Auge de las huelgas obreras en Estados Unidos

Publicado:

Noticias populares

 

Decenas de miles de trabajadores estadounidenses, cansados del deterioro de sus condiciones laborales, que se han deteriorado durante el confinamiento, especialmente por un exceso de horas extras.

Es difícil saber el número exacto de huelgas, ya que el gobierno estadounidense sólo registra las que implican a más de 1.000 trabajadores. Pero la tendencia ha sido claramente ascendente desde el movimiento de los maestros de Virginia Occidental en 2018.

Desde el jueves, 10.000 trabajadores del fabricante de tractores John Deere están en huelga, 1.400 del fabricante de cereales Kellogg’s desde el 5 de octubre y más de 2.000 trabajadores del hospital Mercy de Buffalo desde el 1 de octubre.

Unos 31.000 trabajadores del grupo sanitario Kaiser, en la costa oeste de Estados Unidos, también amenazan con dejar de trabajar en breve.

Esta mañana, a última hora, el sindicato audiovisual IATSE ha llegado a un acuerdo con los estudios de Hollywood para desconvocar la huelga de 60.000 trabajadores que estaba convocada para mañana.

En las redes sociales el movimiento ya tiene un nombre: “Striketober”, contracción de “strike” (huelga) y “october” (octubre).

Durante la pandemia, para compensar las numerosas ausencias, “sacrificamos tiempo con nuestras familias, nos perdimos los juegos de los niños, nos perdimos las cenas, para asegurarnos de que las cajas de cereales estuvieran en las tiendas”, dijo Dan Osborn, mecánico de Kellogg’s durante 18 años.

El presidente del sindicato local de la BCTGM se siente engañado. “No pedimos aumentos salariales”, dice. A los trabajadores les importan las largas horas de trabajo y se oponen a la generalización de una categoría de asalariados que no tienen acceso a las mismas prestaciones y a la supresión del ajuste automático de los salarios al coste de la vida, un punto importante en un momento de alta inflación.

La mayoría de los huelguistas “reclaman mejores condiciones de trabajo”, señala una especialista en movimientos laborales de la Universidad de Cornell. “Las empresas obtienen más beneficios que nunca y piden a los trabajadores que trabajen más que nunca”, afirma. Pero ante unos empresarios que se niegan a transigir, los trabajadores “son menos propensos a aceptar convenios colectivos que no satisfagan sus necesidades”, señala.

“Cuantas más huelgas tienen éxito, más huelgas se inician, porque la gente empieza a creer realmente que puede ganar y está dispuesta a arriesgar sus salarios o sus puestos de trabajo”, afirma Josh Murray.

La huelga de Kellogg’s se suma a la realizada en julio por 600 trabajadores de una fábrica de pasteles de aperitivo de Frito-Lay en Kansas, filial de PepsiCo. Dejaron de trabajar durante 19 días para obtener, entre otras cosas, la garantía de un día libre a la semana y aumentos de sueldo.

Tras cinco semanas de huelga, un millar de huelguistas de la empresa de aperitivos Nabisco, filial del monopolio Mondelez, obtuvo en septiembre sus rivindicaciones.

En los últimos años los trabajadores se han beneficiado del auge de diversos movimientos sociales con los que han podido asociarse, como el sindicato de hostelería de Arizona, Unite Here, que ha logrado organizar a los inmigrantes.

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias