A Europa no le cuadra la cuenta sin el gas ruso

Publicado:

El Viejo Continente podría quedarse sin reservas en febrero

Noticias populares

«La situación del gas en Europa está pasando rápidamente de un escenario malo a un escenario desagradable en el último mes», advierte una investigación del conglomerado financiero estadounidense Bank of America.

 

Señala, además, que las reservas europeas de ese recurso para el invierno podrían agotarse, pues con los flujos del gasoducto Nord Stream 1 al 20 % de su capacidad, el almacenamiento para la época fría del año podría ser insuficiente.

Bank of America achaca esta situación a las acciones de Rusia para limitar el suministro a la región, pero poco habla de las más de mil medidas impuestas por Occidente contra el gigante eslavo desde el inicio de la operación militar especial en Ucrania, y que afectan al sector energético.

Rusia es el mayor proveedor individual de energía de Europa, responsable del 40 % del consumo de gas natural de la región, y ante la incertidumbre –a corto y largo plazo– por la llegada de gas al Viejo Continente, los precios a nivel internacional se vuelven inestables.

A Europa, que ha arremetido contra Rusia sin la seguridad de garantizar en otros mercados la energía suficiente, solo le queda planear un racionamiento generalizado de la demanda.

Por ejemplo, en Alemania –uno de los países más dependientes del gas ruso– se estableció un plan de emergencia energética. El Ayuntamiento de Hannover, además, ha cerrado el agua caliente de las instalaciones públicas y permitirá activar la calefacción solo hasta los 20 grados, desde el 1ro. de octubre al 31 de marzo del próximo año.

El Gobierno francés prohibió la publicidad luminosa en todas las ciudades, entre la una y las seis de la mañana. También se prohibirá que los comercios tengan las puertas abiertas mientras el aire acondicionado o la calefacción estén encendidos, en tanto se restringe la temperatura a 19 grados en invierno y a 26 en verano.  Según detalló la ministra francesa de Transición Energética, Agnès Pannier-Runacher, el incumplimiento de estas medidas podría acarrear multas de hasta 750 o 1 500 euros por dejar las puertas abiertas.

Según el diario El País, las medidas en Italia contemplan reducir la calefacción a 19 grados y mantener los aires acondicionados a 27 en verano. Asimismo, podría llegar a existir un «toque de queda» en la iluminación de los hogares.

Lo cierto es que a Europa no le cuadran las cuentas sin el gas ruso, y tendrá que racionar, obligatoriamente, porque de no hacerlo, el Viejo Continente podría quedarse sin reservas en febrero, según el diario El Economista.

Fuente: granma.cu
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias