Los misiles hipersónicos de Rusia y Corea son indetectables

Publicado:

Noticias populares

El jueves de la semana pasada tanto Corea como Rusia llevaron a cabo los mayores lanzamientos de misiles balísticos hipersónicos de los que se tiene constancia, la primera como parte de una demostración de fuerza en el Mar Amarillo en respuesta a unas importantes maniobras militares dirigidas por Estados Unidos cerca de sus fronteras, y la segunda en la Guerra de Ucrania.

 

En ambos casos los misiles disparados representaban a una nueva generación de artillería táctica, con trayectorias semibalísticas y gran maniobrabilidad diseñadas para ser casi imposibles de interceptar. El misil coreano era el KN-23, un diseño presentado por primera vez en 2018, poco después de que Estados Unidos desplegara sistemas de misiles Thaad en el lado surcoreano de la frontera.

El misil coreano resultó indetectable para uno de los sistemas antimisiles occidentales más capaces, el Aegis, ampliamente desplegado en aguas surcoreanas. Al menos seis KN-23 fueron disparados por la 8 Compañía de Asalto. Algunas fuentes estiman que su arsenal de KN-23 se cuenta por centenares y aumenta a un ritmo de docenas por año.

El mismo día la andanada rusa se realizó con el misil balístico lanzado desde el aire Kh-47M2 Kinjal, que entró en servicio por primera vez en 2017. Al igual que Corea del norte, se lanzaron seis misiles, lo que indica una escalada importante, ya que Rusia se ha abstenido de utilizar el alto valor de las municiones en grandes cantidades en el teatro ucraniano en el pasado.

El misil demostró estar muy por encima de las capacidades de interceptación del ejército ucraniano, aunque en este sentido es uno de los muchos misiles mucho más baratos y ampliamente utilizados.

El Kh-22 lanzado desde el aire, el Iskander lanzado desde tierra, e incluso los misiles tierra-aire de sistemas como el S-300 utilizados en funciones tierra-tierra, resultaron igualmente imposibles de derribar debido a las limitaciones de las defensas aéreas ucranianas.

Tras el estallido de la Guerra de Ucrania, fuentes gubernamentales rusas anunciaron que el Kh-47M2, el Kinjal, tiene cuatro veces más alcance y lo llevan los cazas de ataque MiG-31K y los nuevos MiG-31I, así como los bombarderos Tu-22M. Se espera que el MiG-31I, que se presentó el año pasado, forme todas las futuras unidades MiG que lleven misiles Kinjal.

El lanzamiento de seis Kh-47M2, considerado excesivo para el escenario ucraniano debido a su corto alcance y a las limitadas capacidades de defensa antiaérea del enemigo, es casi seguro que se diseñó principalmente como una demostración de fuerza para los aliados occidentales de Kiev, y no porque se considerara la forma más eficaz de neutralizar objetivos desde el punto de vista operativo.

Sin embargo, tanto Rusia como Corea han visto que sus capacidades convencionales, y sus capacidades de aviación de combate, disminuían drásticamente en relación con las de sus adversarios desde principios de la década de los noventa, y ambas, por razones muy diferentes, vieron que sus economías se contraían significativamente durante esa década y luego se recuperaban lenta y parcialmente.

Los misiles balísticos hipersónicos con trayectorias deprimidas fueron una de las armas asimétricas clave en los que ambos países han invertido mucho desde entonces. Proporcionan un medio barato y fiable de enfrentarse al poder aéreo mediante ataques a aeródromos.

Ambos países figuran entre las cuatro grandes potencias adversarias designadas por Estados Unidos junto a Irán y China, y se consideran segundo y tercero entre los adversarios de Estados Unidos en términos de potencia militar mundial después de China.

Corea del Norte ha recibido apoyo de Rusia para desarrollar el KN-23, que guarda cierto parecido con el Iskander y el Kh-47M2. El misil coreano es más grande que su homólogo ruso, que se ha ampliado aún más con la entrada en servicio de la variante KN-23B a partir de 2021. Se ha desplegado desde una gama más amplia de lanzadores, incluidos lanzadores sobre ruedas, sobre orugas, submarinos y sobre raíles, mientras que el Iskander ruso ha utilizado exclusivamente lanzadores móviles sobre ruedas.

El misil Sarmat entrará en funcionamiento este mismo año

El 23 de febrero Putin prometió que este año se pondría en servicio el nuevo misil balístico intercontinental, el Sarmat, que hará que quienes intenten amenazar a Rusia se lo piensen dos veces. “Prestamos especial atención, como siempre, al fortalecimiento de la tríada nuclear. Este año se pondrán en servicio los primeros lanzadores del sistema de misiles Sarmat”, declaró en un vídeo difundido en vísperas del primer aniversario del nicio de la Guerra de Ucrania.

El Sarmat, anunciado por primera vez el año pasado, fue descrito por Putin como un misil capaz de desbaratar todos los sistemas antiaéreos.

Según Putin, el misil es invencible y forma parte de la serie de misiles presentados en 2018. El Sarmat, llamado Satán II por la OTAN (siempre imaginativos), tiene un alcance casi ilimitado. La última prueba del Sarmat falló, según la CNN. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, declinó hacer comentarios al respecto.

En su discurso anual Putin anunció la puesta en servicio de otros sistemas nucleares, sin especificar cuáles, y la suspensión de la participación de Rusia en el tratado Start, el último acuerdo bilateral de desarme nuclear entre Rusia y Estados Unidos.

“Occidente quiere acabar con nosotros de una vez por todas, pero no saben que es imposible vencer a Rusia en el campo de batalla”, declaró Putin.

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Cuba acoge Brigada Internacional de Trabajo Voluntario 1 de Mayo

Más de 250 miembros de todos los continentes integran la XVII Brigada Internacional de Trabajo Voluntario y Solidaridad con Cuba 1 de Mayo, que acoge hoy el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP)