Rusia no va a mantener «por la fuerza» a EEUU en el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas

Publicado:

Noticias populares

Para la Federación de Rusia será una situación lamentable si EEUU por su cuenta decide destruir el tratado sobre medidas para una mayor reducción y limitación de armas estratégicas ofensivas, conocido como START III, comentó en una entrevista el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

«Si, con fines de propaganda, los estadounidenses deciden agravar la situación, pues, esa será su elección. Estamos acostumbrados a cómo Washington destruye los acuerdos de control de armas en lugar de tomar medidas prácticas concretas para fortalecer su viabilidad. El colapso del START III, por supuesto, causaría al menos un profundo pesar. Pero no mantendremos por la fuerza a la otra parte en el contrato. Partimos del hecho de que el acuerdo sigue objetivamente satisfaciendo los intereses de ambos países», aseveró.

Riabkov también recordó los casos de violaciones del tratado por parte de los estadounidenses relacionadas con la retirada del START de un número significativo de armas ofensivas estratégicas supuestamente convertidas.

«Además del intercambio de información, en el marco de la implementación del tratado, continúan operando restricciones cuantitativas centrales sobre los niveles de armas ofensivas estratégicas de las partes. En ello, Estados Unidos no lo tiene bien todo. Nos cansamos de recordarles sobre las violaciones relacionadas con la retirada ilegítima unilateral del marco del tratado de una cantidad significativa de sus armas ofensivas estratégicas supuestamente reequipadas. Entonces, desde el punto de vista de la conformidad de las acciones estadounidenses con la letra del acuerdo, es su historial el que ha sido gravemente dañado desde hace mucho tiempo», dijo el viceministro de Exteriores.

Respondiendo a la pregunta sobre qué les espera a Rusia y Estados Unidos si los países no logran ponerse de acuerdo sobre la extensión del START III en 2026, Riabkov se limitó a la frase: «Veremos».

Ucrania

El diplomático subrayó, a su vez, que se le hace extraño que Estados Unidos exija a la Federación de Rusia la reanudación de las inspecciones en virtud del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, cuando Kiev intentó atacar las instalaciones rusas de aviación de largo alcance.

«Quiero señalar uno de los momentos más atroces. Estarán de acuerdo con que es muy extraño, para no decirlo de una manera más fuerte, exigirnos, por ejemplo, la reanudación de las actividades de inspección en las instalaciones rusas de las fuerzas ofensivas estratégicas en las condiciones en que el régimen de Kiev intentó atacar nuestras instalaciones de aviación de largo alcance, además con participación directa de información militar-técnica y de reconocimiento de Estados Unidos», aseveró.

Surge la pregunta respecto de qué es exactamente lo que van a revisar los estadounidenses allí, agregó el viceministro. «¿Las consecuencias de estos ataques?», preguntó.

Compromiso de Rusia con el START III

El viceministro de Relaciones Exteriores también señaló que Rusia sigue comprometida con el tratado START III, que en las condiciones actuales garantiza la moderación de las partes en la esfera de los misiles y armas nucleares.

«En cuanto a START III, dicho sea de paso, también fue adaptado en condiciones políticas fundamentalmente diferentes y más favorables. Basta con ver los objetivos que se formulan en su exposición de motivos. No obstante, Rusia sigue comprometida con este tratado que, incluso en las circunstancias actuales, sigue garantizando la previsibilidad y la moderación de las partes en el ámbito de los misiles y armas nucleares. Sin embargo, tenemos que decir con pesar que aquí tampoco se puede evitar la influencia negativa de los factores acompañantes, que ya he mencionado», aseveró.

Posibilidad de nuevos acuerdos

El diplomático también dijo que Moscú no se niega a discutir el control de armas con Washington, pero EEUU dificulta tener un diálogo constructivo.

«La abrumadora agresividad de Estados Unidos, que apostó por llevar a cabo una «derrota estratégica» a Rusia en la guerra híbrida total desatada contra nosotros, hizo prácticamente imposible en principio mantener tratos constructivos y fructíferos con Washington sobre el control de armas «como de costumbre». Esto, por supuesto, no significa que estemos abandonando el control de armas como tal, pero esta esfera no puede existir aislada de las realidades político-militares y geoestratégicas», subrayó.

Según él, Moscú puede estar interesado en nuevos acuerdos con Washington sobre control de armas en un contexto político-militar más saludable que el actual.

«Al mismo tiempo, por supuesto, cualquier acuerdo de este tipo debe basarse en los principios de igualdad y paridad estricta, trabajar para fortalecer nuestra seguridad nacional. Aquí no se permiten concesiones unilaterales», subrayó el viceministro.

START III

Rusia y Estados Unidos firmaron el START III en 2010. Según sus términos, cada lado reduce sus armas ofensivas estratégicas de tal manera que siete años después de la entrada en vigor del documento, así como posteriormente, su número total no excedería los 700 misiles balísticos intercontinentales desplegados, misiles balísticos lanzados desde submarinos y bombarderos pesados, 1.550 ojivas para ellos, 800 lanzadores para dicho tipo de armamento desplegados y no desplegados. El acuerdo tenía una vigencia de 10 años (hasta el 5 de febrero de 2021) con opción de prórroga por no más de cinco años (es decir, hasta 2026) por mutuo acuerdo de las partes.

Sputnik / elcomunista.net

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias