Una guerra de Estados Unidos contra China podría comenzar en las Islas Salomón

Publicado:

Noticias populares

En medio del Pacífico, las Islas Salomón, a 2.000 kilómetros al noreste de Australia, han afirmado su propia política exterior independiente tras décadas bajo tutela extranjera. El Primer Ministro Manasseh Sogavare calificó de “hito” el acuerdo entre su país y China, que incluye un pacto de seguridad. “Tenemos que diversificar las relaciones del país con otros socios. ¿Dónde está el problema?” China no estaba presionando a su país para que firmara el pacto, insistió, y añadió que “las propias Islas Salomón pidieron el tratado”.

 

El problema es una posible presencia militar china en las Salomón, en virtud de un acuerdo que permitiría a los barcos chinos visitar y “llevar a cabo el reabastecimiento logístico” y permitir a la policía china ayudar a “mantener el orden social” en el país.

Aunque Sogavare ha asegurado a Occidente que no habrá ninguna base militar china en las Islas Salomón, Daniel Kritenbrink, jefe de la diplomacia estadounidense para Asia Oriental y el Pacífico, lanzó esta velada amenaza: “Por supuesto, respetamos la soberanía de las Islas Salomón, pero también queríamos hacerles saber que si se dieran pasos para establecer una presencia militar permanente de facto, capacidades de proyección de poder o una instalación militar, entonces tendríamos preocupaciones significativas, y responderíamos muy naturalmente a esas preocupaciones”.

Australia ha advertido que cualquier base china en las Salomón sería una “línea roja”. El nuevo primer ministro laborista, Anthony Albanese, y su ministra de Asuntos Exteriores, Penny Wong, acusaron al anterior gobierno de haber cometido “el peor fracaso de la política australiana desde la Segunda Guerra Mundial” al permitir el acuerdo de las Islas Salomón con China. El oligarca de los medios de comunicación David Llewellyn-Smith lanzó amenazas explícitas: “No hay forma de que Australia permita que este acuerdo continúe. Si lo hace, la nación debería invadir y capturar Guadalcanal para que podamos organizar un cambio de régimen en Honiara… Si no respondemos a eso -tenemos que ser nosotros y Washington- entonces amigo, se acabó… China tendrá libertad de mar con su armada en todo el Pacífico Sur. Según el periódico australiano, el acuerdo “difícilmente podría ser más significativo desde el punto de vista geopolítico por el desafío que supone para la prolongada hegemonía estadounidense en la región”.

La posición de las Salomón en el sudeste del Pacífico es lo que hace que el país sea tan importante desde el punto de vista estratégico para la futura guerra de Estados Unidos con China. Este empobrecido país de 700.000 habitantes cuenta con varios puertos de aguas profundas y vías marítimas que Australia y Estados Unidos controlan actualmente y están decididos a conservar. Las Islas Salomón fueron colonizadas históricamente por los británicos y luego por los japoneses, y se convirtieron en un campo de batalla clave durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Estados Unidos expulsó a Japón del país en la batalla de Guadalcanal, que duró seis meses, en 1942-43. Esta batalla fue vital para la victoria de Estados Unidos sobre Japón, que estableció el dominio de Estados Unidos sobre el Pacífico hasta el día de hoy.

Después de que las Salomón se independizaran de Gran Bretaña en 1978, la supervisión occidental pasó principalmente a Australia, con Nueva Zelanda como socio menor. Tras una guerra civil de baja intensidad entre 1998 y 2003 por las demandas de secesión de la isla de Malaita, más pobre y poblada, Australia ocupó el país con una fuerza de 2.000 soldados y policías como “fuerzas de paz”, imponiendo la austeridad del FMI en el sector público. La presencia de Australia desde 2003 hasta 2017 no hizo más que alimentar las rivalidades entre Malaita y la principal isla salomónica, Guadalcanal, donde se encuentra la capital, Honiara.

El cambio de juego se produjo en 2019 cuando las Salomón transfirieron el reconocimiento diplomático de Taiwán a la República Popular China después de 36 años. En respuesta, el senador republicano estadounidense Marco Rubio amenazó durante una visita con cortar el acceso de Salomón a los mercados financieros mundiales.

Al año siguiente, Estados Unidos concedió 25 millones de dólares en la llamada “ayuda” a Malaita, una cantidad mucho mayor que la ayuda a las Islas Salomón en su conjunto. Estos sobornos de Estados Unidos a Malaita y las amenazas contra el gobierno nacional formaban parte de una estrategia orquestada para utilizar las demandas de secesión de Malaita como un palo de divide y vencerás para obligar al gobierno nacional a volver al redil occidental. Alentado por Estados Unidos, el grupo separatista Malaita 4 Democracy ha exigido la expulsión inmediata de todos los ciudadanos chinos de la isla.

Luego, en 2021, unos 1.000 separatistas, alentados por el primer ministro maltés Daniel Suidani, se trasladaron a la isla principal de Guadalcanal, atacando a los comercios chinos y a los residentes chinos. Los alborotadores enarbolaron una bandera israelí e incendiaron el edificio del gobierno en lo que fue una revolución de colores orquestada por Estados Unidos y Australia. Pero no lograron derrocar al gobierno; una posterior moción de censura en el parlamento también fue rechazada. Desde entonces, China ha desplegado una docena de policías para formar a las fuerzas locales.

La pobreza y el desempleo masivo son la causa de los actuales disturbios en las Salomón, que tienen el índice de desarrollo humano más bajo y la segunda tasa de electrificación más baja de todos los pequeños estados del Pacífico. No es de extrañar que el gobierno de las Islas Salomón intente liberar al país de la dominación occidental. Liu Ze, secretario general del Consejo Empresarial Chino de las Islas Salomón, explicó: “La estructura económica de las Islas Salomón no ha progresado en los últimos 15 años, lo que ha hecho que el partido gobernante se de cuenta de que la cooperación con Occidente no conduce al desarrollo. Ahora han encontrado en China una gran potencia alternativa que puede proporcionarles unas condiciones equitativas. China es ahora el mayor destino de las exportaciones de las Islas Salomón, ya que recibe el 65 por cien de las mismas, principalmente madera, y la inversión y el turismo chinos han aumentado masivamente en el marco de la Nueva Ruta de la Seda.

Pero la creciente presencia económica de China se ve obstaculizada en todo momento. Un importante contrato con Huawei para tender un cable de fibra óptica desde las Salomón hasta Australia fue cancelado en 2018 después de que Australia impulsara un voto de censura contra el gobierno de las Salomón, acusando a Sogavare de corrupción en el acuerdo.

Sin embargo, los lazos de China con las islas del Pacífico están progresando, contribuyendo al desarrollo de una región pobre del mundo. China espera firmar un importante acuerdo con casi una docena de países insulares del Pacífico que abarque la cooperación en materia de seguridad, comercio y comunicación de datos. Kiribati, una pequeña nación insular del Pacífico que transfirió su reconocimiento diplomático a la República Popular junto con las Islas Salomón, va a firmar un acuerdo que concede a China derechos especiales de pesca en una de las mayores zonas marinas protegidas del mundo. Vanuatu ha firmado recientemente un contrato con China para la construcción de una nueva pista de aterrizaje en el aeropuerto que permita el acceso de grandes aviones. La ventaja para estos países es que China, a diferencia de las potencias occidentales, no busca explotar sus vulnerabilidades. Chen Hong, presidente de la Asociación China de Estudios Australianos, explicó: “China cree que los países, ya sean grandes o pequeños, deben recibir un trato igualitario; no están ahí para que nadie los convenza y controle.

Mientras tanto, las potencias occidentales hacen todo lo posible para frenar la pérdida de su hegemonía. En el plano diplomático, instan a los cinco Estados insulares del Pacífico que aún reconocen a Taiwán a no seguir el ejemplo de las Salomón (como nación insular del Pacífico más poblada e influyente) reconociendo a la República Popular China.

Las medidas de Occidente para reprimir la política exterior independiente de las Islas Salomón son un aspecto de la lucha más amplia para mantener el control imperialista sobre el Pacífico, que incluye el acercamiento de Australia a Estados Unidos. El desarrollo de Australia como “ancla del sur” del poder militar estadounidense, reforzado por el pivote de Obama hacia Asia, que ha visto cómo se establece una importante base estadounidense en Darwin, al norte de Australia, la sitúa en primera línea de una guerra con China.

La nuclearización de Australia se ha acercado peligrosamente con el reciente acuerdo Aukus entre este país, Estados Unidos y el Reino Unido. Aukus ha roto el Tratado de No Proliferación de la ONU al proporcionar armas nucleares a Australia en forma de al menos ocho submarinos nucleares construidos en Estados Unidos y los conocimientos tecnológicos que los acompañan. Los submarinos de 100.000 millones de dólares tendrán un alcance mucho mayor que los submarinos franceses que Australia acordó comprar, y se utilizarán para imponer un bloqueo naval estadounidense a las rutas marítimas del Pacífico de las que China depende para obtener materias primas y mercancías. De hecho, Aukus representa una extensión de la OTAN hacia el Océano Pacífico.

El Primer Ministro de las Islas Salomón, Sogavare, se quejó de que su país y otros de la región “deberían haber sido consultados para garantizar la transparencia del tratado Aukus, ya que afectará a la familia del Pacífico al permitir la presencia de submarinos nucleares en aguas del Pacífico”. Pero, por supuesto, fueron ignorados, al igual que los franceses fueron engañados por sus rivales imperialistas.

A pesar de la estrecha alianza entre Estados Unidos y Australia, está claro que Estados Unidos no está satisfecho con la actuación de Australia en las Islas Salomón. El cierre de su embajada en las Salomón en 1993 y la subcontratación de su seguridad a Australia fueron criticados por el ex diplomático estadounidense de alto nivel James Carouso, quien dijo que fue un “error”. Ahora Estados Unidos está considerando reabrir su embajada en la capital, Honiara, para recuperar el control directo. Esto en cuanto al respeto de la soberanía nacional, una idea que se invoca con frecuencia para promover la guerra por delegación de la OTAN contra Rusia.

No es que Australia sea mejor, con sus frecuentes referencias a las Salomón como “nuestro patio trasero”. Este término insultante fue condenado por Sogavare, que dijo que un patio trasero era un lugar “donde se recoge y se quema la basura”, y “donde se hacen las necesidades”. Compárese con la opinión de China de que las islas del Pacífico no son “ni el patio trasero de ningún país ni un escenario para juegos de alto nivel”. Tarcisius Kabutulaka, académico de las Islas Salomón en la Universidad de Hawai, observó que la posición occidental era la de establecer la ley y decir “no se puede tener ese tipo de relación con China. La ironía es que podemos y lo hacemos”.

La insistencia de las potencias occidentales en retener el control de las Salomón no es un problema lejano para nosotros, sino que representa un peligro claro y presente para la paz mundial. La reciente e improvisada revocación por parte de Biden de la política estadounidense de una sola China, de larga data, con respecto a Taiwán, demuestra que Estados Unidos se toma muy en serio la tarea de impedir el ascenso de China, y las amenazas occidentales de invadir las Islas Salomón convierten a este país en uno de los puntos calientes donde podría comenzar la guerra de Estados Unidos con China.

—https://www.legrandsoir.info/iles-salomon-construire-la-guerre-americaine-contre-la-chine.html

spot_img

1 COMENTARIO

  1. Me recuerda a cuando los yanquis invadieron la isla de Granada porque ingenieros cubanos construían un aeropuerto para fomentar el turismo.
    Y nadie castigó a los yanquis.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias