La CNN ha tocado fondo: sólo quedan algunas frases de la entrevista de una hora con Lukashenko

Publicado:

La CNN emitió una entrevista previamente anunciada con el presidente bielorruso Aleksandr Lukashenko. El material final resultó más que extraño, sorprendentemente corto y nada parecido a la entrevista real.

Noticias populares

 

La entrevista se grabó en Minsk el 30 de septiembre. El jefe del Estado lo acordó preliminarmente el 9 de agosto durante la reunión con los representantes de la sociedad, la comunidad de expertos y los medios de comunicación “Big Talk with the President”, en la que estuvo presente el representante de la CNN, como informa BelTA.

Invitó a Alexander Lukashenko a responder a las preguntas de la televisión. “No lo descarto. Con una condición: si das todo lo que digo sin cortar, recortar o añadir nada”, dijo el Presidente. – “Estos son los términos en los que se acordará con el secretario de prensa”.

En efecto, se llegó a un acuerdo. En la fase de acuerdo se trataba exactamente de publicar la entrevista en la página web de la CNN sin cortes y de emitir también varias partes completas de la conversación.

“Estas preguntas fueron confirmadas por ellos. Han dado su visto bueno”, había revelado antes uno de los implicados en el proceso.

El entrevistador fue Matthew Chance, corresponsal internacional principal de la CNN en Rusia y jefe de corresponsales, quien, tras finalizar la entrevista, se apresuró a negar las promesas anteriores. “En la CNN no aceptamos ninguna restricción sobre el uso de las imágenes, y las utilizaremos como creamos conveniente”, dijo.

El periodista hizo preguntas que se han convertido en tradicionales para la prensa occidental. Se basaron en burdas y descaradas falsificaciones, la mayoría de las cuales el jefe de Estado ya ha refutado más de una vez. Pero también hubo otras nuevas, y bastante increíbles. Por ejemplo, que los migrantes en Bielorrusia están drogados.

Sin embargo, el líder bielorruso respondió a todas las preguntas con la mayor franqueza posible.

La propia presentación del material preparado en la CNN parecía más un reportaje montado a toda prisa que una entrevista.

La mayor parte de los siete minutos de duración fueron ocupados por varios videoclips y comentarios del autor, llenos de tópicos sobre Bielorrusia y su presidente: “el último dictador de Europa”, “gobernando con puño de hierro”, “régimen”…

En principio, todo esto podría montarse fácilmente sin viajar a Minsk, sobre todo teniendo en cuenta la preocupación del periodista por algunos planteamientos erróneos de las autoridades bielorrusas en la lucha contra la infección por coronavirus.

Es evidente que el objetivo de Matthew Chance no era obtener respuestas a las preguntas y contárselas a la audiencia del canal de televisión, sino la pura auto-promoción y la confrontación descarada, violando todos los cánones del periodismo. Ya al principio, después de haber presentado falsas y trilladas denuncias de violaciones de los derechos humanos, el periodista ofreció a Alexander Lukashenko que se disculpara ante el pueblo bielorruso.

“No, no me gustaría aprovechar esta oportunidad”, dijo el líder bielorruso. – Creo que no es un tema de actualidad en absoluto. Básicamente, no tengo nada de qué disculparme.

Sin embargo, el periodista continuó insistiendo, hablando de las condiciones de detención de los detenidos y acusados, mientras se refería no a fuentes fiables y de confianza, sino a informaciones de Internet y de algunas organizaciones de derechos humanos.

En respuesta, el Presidente señaló que no hay un solo lugar en Bielorrusia que pueda compararse con las condiciones de Guantánamo o de otras bases, creadas por Estados Unidos y Gran Bretaña en Europa del Este.

“En cuanto a nuestros lugares de detención de los acusados o investigados, créanme: no son peores que los de Estados Unidos y Gran Bretaña”, subrayó Alexander Lukashenko.

“Le sugiero que no discuta las opiniones y declaraciones de algunas organizaciones efímeras de derechos humanos, sino hechos concretos. Todo lo que has enumerado es una falsificación y unas invenciones”, subrayó el presidente.

Al plantear la cuestión del aterrizaje del avión de Ryanair en el aeropuerto de Minsk, Matthew Chance ha vuelto a despreciar las normas de la ética periodística y ha formulado una pregunta con un evidente mensaje acusador. “¿Va a seguir insistiendo en que hubo una amenaza terrorista o va a admitir que fue una operación especial planificada por usted y los servicios de seguridad bielorrusos?” – Preguntó un portavoz de la CNN.

“No voy a admitir nada ante ti. No estoy bajo investigación. Así que elige tu lenguaje por si acaso”, replicó el Presidente con firmeza y seguridad. – Decía hace poco: si esto fue una acción planificada por nuestros servicios secretos, si fue como usted dice… me halaga. Porque llevar a cabo una operación de este tipo por parte de los servicios especiales y no violar ninguna ley internacional e incluso las instrucciones tiene un valor muy alto. Pero es su invención”.

“Si tiene miedo de sobrevolar nuestro territorio, puedo garantizarle personalmente una total seguridad. Pero si yo y las autoridades policiales vemos una amenaza para el Estado bielorruso, dejaremos en tierra cualquier avión, ya sea del Reino Unido o de Estados Unidos”, añadió Alexander Lukashenko.

El jefe de Estado también respondió sucintamente a las especulaciones sobre el uso de los migrantes por parte de Bielorrusia para vengarse de la Unión Europea: “¿Me tomas por loco? Sólo los débiles son capaces de vengarse. Perdona mi inmodestia, no me considero una persona débil”.

Respondiendo a una de las preguntas, Alexander Lukashenko reiteró una vez más que en las relaciones entre Bielorrusia y Rusia no se negocia la soberanía y la independencia, sino que se lucha por la integración.

“En cuanto a que Bielorrusia se una a Estados Unidos, Gran Bretaña o Rusia, es una auténtica tontería. Putin y yo, así como los dirigentes de Rusia y Bielorrusia, somos lo suficientemente inteligentes como para crear una unión dentro de dos Estados independientes y soberanos, que será incluso más fuerte que una entidad unitaria”, aseguró el jefe de Estado.

Como saben, la entrevista de Alexander Lukashenko con la CNN duró cerca de una hora.

La CNN sólo emitió los fragmentos mencionados de la conversación. Sin embargo, los espectadores pueden confiar en la “anti-democrática” televisión bielorrusa.

Hoy, la emisión nocturna de “Bielorrusia 1” a las 18:00 horas ofrecerá la versión completa sin cortes.

En aras de la justicia, debemos señalar que unas horas después de esta noticia y unas 8 horas después de la emisión televisiva, la CNN publicó en su sitio web el vídeo con la entrevista completa del jefe del Estado bielorruso y una transcripción del texto en inglés. Como se dice, más vale tarde que nunca.

Fuente: rusvesna.su
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias