias populares

 

El Servicio de Seguridad ruso (FSB, por sus siglas en ruso) confirmó este miércoles la información que fue difundida por la CNN e indica que la CIA ayudó a Ucrania a organizar la detención de 33 ciudadanos rusos en Bielorrusia en el 2020, que —sospecharon las fuerzas del orden de Bielorrusia— formaban parte de la compañía militar privada rusa Grupo Wagner y estaban intentando organizar disturbios masivos en el país.

Un representante del FSB declaró que el medio “mostró objetivamente el papel de la CIA en la preparación y la realización [de la operación], mostró que fue una operación conjunta con la Dirección General de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania y el Servicio de Seguridad de Ucrania”.

Indicó que los servicios ucranianos atrajeron a los rusos a su territorio y trataron de convencer a la Agencia de Seguridad del Estado bielorrusa de que estas personas planeaban participar en disturbios masivos.

En ese contexto, el representante del Servicio sostuvo que el principal objetivo de toda la operación era romper las relaciones entre Moscú y Minsk.

La investigación de la CNN

La investigación de la CNN, en la que el medio cita unas fuentes en la Inteligencia ucraniana, fue publicada este miércoles. De acuerdo con la publicación, los agentes ucranianos se hicieron pasar por una compañía militar rusa y ofrecieron un contrato que preveía el pago de 5.000 dólares al mes por la protección de las instalaciones petroleras en Venezuela.

Entre cientos de personas que respondieron a la oferta, eligieron a aquellas que —en su opinión— eran culpables de crímenes de guerra en territorio ucraniano. De esta manera, dos personas presenciaron el lanzamiento de un misil que, presuntamente, impactó contra el Boeing 777 del vuelo MH17 en julio del 2014, mientras otras 4 formaban parte del grupo que, según Kiev, fue responsable del derribo de un avión militar ucraniano y provocó la muerte de al menos 70 personas.

Las fuentes de la CNN indicaron que Washington le proporcionó a Kiev dinero, asistencia técnica y consultas para realizar el operativo con éxito. Sin embargo, un alto funcionario de EE.UU., consultado bajo condiciones de anonimato, refutó la información al respecto y declaró que EE.UU. estaba al tanto, pero no participó en la operación. Sostuvo que las declaraciones de las fuentes en la Inteligencia ucraniana pueden ser un intento de echar a Washington la culpa del fracaso.

Cabe señalar que, tras la detención, en los medios ucranianos se divulgó la versión de que los agentes del país tenían un plan más elaborado para lograr el arresto de los ciudadanos rusos. Se reportaba que planeaban provocar que el avión en que viajaron de Minsk a Estambul realizara un aterrizaje de emergencia en Ucrania debido a un pasajero enfermo, lo que les permitiría detenerlos. Luego, los medios locales reportaron también que el operativo fracasó debido a una filtración de datos desde la oficina presidencial.

Mientras tanto, el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, rechazó las afirmaciones de que la Inteligencia de su país tenía un plan especial para realizar el arresto.

Detención

Después de la detención de los rusos a finales de julio del 2020, el presidente de Bielorrusia, Alexánder Lukashenko, convocó una reunión urgente del Consejo de Seguridad del país. Los embajadores de Rusia y Ucrania fueron convocados al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bielorrusia.

El embajador ruso en Minsk, Dmitri Mezéntsev, afirmó que los ciudadanos rusos detenidos en Bielorrusia estaban en el país de tránsito. “El intento de presentar lo sucedido como una interferencia externa en los asuntos de la república provoca, como mínimo, desconcierto”, destacaron en aquel momento desde el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

Tras la detención de las personas en cuestión, el mandatario ucraniano, Vladímir Zelenski, solicitó que fueran entregados a Kiev, pero su homólogo bielorruso se negó a hacerlo.

A mediados de agosto, la Fiscalía General de Rusia señaló que 32 de los 33 ciudadanos rusos detenidos regresaron a su país. El otro hombre también tenía ciudadanía bielorrusa y por eso no fue entregado a las autoridades rusas.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias