Ahora sí, ya hay guerra

Publicado:

Noticias populares

Hasta ahora la crisis de Ucrania era, básicamente, una guerra civil: las milicias de Donestks y Luganks eran las que estaban en primera línea en la mayoría de los frentes (este y sur), con el respaldo decisivo de las fuerzas rusas que sólo ocupaban esa primera línea cuando la cosa se ponía fea. La situación ahora se invierte porque con la declaración de Putin de esta mañana ya no serán las milicias las de primera línea sino el ejército ruso. Occidente quería la guerra. Ya la tiene.

 

Eso si Putin no habla por hablar, como ya ocurrió con lo de “atacar los centros de decisiones en cualquier lugar que estén”. Y aquí es donde hay que detenerse.

El anuncio de Putin con el uso de armas nucleares solo se puede interpretar de una manera: que sea un ultimátum a Occidente para que deje de armar a los nazis del “país 404”. Si esto no ocurre, y si Occidente, a través de la OTAN, hace algún otro movimiento de este tipo, Rusia no tiene otra salida que la de cumplir sus advertencias. Esto ya no es diciembre, ni enero, ni febrero. Ahora se ha dicho ante todo el mundo, ya no hay nada oculto. Y hay que actuar.

Rusia ha dado unos meses de tregua, para que se lo piensen: la movilización comienza ya, pero hay que instruir a los movilizados. O sea, hay tres meses por medio. Otoño entero. Justo antes del invierno. Ese es el plazo para la guerra o la paz. Ese es el plazo para Occidente, el plazo que tiene para amoldarse a los nuevos tiempos o sucumbir definitivamente. Supongo que los borrachos se habrán quitado la resaca de golpe.

Putin ha hecho el anuncio justo al comienzo de la Asamblea General de la ONU y todo el mundo lo tiene que entender. No hay marcha atrás por parte de Rusia. Ha dejado el campo libre para que el Occidente colectivo convierta esta asamblea de la ONU en un campo de batalla y se lleve algún triunfo: a Occidente no le imporata nada otra cosa que esta, porque es crucial para su supervivencia y hegemonía. En teoría se iba a discutir sobre cambio climático, alimentación, post-COVID. Seguro que no estáis viendo nada de esto, solo Ucrania, solo “el país 404”.

Todo esto oculta un análisis más serio de lo que ocurrió en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái que, para variar, no tiene nada que ver con lo que han trasladado los medios de propaganda occidentales.

Que todos los países hayan acordado reforzar el comercio entre ellos en sus propias monedas es relevante.

Que se acordase “priorizar la transición hacia el uso de las monedas [de los países integrantes de la OCS, sean miembros o no de pleno derecho] y la conexión de sus sistemas de pago nacionales” es relevante.

Que varios de ellos hayan firmado acuerdos bi o trilaterales en los que no se usa la moneda occidental, es relevante.

Que se hablase de la posibilidad de crear una zona de libre comercio entre los países de la OCS en Xinjiang, justo tras el informe de la ONU, es relevante.

Que se propusiese una fuerza policial conjunta de 2.000 integrantes para hacer frente a las “revoluciones de color” impulsadas por Occidente, es relevante.

Los borrachos occidentales se fijaron en Putin-Modi y en Putin-Xi, que si ambos criticaron a Rusia y que si tal y cual. Es lo que tienen las borracheras, que a veces ves doble. Y es lo que tienen los borrachos, que tienen dificultades para leer.

Porque una de las cosas que dijo China fue “apoyo explícito a los intereses fundamentales de Rusia”. ¿Críticas? Si esa no es a EEUU y la OTAN ya me diréis qué es. China lo vuelve a decir ahora tras el anuncio de Putin: “Hacemos un llamado a las partes relevantes para lograr un alto el fuego y detener la guerra a través del diálogo y la negociación, y encontrar una manera de acomodar las preocupaciones legítimas de seguridad de todas las partes lo antes posible. También esperamos que la comunidad internacional cree condiciones y espacios para ello”.

Y lo mismo India, dicho por el propio Modi.

¿Promoción, dice? Más, mucho más. Esto es de hace un par de días.

Habla de un ahorro de 350.000 millones de rupias (un crore es una medida india que multiplica por 10), o sea, unos 4.500 millones de euros, en la compra de petróleo ruso. India se ha convertido en el segundo mayor comprador de petróleo ruso después de China. Estos precios son cruciales para un país que ha superado a Gran Bretaña como quinta potencia económica del mundo (con lo que si se tiene en cuenta a China e India, al menos hay dos del famoso G-7 que no tendrían por qué estar ahí) y que importa el 80% del petróleo que consume.

¿Qué, hay lucidez ya o aún sigue la borrachera? Porque apenas hay tiempo ya para una actitud sensata por parte de Occidente si quiere evitar el desastre.

El Lince

spot_img

4 COMENTARIOS

  1. El haber alertado del uso de la fuerza nuclear, en no poca medida, se contradice con lo que desde la Federación Rusa en general y Vladímir Vladímirovich Putin en particular, y por aquello de aquello de más o menos que: “Nosotr@s nunca seremos l@s primer@s en utilizar el arma atómica”.

    Dicho lo cual, efectivamente, y aunque suene paradójico, una guerra mas sutil que incluso desgarbada pudiera parecer, empero siempre trágico, un mero amago de guerra, ergo…

    Queda por ver si igualar los efectivos humanos resulta suficiente como para mantener tan rusófono como rusófilo siquiera a corto plazo el Donbass.

    Deben concluir efectivamente el proceso refrendatario iniciado, el cual, sin lugar a la duda, tal y como ocurrió con la recuperada Crimea, ayudará, con o si necesidad de mambises/as y o esclav@s modern@s, al Proceso Autodeterminista global, ergo al ejercicio, a ser posible libre, ergo pacífico, del natural, y no porque lo diga la malparida “ONU”, DERECHO DE AUTODETERMIMACIÓN.

    POR UN MUNDO MULTIPOLAR,
    HACIA LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA PLANETARIA Y HASTA EL COMUNISMO:

    ¡VENCEREMOS!

  2. La recomendación a los fascistas etc .para que no hagan comentarios debería ser extensivo también a los troskistas…xa se sabe de que van estes tipejos aliados históricos y presentes objetivos del fascismo.

  3. Después de ver varias veces la intervención de Putin mantengo la misma opinión: no se declaró en esta el inminente ataque nuclear “de castigo” o demostrativo, ni ahora ni dentro
    3 meses si “se siguen portando mal” la OTAN y/o el gobierno ucraniano.
    Buena parte de los medios occidentales se lanzaron a una furiosa e histérica campaña distorsionadora. Algunos han asegurado que Putin casi delirando, con los ojos inyectados de sangre, los dientes filosos y con espuma en la boca (como oso rabioso) amenazaba al Mundo con el apocalipsis nuclear mientras una de sus manos (casi garrras) con incontrolables temblores de alcohólico se acercaba a un sospechoso botón…Rojo, claro está! Aseguran que dijo esto, lo otro y lo de más allá.
    Evitemos envenenarnos por esos medios o dejarnos llevar por belicosos estrategas de cafetería que tildan a los chinos de maricas porque no derribaron el avión de Pelosi ni de paso invadirron definitivamente a Taiwan.
    El presidente ruso durante toda su intervención estuvo muy ecuánime y seguro (pocos ahora pueden darse ese lujo y él sí puede). Realizó una sencilla explicación sobre la amenaza de destrucción de Rusia como objetivo primario de la OTAN (algo que pocos comprenden) y que Rusia está dispuesta a defenderse. Mencionó casi como de paso que Rusia cuenta con “algunas” armas nucleares y “algunas” son de avanzada (derroche de modestia o humor ruso). Más nada, excepto una pequeñéz: “¡Esto no es un “farol!”
    Lo referido es una advertencia sobre las serias consecuencias de la participación cada vez más descarada de la OTAN en el conflicto ucraniano. Un mero recordatorio de que si siguen a ese ritmo, el conflicto directo con Rusia puede ser inevitable y a partir de ese momento todo puede empeorar a una velocidad impresionante.
    La OTAN considera fútiles las advertencias rusas y que sus cansonas “líneas rojas” son meramente decorativas (trazadas solo para ser cruzadas cuanto antes).
    La OTAN ha desarrollado armas bacteriológicas en Ucrania expresamente para atacar a Rusia y a la población prorusa, desde el 2014 ha financiado, organizado y dirigido la guerra fraticida contra las provincias “rebeldes”. Reconocen haber preparado, armado y dirigido a las fuerzas ucranianas desde mucho antes del inicio de la operación especial. Se han jactado de que generales rusos han muerto gracias a la información de inteligencia suministrada a Ucrania y son 100% responsables del hundimiento del crucero Moscú, líder de la flota rusa del Mar (los ucranianos no estaban preparados para alcanzarlo tan lejos de la costa). Miles de tropas especiales de la OTAN entrenan y combaten en Ucrania desde el 2016, la mayoría como supuestos mercenarios. Declararon abiertamente y muy contentos ser los responsables de la “exitosa” contraofensiva ucraniana en la región de Jarkov. Sus obuses 777 y lanzacohetes han provocado mucho daño a la población civil e incluso atacan repetidamente a una central nuclear con todos los riesgos asociados.
    Por mucho menos que eso ya EEUU hubiera atacado y desbastado “preventivamente” a cualquier nación.
    Si la OTAN asegura ser puramente defensiva, definitivamente hace mucho tiempo que vá en dirección contraria y cada vez parece más deseosa de “medirse” con el ejército ruso.
    Los rusos son medio asiáticos y por tanto mucho más sabios que los occidentales. No hacen uso innecesario de la fuerza y el “gatillo alegre” no es su estilo, sobre todo en temas de guerra nuclear. Estoy convencido de que Rusia evitará ser la primera en hacer uso de las armas nucleares, no han cambiado su doctrina estratégica.
    El poderío ruso convencional aéreo, antiaéreo, coheteril, artillero, medios blindados e infantería motorizada es tal que puede llevar un conflicto directo exitoso contra la OTAN solo con armas convencionales, sin “quemar etapas”.
    Los que me preocupan son los del bando contario supuestamente “defensivo”, que sí pueden empeorar mucho las tensiones y ponerse histéricos en caso de cualquier choque directo. Si tropas y medios de la OTAN siguen involucrándose más activamente y provocando más daño, Rusia puede dar respuestas simétricas pero muy desagradables (con ojivas convencionales), tales como desaparecer una base polaca de aseguramiento, entrenamiento y suministro a Ucrania, un centro de mando de drones estratégicos ubicado en Francia, Alemania o EEUU o eliminar unos cuantos molestos satélites espías o de comunicaciones. Me preocupa mucho una señora británica que se ha jactado públicamente de estár muy dispuesta a apretar el “botón rojo”.
    Y si atacan con armas nucleares a Rusia la respuesta será inmediata y posiblemente definitiva. El lema de sus tropas coheteriles estratégicas es: “Después de nosotros, el silencio”.

  4. “… una actitud sensata del Occidente… ” dice el autor. Tiene razon. Es que hoy mismo no hay nada de “sensato”.Estamos metidos en el caos absoluto. Por ejemplo, Alemania, de jugador estrella se ha vuelto espectador sin billete… Por desgracia, al presidente Putin, un hombre sin amigos ni esperanza, solo le queda la espiral destructiva. Él no puede ganar, pero puede obligarnos a morder el polvo… A todos.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias