El diferendo antecede nuestro carácter socialista

Publicado:

Noticias populares

Foto: Archivo Granma

Miguel Cruz Suárez.— A estas alturas y, con todo lo que nos han hecho, e incluso, con todo lo que han querido hacernos y no han podido, resulta indignante que algunos se digan patriotas y estrechen la mano que, llegado el momento, halará del gatillo o aplaudirá eufórica otra sanción contra nuestro pueblo.

Los patriotas cubanos más encumbrados, Martí delante, consideraron infeliz y fatal cualquier alianza con el poder norteño. No había, cuando aquella temprana posición antimperialista, socialismo en la Isla. No sucumbir a los designios coloniales ha descansado en un poderoso sentido nacionalista y un profundo apego a la soberanía. No era comunista el autor de aquella carta a Manuel Mercado, con la rotunda frase: «impedir a tiempo con la independencia de Cuba, se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan con esa fuerza más sobre nuestras tierras de América».

Tampoco era comunista el Titán de Bronce, alertando que era mejor levantarse o caer solos, que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso. No había ideología comunista en el brillante pensamiento del Padre de la Patria cuando escribió a José Manuel Mestre, a la sazón, representante diplomático de Cuba en Estados Unidos: «Por lo que respecta a los Estados Unidos tal vez estaré equivocado, pero en mi concepto su Gobierno a lo que aspira es a apoderarse de Cuba sin complicaciones peligrosas para su nación y entretanto que no salga del dominio de España, siquiera sea para constituirse en poder independiente; este es el secreto de su política y mucho me temo que cuanto haga o proponga sea para entretenernos y que no acudamos en busca de otros amigos más eficaces o desinteresados».

¿Podría alguien tildar de ideas comunistas a Máximo Gómez al leer su carta enviada a Edmond S. Meamy desde Yaguajay, donde le manifestó sus criterios sobre la conducta «dudosa» de «los hombres del Norte», después de arrebatar indignamente la victoria a los mambises. Aquellos siempre tendrán las mismas intenciones.

La aguda visión de los próceres independentistas fue heredada por los nuevos héroes que completaron la obra emancipadora y definieron una sociedad superior desde el carácter comunista. Allí está la magnífica nota de Fidel a Celia Sánchez, después de comprobar in situ que las bombas en la Sierra Maestra eran el regalo de EE. UU. a la dictadura batistiana: «Al ver los cohetes que tiraron en casa de Mario, me he jurado que los americanos van a pagar bien caro lo que están haciendo. Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra mucho más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos. Me doy cuenta que ese va a ser mi destino verdadero».

Años después Camilo Cienfuegos diría: «No importan las traiciones arteras y cobardes que puedan hacer a este pueblo y a esta Revolución, que no importa que vengan aviones mercenarios tripulados por criminales de guerra y amparados por intereses poderosos del Gobierno norteamericano».

Más se podría investigar y decir, pero estas muestras resultan suficientes para comparar la talla de los verdaderos líderes y patriotas que ha tenido Cuba, respecto a la diminuta figura de quienes, olvidando esas enseñanzas, apuestan por un servilismo que es, cuando menos, irrespetuoso con nuestra historia.

¿Será que sueñan o aspiran a que una vez en el poder, los modernos «patriotas de oropel» quemarán los libros o desmontarán los monumentos de tantos próceres encumbrados? ¿Alguien duda de que mirarían hacia otro lado si permitimos que regresen los marines para escalar sobre Martí?

Fuente: granma.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Rusia afirma que sanciones de Occidente contra su nuevo oleoducto perjudicarán a la economía europea

Moscú señaló que el retraso del proyecto energético Nord Stream 2 como consecuencia de la aplicación de medidas de gobiernos occidentales contra Rusia, no solo perjudicaría su economía sino también a participantes del proyecto, consumidores y a la economía de Europa. teleSUR

Le puede interesar: