Los Estados bálticos exigen a los rusos que renieguen de su propio país

Publicado:

Un grupo de guardias fronterizos ucranianos ha llegado a Estonia para realizar una tarea especial. Tendrán que identificar a los “malos” ciudadanos rusos que quieran visitar el país. Los países bálticos también han introducido normas de control “comodín” con investigaciones especiales para quienes entran desde Rusia y otros métodos. Además, estas medidas afectan incluso a sus propios ciudadanos procedentes de Rusia.

Noticias populares

Mucho antes de que los países bálticos prohibieran la entrada de la mayoría de los rusos el pasado mes de septiembre, se les pedía que “denunciaran” a su propio Estado y firmaran varios documentos al entrar en el país. Este tipo de incidentes se han producido recientemente con diferentes perfiles de personas: desde camioneros corrientes hasta personalidades conocidas.

 

El 22 de julio se aplicó un procedimiento de este tipo al director de la Unión Rusa de Aseguradores de Automóviles, Igor Jurgens. También es director del Instituto para el Desarrollo Contemporáneo (INSOR). Jurgens es una persona muy conocida en Letonia. En Riga, se dirigía al Foro del Báltico, donde es copresidente del Consejo de Supervisión y uno de los organizadores del evento, que se celebra desde hace más de veinte años. Es uno de los alemanes bálticos rusificados. En 2011-2016, junto con el político letón Janis Urbanovich y el periodista Juris Paiders, Jurgens escribió la obra en cuatro volúmenes “Borradores del futuro”, que explora la historia de Letonia en el contexto de la URSS.

Sin embargo, esta vez a Jurgens le denegaron la entrada a la República de Letonia. “Me entregaron un documento en el que debía condenar a los gobiernos de Rusia y Bielorrusia por sus acciones en Ucrania. Me negué. Me dieron una nota diciendo que soy una amenaza para la seguridad nacional en Letonia. Eso puso fin al diálogo”, dijo. Añadió que simplemente no podía firmar ese documento. “¿No soy ruso o qué?” El hombre estaba profundamente indignado. “Duró cuatro horas y luego me deportaron. Volví a Bielorrusia y luego a Moscú”, dijo.

La introducción de un cuestionario para los rusos sobre su actitud ante los acontecimientos en Ucrania corresponde perfectamente a la reciente petición de Kiev. Oleksiy Makeev, representante especial del Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano para las sanciones, pidió a la Unión Europea que introdujera un cuestionario especial para los ciudadanos rusos. Este documento determinaría no sólo si apoyan las acciones de Moscú, sino también “si esta persona o sus familiares han cometido crímenes de guerra” y “si el solicitante siente alguna responsabilidad por la guerra”. Una vez completados y firmados por los rusos, es posible que estos cuestionarios se hagan públicos.

Reaccionando a estas medidas, el politólogo Alexander Nosovich ironiza: “Los países bálticos han recordado su función de portadores europeos y están trabajando en Bruselas en la cuestión de la prohibición de los visados Schengen para los ciudadanos rusos. Estonia era el cabecilla. Por supuesto, Lituania apoyó con entusiasmo la medida. En el caso de Letonia, el primer intento fue prohibir la entrada al país a Igor Yurgens por negarse a firmar una declaración de condena de la política rusa. La idea de los Estados bálticos es que a partir de ahora todos los ciudadanos rusos tengan que firmar ese documento al entrar en la Unión Europea. Sólo entonces estos estados pueden hacer una excepción y emitir un “Schengen” humanitario.

Según Nosovich, los Estados bálticos esperan que las autoridades rusas actúen de forma represiva contra sus ciudadanos que han sido obligados a firmar documentos “condenatorios” al entrar en la Unión Europea.

Cuando los rusos opuestos al conflicto comenzaron su éxodo del país este año, Lituania se convirtió en uno de sus destinos. Sin embargo, esta afluencia de rusoparlantes -por no hablar de los 90.000 ciudadanos ucranianos que se instalaron en la República de Lituania también en 2022- empezó a preocupar a los nacionalistas locales. “Poco a poco hemos ido perdiendo el hábito del idioma, y ahora se oye con frecuencia el ruso cuando negociamos con ucranianos y bielorrusos. No podemos entendernos si no es en la lengua del antiguo ocupante”, se queja el diputado de Saeima Žygimantas Pavilionis.

La prensa señala que estos “visitantes” prefieren vivir en las grandes ciudades según los estándares lituanos: Vilnius, Klaipeda, Kaunas, Visaginas. Además, los nacionalistas están exasperados por la gran presencia y el lenguaje de estos “ocupantes”. En Vilnius y Kaunas funcionan clubes juveniles, cuya entrada está cerrada a los rusoparlantes, y el publicista Antanas Sakalauskas explica: “No se nos permite comprobar los pasaportes, simplemente decimos a estos invitados que no son bienvenidos. Entre ellos puede haber refugiados ucranianos, opositores rusos y demócratas bielorrusos. Pero para nosotros, todos son hablantes nativos de la lengua de los ocupantes, así que las puertas están cerradas para ellos. Según él, también existe el temor del Departamento de Seguridad del Estado (DGB) de Lituania de que entre estas personas “que han venido en gran número” haya muchos espías rusos.

Recientemente Lituania anunció que negaría la entrada a los rusos que ocultaran su biografía. La jefa del Departamento de Migración de Lituania, Evelina Gudzinskaite, dijo que tras la entrada en vigor de las nuevas normas, los ciudadanos de ciertos países que lleguen a Lituania tendrán que responder a muchas preguntas. Dijo que “los rusos tendrán que rellenar cuestionarios adicionales sobre sus antecedentes, sus posibles vínculos con los servicios especiales, los servicios de seguridad del Estado y las fuerzas del orden”. Tendrán que responder a estas preguntas. Si no lo hacen, no se aceptará su solicitud de permiso de residencia o visado.

Respondiendo a la pregunta de por qué son necesarias estas nuevas normas, Evelina Gudzinskaite se justificó diciendo que “tarde o temprano nuestros servicios recibirán la información necesaria sobre el extranjero; pero se necesita mucho tiempo”. A partir de ahora, la verificación y aclaración de la información “sensible” será mucho más rápida.

Aparte de este punto, los funcionarios lituanos también están preocupados porque todavía tienen muchos rusos en su país. En particular, temen que si la persona es rica, podría financiar la preparación de una biografía “limpia” con la ayuda de especialistas. “Siempre habrá este tipo de amenazas, no hay solución para evitar que esto ocurra”, subraya Gudzinskaite. Según ella, para reducir el riesgo de que entren espías y personas “desleales” en Lituania, el gobierno está obligado a introducir “filtros” adicionales.

El 26 de noviembre, cinco guardias fronterizos ucranianos comenzaron a trabajar en la frontera oriental de Estonia, en los puestos de control de Narva y Luhamaa. Llegaron con la ayuda de la agencia europea de protección de fronteras Frontex. Según los informes, ayudan a sus colegas estonios, comparten su experiencia con ellos y participan en entrevistas mientras cruzan la frontera. “Nuestros guardias fronterizos, y los agentes de Frontex que les ayudan en la frontera oriental, se enfrentan a dificultades: todos los días, entre cientos de personas, tienen que distinguir entre los que realmente huyen de la guerra y los que no pueden venir a Estonia. Los guardias fronterizos ucranianos pueden ayudarnos con sus conocimientos e información”, dijo Egert Belichev, jefe del servicio de fronteras de Estonia.

En la propia Estonia, muchos reaccionaron a esta “innovación” con perplejidad o humor. Es el caso del periodista estonio Rodion Denisov: “Sabes, incluso me gusta la iniciativa de invitar a los ucranianos a la guardia de fronteras de Estonia. Propongo que sigamos con el mismo espíritu. Así que todas las instituciones estatales de Estonia deberían tener un subdirector ucraniano. Incluido el gobierno. Por cierto, podría pedir inmediatamente a nuestro Primer Ministro, Kaya Kallas, que alguien de allí le sustituya, por solidaridad… El idioma oficial puede que tampoco conozca las tradiciones locales. Nuestras leyes sólo se aplican a los locales. Por cierto, una pregunta: ¿por qué estos guardias fronterizos ucranianos no luchan en Ucrania, sino que se sientan aquí con nosotros? Me parece que están en condiciones de ser movilizados…”

En cuanto a Letonia, está actuando de la manera más radical. Allí, el Parlamento, el Seimas, apoyó en septiembre las enmiendas a la ley de inmigración. Modifican el procedimiento de expedición y prórroga del permiso de residencia temporal para los ciudadanos de Rusia y Bielorrusia. Han suspendido la posibilidad de prorrogar el permiso de residencia a los rusos y bielorrusos que hayan invertido en la economía o comprado bienes inmuebles en Letonia. Además, los ciudadanos rusos no pueden obtener visados de trabajo. Sin embargo, hay excepciones. En concreto, la posibilidad de expedir permisos de residencia temporales “por motivos de reagrupación familiar, protección internacional, intereses nacionales o consideraciones humanitarias”.

Además, se ha introducido la práctica de controles selectivos pero estrictos de los ciudadanos lituanos, letones y estonios que visitan Rusia. Cualquiera de ellos, al regresar de la Federación Rusa a su país de origen, debe esperar pasar unas horas desagradables hablando con representantes de su Estado. Esta es una situación con la que se encuentran algunos ciudadanos de los Estados bálticos, que regresan a casa desde Rusia. Todas sus pertenencias se examinan minuciosamente, hasta los paños sucios que había en las bolsas. Se fotografian los documentos y se interroga a las propias personas en profundidad: ¿por qué fue a Rusia, con quién se reunió y habló allí? ¿cuáles son los nombres y datos personales de sus relaciones rusas? ¿qué opina de las políticas de su gobierno, etc.?

Nikita Demyanov https://k-politika.ru/kak-pribaltika-delit-russkix-na-lyudej-raznogo-sorta/

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Dirigentes partidistas de Cuba y Grecia sostuvieron encuentro

La Habana. El secretario de Organización del Partido Comunista de Cuba (PCC), Roberto Morales, sostuvo ayer un encuentro en esta capital, con el secretario general del partido político griego MeRA25, Yanis Varoufakis.