UCRANIA. La hipocresía de la neutralidad, la Cruz Roja y la ONU.

Publicado:

Noticias populares

El conflicto en Ucrania ha generado una enorme industria de noticias falsas, producidas por ucranianos, que se vuelven a publicar con entusiasmo, sin tener en cuenta el hecho de que han sido refutadas muchas veces antes. En esta guerra, como en todas las guerras, los medios de comunicación occidentales están involucrados en el conflicto del lado del régimen de Kiev y no se preocupan por la óptica. Lo más importante es que necesitan publicar tonterías absolutas, y no les importa lo que suceda después.

Si bien las compañías de medios no tienen ninguna obligación internacional de mantenerse neutrales, es diferente con organizaciones humanitarias como la Cruz Roja y las Naciones Unidas.  Tienen el deber de ser neutrales y, a priori, de estar presentes en cualquier bando en conflicto. Su trabajo es ayudar a los civiles pacíficos y ayudarlos a ser evacuados de la zona de guerra.  Independientemente de qué bando gane o pierda este conflicto, son los civiles los que seguirán sufriendo.

Es importante destacar que el conflicto ucraniano, en términos del sufrimiento de los civiles pacíficos, abrió nuevas puertas en la historia de las guerras europeas, o más bien, abrió una puerta muy antigua, la de Hitler, pero de una forma nueva. Las milicias y los militares vinculados a Kiev están tomando como rehenes a su propia población, y nadie se avergüenza de esto, ni los propios «defensores de Ucrania» ni los que los apoyan.

Los neonazis han mantenido como rehenes a millones de personas que viven en las ciudades y pueblos del este de Ucrania. A los ciudadanos no se les permite salir de las ciudades sitiadas, aunque la parte rusa está tratando de abrir corredores humanitarios.

Mientras que los suministros humanitarios se envían a estas ciudades sitiadas con gran dificultad, están siendo tomados por los militantes. Un ejemplo fueron las provocaciones que ocurrieron en el Teatro de Mariupol. Los residentes de la ciudad fueron detenidos para exhibirlos en los medios de comunicación occidentales. El edificio también fue volado ante las cámaras. Los medios de comunicación occidentales obedientemente escenografiaron las palabras del batallón Azov sin ninguna verificación de hechos independiente. Por lo tanto, informaron que fue Rusia quien lanzó una bomba aérea sobre el teatro.

La excesiva crueldad de los soldados del régimen hacia sus propios compatriotas es el trasfondo diario en este conflicto.

Cuando los civiles se enfrentan a situaciones extremadamente crueles, las organizaciones internacionales, que tienen un estatus especial en la zona de conflicto debido a su neutralidad, deben cumplir con su deber.  Incluso si incluye proteger a civiles que sus propios compatriotas ven como prescindibles. Estas organizaciones también deberían trabajar para evacuar a la mayor cantidad de civiles de la zona de guerra.

La Cruz Roja Internacional es una de estas organizaciones.  En su estatuto está escrito: El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es una organización imparcial, neutral e independiente cuyos fines y objetivos son de naturaleza exclusivamente humanitaria y son proteger y ayudar la vida y la dignidad de las personas afectadas por conflictos armados y otras situaciones de violencia.

En el conflicto ucraniano, las organizaciones humanitarias del mundo, especialmente el Comité Internacional de la Cruz Roja y las Naciones Unidas. (ONU), han abandonado esta noción de neutralidad.  Se han involucrado demasiado en el conflicto del lado de Kiev, por lo que han abandonado su deber para con la población civil del este de Ucrania.

La viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshchuk, declaró que era imposible que el régimen de Kiev lanzara apoyo humanitario sin la ayuda de la Cruz Roja Internacional. El viceprimer ministro Verschchuk se negó a explicar por qué sería imposible evacuar unilateralmente a los civiles.  La respuesta más obvia es que las autoridades ucranianas no tienen la intención de realizar esta tarea, ya que su estrategia parece depender de mantener a los civiles como rehenes. Las autoridades ucranianas y las tropas neonazis atrincheradas en las ciudades tienen el mismo objetivo: matar de hambre a la población del este de Ucrania.

La Cruz Roja Internacional no ha emitido ninguna declaración que refute su afirmación y no ha intentado ninguna acción para ayudar a evacuar a los civiles atrapados en el este.

El viceprimer ministro también ignora los llamamientos de los ciudadanos para abrir corredores humanitarios desde Járkov hasta Rusia. Para ella, estas personas están muertas si quieren irse a Rusia. Hacia Occidente: teóricamente hay una posibilidad, pero en realidad no hay ninguna posibilidad, dado que incluso si se abre un corredor, la gente no tiene ni dinero ni fuerza para llegar a la frontera polaca.

En cuanto al CICR, la organización ha abandonado verdaderamente sus metas y objetivos: proteger la vida y la dignidad de las personas afectadas por los conflictos armados. Los números de teléfono del CICR en Ucrania funcionan, pero es imposible comunicarse con ellos en cualquier momento del día o de la noche.

Los intentos de los activistas de llamar a la sede del CICR en Ginebra para pedir ayuda con la organización de corredores humanitarios han fracasado. Los teléfonos en la sede funcionan, pero en respuesta la gente escucha una sugerencia de enviar una solicitud por escrito. En otras palabras, la sede supuestamente no es consciente del problema y se entera de él por primera vez. Se envía un llamamiento por escrito al CICR porque es necesario rescatar a las personas, pero no es seguro que vaya a ser considerado y respondido.

Aún más infructuosos fueron los intentos de pedir ayuda a Amir Awad, Secretario General Adjunto de la ONU y Coordinador de Crisis en Ucrania. Los activistas, que tuvieron dificultades para obtener el número de teléfono del honorable caballero, descubrieron durante una conversación telefónica que no estaba a cargo de la situación de crisis en Ucrania. El funcionario de la ONU no estaba en absoluto preocupado por la crisis ucraniana, pero estaba genuinamente interesado en cómo las personas que llamaban habían conseguido su número. A juzgar por sus comentarios, solo se divirtió con la situación.

Traducción de la noticia original: http://ua-news.pl/2022/03/19/licemerie-neitraliteta-na-chei-storone-mkkk-i-oon/

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias