Rusia emplazará en Venezuela estación de medición de sistema satelital

Publicado:

La compañía explicó que la instalación del sistema se enmarca en un acuerdo ruso-venezolano ratificado el pasado 11 de junio.

Noticias populares

La agencia espacial rusa, Roscosmos, informó este lunes que emplazará una estación de medición de su sistema de navegación por satélite nombrada Glonass en territorio venezolano.

 

La instalación de esta tecnología análoga al GPS estadounidense, al Galileo europeo y al BeiDou chino, asegurará la navegación a los usuarios de la tecnología de Posicionamiento de Punto Preciso (PPP).

“El despliegue de una estación de Glonass se enmarca en el acuerdo ruso-venezolano sobre la cooperación en la exploración y utilización del espacio con fines pacíficos”, expresó la compañía a través de Telegram refiriéndose al acuerdo ratificado el pasado 11 de junio.

Este equipo de navegación de alta precisión se encarga de recepcionar ininterrumpidamente las señales emitidas en abierto por los satélites de los sistemas globales de navegación GLONASS, GPS, Galileo y BeiDou y transmite en tiempo real los resultados de las mediciones.

Es menester recordar que Roscosmos había develado que sostenía negociaciones con Argentina para instalar en su territorio estaciones con la misma tecnología de las que quedarán emplazadas en territorio venezolano.

Asimismo, el ente ruso se encuentra analizando la posibilidad de situar estaciones de tipo Glonass en Brasil y Paraguay.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La Gran Barrera de Coral experimenta el mayor aumento de su masa en décadas

El norte y el centro de la Gran Barrera de Coral, el mayor organismo vivo del planeta, han registrado su mayor cobertura desde hace 36 años, según el último informe anual (2021-22) del Instituto Australiano de Ciencias Marinas (AIMS), publicado el 3 de agosto.