EEUU, cronología de una práctica injerencista (+Infografía)

Publicado:

Desde hace más de tres siglos Estados Unidos busca imponerse a terceras naciones mediante acciones políticas, económicas y militares en función de sus intereses estratégicos.

Noticias populares

México fue la primera víctima del afán expansionista estadounidense, que entre 1846 y 1848 llevó a cabo una guerra contra el país latinoamericano, el cual perdió alrededor de la mitad de su territorio en esa contienda bélica.

Desde entonces suman más de 300 las veces en que las fuerzas de la nación norteña intervinieron, ocuparon y realizaron diferentes operaciones, según un informe del Servicio de Investigaciones del Congreso de Estados Unidos actualizado hasta 2002, por lo que faltan acontecimientos posteriores.

Ningún otro país del mundo ostenta tan ominoso récord, algo digno de ser tenido en cuenta en momentos en que la aplastante mayoría de los medios de comunicación y las redes sociales controladas por el imperio se empeñan en demonizar a Rusia, reflexionó el intelectual argentino Atilio Borón.

Expertos alegan que Estados Unidos en los últimos años implementa nuevas formas de intervención ligadas a la guerra no convencional, que es también una manera de agredir a otro Estado, pero sin el empleo directo de las fuerzas armadas, al menos en una primera etapa.

Esta modalidad implica el apoyo económico, político y militar de movimientos subversivos internos y solo usan las tropas estadounidense si las fuerzas del gobierno local agredieran a quienes responden a sus órdenes.

Prensa Latina propone hoy una cronología de las principales acciones ejecutadas desde 1945, tras la Segunda Guerra Mundial, por las administraciones estadounidenses con el fin de intervenir a favor de sus intereses en otras naciones, ya sea de forma directa o indirecta.

1945: China

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, unos 50 mil infantes de marina estadounidenses desembarcaron en el norte de China con el objetivo de repatriar a los japoneses y controlar puertos, ferrocarriles y aeródromos.

Esta fue conocida como la Operación Beleaguer y no tuvo el éxito esperado por Washington.

1950-1953: Corea

Tras el inicio de la guerra de Corea, el entonces presidente de Estados Unidos, Harry Truman, ordenó a las fuerzas aéreas y marítimas desplegadas en la región que intervinieran en el conflicto en apoyo al bando del Sur.

1954: Guatemala

El 27 de junio de 1954 el presidente guatemalteco Jacobo Arbenz, un militar progresista, fue derrocado por un golpe de estado orquestado y financiado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

1961: Cuba

La invasión por Playa Girón, en abril de 1961, fue parte una operación de la CIA aprobada por el presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower y ejecutada por mercenarios en un intento por derrocar la entonces naciente Revolución Cubana, liderada por Fidel Castro.

Según historiadores, este hecho representó la primera gran derrota del imperialismo en América Latina.

1964-1973: Vietnam

A comienzos de 1964, el presidente estadounidense Lyndon B. Johnson aprobó el bombardeo sistemático de Vietnam del Norte y el envío de tropas de combate a Vietnam del Sur, con lo que se inició la implicación de Estados Unidos en ese conflicto.

Pérdidas materiales aparte, la invasión dejó como saldo más de 58 mil norteamericanos muertos y quedó marcada en la historia como una gran derrota militar de Estados Unidos.

1964: Brasil

Estados Unidos alentó y dio apoyo militar al golpe que derrocó el 31 de marzo de 1964 al entonces presidente constitucional de Brasil Joao Goulart, y desde esa fecha hasta 1985 se instauró allí una dictadura con cinco presidentes militares.

1964: Congo

Estados Unidos ofreció apoyo aéreo clandestino al gobierno local contra una guerra de guerrillas en la República Democrática del Congo.

1965: Indonesia

Documentos de la embajada de Estados Unidos en Yakarta del período entre 1963 y 1966 confirman la intervención y apoyo previo de Washington al golpe de estado contra el mandatario electo Sukarno el 30 de septiembre de 1965 y a la subsecuente masacre que causó la ejecución de alrededor de medio millón de comunistas indonesios.

1965: República Dominicana Estados Unidos envió más de 40 mil marines para reprimir un movimiento que intentaba restaurar en el poder al anteriormente derrocado presidente progresista y democráticamente electo Juan Bosch. La ocupación norteamericana se prolongó hasta 1966.

1967-1969: Guatemala

El gobierno estadounidense envió armas, asesores y Boinas Verdes a Guatemala, para implementar una llamada campaña contrainsurgente.

Década de 1970 y 1980: Operación Cóndor en América Latina

Estados Unidos promovió y apoyó las dictaduras de Hugo Bánzer en Bolivia (1971-1975), Ernesto Geisel en Brasil (1974-1979), Augusto Pinochet, Chile (1973-1990), Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989), Juan María Bordaberry en Uruguay (1973-1976) y Jorge Rafael Videla, Argentina (1975-1978).

1973: Chile

El presidente norteamericano Richard Nixon y su secretario de Estado, Henry Kissinger, respaldaron a grupos opositores y de las Fuerzas Armadas al mandatario chileno Salvador Allende, quien fue derrocado por un golpe de Estado el 11 de septiembre.

1980: El Salvador

Estados Unidos incrementa la asistencia masiva a los militares de El Salvador que se enfrentan a las guerrillas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

1981: Nicaragua

La administración del presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, inició su guerra contra el sandinismo y autorizó a la CIA recursos por 19,5 millones de dólares para crear la llamada Contra, fuerza paramilitar compuesta de antiguos miembros de la Guardia Nacional de la derrocada dictadura de Anastasio Somoza Debayle.

1983: Granada

El 25 de octubre unos siete mil soldados norteamericanos invadieron la isla en medio de un clima de inestabilidad con el pretexto de proteger a los norteamericanos. La operación, denominada Furia Urgente, estuvo precedida por el asesinato del presidente Maurice Bishop, que había instaurado allí un gobierno progresista.

1982-1983: Líbano

El 29 de septiembre de 1982, el presidente Ronald Reagan informó del despliegue de mil 200 infantes de marina para servir en una fuerza multinacional temporal para ayudar al gobierno libanés.

1989: Panamá

En diciembre Estados Unidos inició una invasión a Panamá, operativo militar que se realizó bajo el nombre de “Causa Justa” con el pretexto de sacar del poder al general Manuel Antonio Noriega y preservar la vida de los estadounidenses en el país.

1990-1991: Iraq (Guerra del Golfo)

El 2 de agosto de 1990, con el argumento de que tanto Kuwait como Emiratos Árabes producían petróleo por encima de las cuotas oficiales en conspiración con Estados Unidos, un contingente militar iraquí cruzó la frontera con Kuwait.

Unos meses después, ya en 1991, Estados Unidos lanzó un aparatoso y masivo ataque militar contra Iraq.

1992: Kuwait

El 3 de agosto, Estados Unidos inició una serie de ejercicios militares en Kuwait, luego de que Iraq se negara a reconocer una nueva frontera determinada por la ONU.

1993: Somalia

A través del lema «Restaurar la esperanza», más de 30 mil marines estadounidenses entraron al país africano con el supuesto propósito de brindar alimento a la población, en medio de un tenso clima de corrupción y guerra civil.

1995: Bosnia

La OTAN llevó a cabo la primera operación de ataque de su historia en lo que se conoció como la Operación Fuerza Deliberada. El conflicto civil en esa región deja miles de muertos y cientos de miles de desplazados.

1999: Yugoslavia

El 24 de marzo, Estados Unidos y la OTAN iniciaron la Operación Fuerza Aliada, concebida como una serie de bombardeos sobre Yugoslavia en el marco de la Guerra de Kosovo. Murieron dos mil personas.

2001-2021: Afganistán

Tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, Washington inició una guerra contra el terrorismo en Afganistán, donde supuestamente estaba Osama Bin Laden, líder del grupo Al Qaeda y supuestamente responsable de los atentados.

La partida de los estadounidenses del territorio afgano concluyó después de 20 años de ocupación y ha sido considerada un fracaso.

A partir del 2001, el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, emprendió con su denominada “guerra contra el terrorismo”, campaña bélica que se expandió a otras naciones.

2002: Venezuela

El gobierno estadounidense del mandatario George W. Bush promovió y apoyó el intento de golpe de Estado en abril contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que fracasó gracias al amplio respaldo popular al mandatario electo.

2003: Iraq

En su intento por localizar supuestas armas de destrucción masiva, las tropas estadounidenses invadieron Iraq a través de ataques con misiles, que dejaron un país destruido con cinco millones de personas desplazadas y medio millón de muertos, entre ellos cuatro mil soldados norteamericanos.

2004: Haití

Una campaña de violencia para desestabilizar Haití proporcionó el pretexto para que las fuerzas estadounidenses entraran en el país caribeño y quitaran al presidente Jean-Bertrand Aristide de la presidencia del país.

2007-2015: Pakistán

Luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el gobierno estadounidense llevó a cabo en Pakistán cientos de ataques con aviones no tripulados.

2007: Somalia

En enero, Estados Unidos intervino militarmente en Somalia, al bombardear posiciones islamistas, como parte de un esfuerzo por capturar o aniquilar a combatientes de Al-Qaeda, que se encontraban supuestamente infiltrados en las fuerzas opositoras al gobierno.

2009: Yemen

La cruzada contra el terrorismo de Estados Unidos llevó también a sus fuerzas a Yemen, donde han intervenido abiertamente en el conflicto en esa nación de Oriente Medio desde el 14 de diciembre de 2009, cuando lanzaron veintiocho ataques aéreos.

2010: Ecuador

Una supuesta revuelta policial contra una ley salarial en Ecuador fue la excusa para emprender en septiembre un intento de golpe de Estado contra el presidente Rafael Correa, con el auspicio norteamericano.

2011: Libia

Tropas de la OTAN entraran en Libia en marzo de 2011 debido a la supuesta violación de derechos humanos y la crisis humanitaria.

A partir de ese año se produjeron una serie de manifestaciones de carácter popular y político en la región, conocidas como Primavera árabe, que condujeron a la caída de los gobiernos de Ben Ali en Túnez y Hosni Mubarak en Egipto, el reforzamiento de la violencia en Yemen y la guerra civil en Libia, acontecimientos que se insertan en el manual de guerra no convencional de Estados Unidos.

2012: Paraguay

En junio tuvo lugar el primer golpe parlamentario en la región, bajo la figura del “lawfare” o persecución judicial, contra el presidente Fernando Lugo, con el apoyo de Washington.

2014: Siria

Estados Unidos intervino en Siria bajo el pretexto de apoyar a los grupos rebeldes contra el presidente Bashar Al Asad y para impulsar la ofensiva contra el Estado Islámico en esta nación del Levante.

Pese a que en 2018 las tropas estadounidenses iniciaron su retirada del país, aún continúan en algunas regiones y saquean hasta 70 mil barriles diarios de petróleo.

2014: Ucrania

El Euromaidán (entendido como el conjunto de las manifestaciones de carácter europeísta que tuvieron lugar en Ucrania para derrocar al presidente Yanukóvich) consiguió llevar al poder a un nuevo gobierno, un nuevo Parlamento y un nuevo presidente: Petro Poroshenko.

Estados Unidos y sus aliados occidentales promovieron con apoyo a grupos de oposición el golpe de Estado para sacar del poder al presidente Víktor Yanukóvich y responde a su interés de cercar a Rusia, aseguran observadores.

2016: Brasil

El 31 de agosto, el Senado brasileño aprobó la separación definitiva del cargo de la presidenta Dilma Rousseff tras un proceso de juicio político en el que no se llegó a demostrar la causa de las supuestas irregularidades de las cuales era acusada.

Mientras transcurría el proceso salieron a luz evidencias del apoyo de Estados Unidos al golpe.

2019: Venezuela

El 24 de enero el diputado opositor Juan Guaidó se autoproclamó como “presidente encargado” de Venezuela, y Washington inmediatamente lo reconoció a pesar de no haber sido electo.

2019: Bolivia

El 10 de noviembre de 2019 se concretó un golpe de Estado contra el gobierno legítimo de Evo Morales que, de acuerdo con investigaciones, fue orquestado y financiado por Estados Unidos.

Morales tuvo que asilarse en la embajada de México y luego en Argentina, mientras Jeanine Añez se autoproclamó como presidenta interina durante un año, tiempo en el que destruyó la gran mayoría de los logros socioeconómicos de los gobiernos del Movimiento al Socialismo (MAS).

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Central obrera de Bolivia alerta contra golpe de Estado

El Comité Ejecutivo Nacional de la Central Obrera Boliviana (COB) aseguró hoy que emprenderá acciones frente al posible “golpe de Estado” que en su criterio desde Santa Cruz fraguan las “logias” de ese departamento.