También Israel coorrompe a los burócratas de Bruselas (pero no pasa nada)

Publicado:

Noticias populares

Asociarse con Qatar es un delito grave. Ponerse del lado de Israel es una astuta decisión profesional. Pero no hay nada inusual en los intentos de países extranjeros de comprar influencia en las instituciones europeas.

 

Los guardianes de la transparencia, exasperados por la supuesta corrupción de Qatar, han guardado silencio cuando Israel y sus partidarios se han cruzado de brazos a su favor.

Las tácticas de Israel guardan muchas similitudes con las de Qatar.

Una de las quejas sobre Qatar es que ha invitado a políticos a viajes de regalo. Israel y sus grupos de presión están especialmente dispuestos a ofrecer este tipo de invitaciones.

Pero algunas de las tácticas de Israel son más crueles. Esto es especialmente cierto cuando se trata de la forma en que Israel configura la agenda de la Unión Europea en torno al antisemitismo.

Desvergonzadamente, Israel ha convertido en arma el sufrimiento que han padecido históricamente los judíos europeos para intentar silenciar las críticas a la opresión que sufren hoy los palestinos.

Exprimiendo la sombra alargada del antisemitismo

La voluntad de la Unión Europea de complacer a Israel puede apreciarse en un acto que tuvo lugar en noviembre. Se presentó como un “foro de la sociedad civil” sobre el antisemitismo. Aunque el término “sociedad civil” suele referirse a organizaciones no afiliadas a gobiernos, los representantes de Israel y su red de grupos de presión desempeñaron un papel importante en la conferencia.

Las organizaciones representadas en el acto figuran en un documento obtenido a través de una solicitud de libertad de información. Muchas de esas organizaciones están del lado de Israel cuando masacra a palestinos en masa. Entre ellos figuran el Comité Judío Americano, la Coalición Europea por Israel y B’nai B’rith.

Otro participante, el Centro de Información y Documentación de Israel (con sede en Países Bajos), admitió recientemente haber difundido falsas acusaciones de que la organización palestina de derechos humanos Al Haq estaba implicada en actividades terroristas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí también participó en la conferencia.

Quizá más embarazosa fue la forma en que un funcionario de la Unión Europea presente en el acto se hizo eco gustosamente de la propaganda israelí. Ana Gallego, Jefa del Departamento de Justicia de la Comisión Europea (el ejecutivo de la Unión Europea), declaró en el foro que “hemos asistido a un aumento del antisemitismo entre los extremistas de derechas, de izquierdas e islamistas”.

Gallego no citó ninguna prueba para apoyar su afirmación de que los “extremistas” de izquierdas son cada vez más sectarios.

Esto no es sorprendente. No estaba haciendo una afirmación de hecho, sino facilitando los intentos deshonestos de Israel de presentar al movimiento de solidaridad con Palestina, de tendencia izquierdista y vocalmente antirracista, como motivado por el odio a los judíos.

Dada la naturaleza del foro, Gallego pudo repetir servilmente una mentira sin tener que esperar a ser rebatido para hacerlo.

Una nota informativa preparada para ella – véase más abajo – contenía varios elementos de “defensa”. Ninguna de ellas estaba relacionada con su acusación sobre los “extremistas” de izquierdas.

Acallando los crímenes de Israel contra los palestinos

Aunque en teoría “sociedad civil” es un término amplio e inclusivo, resulta que el foro sobre antisemitismo no fue una reunión exclusiva. En su lista de participantes no figura ninguna organización que se centre en los crímenes contra la humanidad cometidos por Israel.

Hasta ahora, la Comisión Europea ha seguido una política deliberada de excluir a estas organizaciones de sus deliberaciones sobre el antisemitismo. Los opositores judíos a Israel han sido especialmente ignorados.

Las actividades de la Unión Europea en este ámbito se rigen por la definición de antisemitismo elaborada por la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA o AIMH). Basándose en esta definición, los funcionarios de la Unión Europea han afirmado que es antisemita describir a Israel como un Estado de apartheid o denunciar el sionismo -la ideología del Estado- como racista.

Katharina von Schnurbein, coordinadora de la Unión Europea contra el antisemitismo, suena cada vez más absurda cada vez que intenta promover la definición de la IHRA. En un reciente intercambio de opiniones con Francesca Albanese, relatora especial de la ONU sobre Cisjordania y Gaza ocupadas, von Schnurbein afirmó que no entendía cómo el uso de la definición estaba “reñido con el apoyo a los palestinos y la defensa de sus derechos humanos”.

Es difícil creer que von Schnurbein ignore hasta qué punto la definición se ha convertido en una herramienta para silenciar a los palestinos que viven en su Alemania natal.

A principios de este año, siete periodistas fueron despedidos por la cadena pública Deutsche Welle después de que el conocido lobista proisraelí Ahmad Mansour afirmara que sus comentarios en Internet violaban la definición de la IHRA. Dos de los periodistas -ambos palestinos- impugnaron posteriormente con éxito sus despidos ante los tribunales.

Von Schnurbein se reúne regularmente con diplomáticos y grupos de presión israelíes. Apoyó con entusiasmo la agresión israelí de mayo de 2021 -entre otras- contra Gaza.

Todo esto está permitido -quizá incluso fomentado- por la jerarquía de la Unión Europea.

Asociarse con Qatar es un delito grave. Asociarse con Israel es una decisión profesional inteligente.

David Cronin https://electronicintifada.net/blogs/david-cronin/qatar-israel-buys-influence-brussels-0

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias