¿Nacionalización como medida, o una hipocresía desmedida?

Publicado:

Noticias populares

Otro ridículo más. ¿Recuerdan aquella medida estrella, la bajada del IVA de los alimentos, con la que nuestro gobierno iba a salvar al pueblo español, acabando definitivamente con la inflación? Pues ni un mes ha durado su efecto. Los datos del IPC de febrero, que acaban de conocerse, arrojan unos datos que han dejado a muchos (aunque no a nosotros) en shock. Y que suponen otro chasco más para el “gobierno más progre(sista) de la historia”.

 

El precio de los alimentos está nuevamente desbocado: son, de media, un 2% más caros que en enero. De los 55 alimentos con los que se calcula el IPC, 49 han subido su precio en febrero. Las legumbres frescas han subido un 11% con respecto a enero; la fruta fresca, un 5%; cereales, patatas y aceite entre un 2 y un 3%; los alimentos para bebés, un 13%. Una auténtica locura.

Si miramos la inflación acumulada en el último año, el panorama es sencillamente escalofriante. Los alimentos cuestan, de media, un 16,6% más caros que hace un año. El azúcar está un 52% más caro; el aceite y la leche, un 33%; los  huevos, un 28%; las patatas, los cereales y las legumbres, así como el yogur, un 21%.

Otra manera de decirlo es esta: los trabajadores son un 16,6% más pobres que hace un año. La gente ya compra lo que buenamente puede, y es que comer en España cada día cuesta más. Y esto no ha hecho más que empezar.

Juan Roig, el presidente ejecutivo de Mercadona, argumenta que los proveedores, así como los transportistas, son los que han subido el precio. ¿Creerá esta gente que somos idiotas o incapaces de contrastar datos? Los tomates son más baratos hoy en el campo de lo que eran el año pasado: los precios han bajado. Sin embargo, en Mercadona son infinitamente más caros. La leche ha subido en el campo un 10%, vale; pero en su maravilloso supermercado, un 33%.

Lo que sube no es el precio en origen, sino el margen de beneficio de estos parásitos. Y el gobierno es cómplice (¿o es que vamos a pedirle al parásito que se purgue a sí mismo?). Hasta el gobierno derechista francés publica los márgenes de beneficios de los supermercados (lo que cada supermercado paga al agricultor, y luego lo que le cobra al consumidor). En España, sin embargo, Hacienda oculta estos datos. No quieren controlar nada: la “izquierda socialdemócrata” española está incluso más al servicio de las grandes superficies que la “derecha neoliberal” francesa. ¿Sorpresa? ¿Para quién?

El caso es que, al conocerse estos datos del IPC de febrero, el gobierno PSOE-Podemos se ha quedado patidifuso. Y, así, ha balbuceado patéticas excusas relacionadas con unas supuestas causas metereológicas (como si la inflación fuera problema de un mes, y como si se hubiera dado algún gran cataclismo ambiental que incrementara los precios de todo). Ya no se cortan ni aunque tengan que hacer el ridículo. Y todo para no hacer autocrítica. Para no reconocer que la famosa “medida” del gobierno, la bajada del IVA en enero de este año, no ha servido para nada, que es su desvergüenza la que no tiene “medida” y que todo está fuera de control.

Todo lo que bajó el mes pasado por la reducción del IVA está subiendo ahora. La leche, al aplicarse la bajada del IVA, bajó un 1,6% en enero: en febrero ha subido un 1,7%. Las patatas bajaron un 1,2%: al siguiente mes subieron un 1,4%. La fruta bajó un 4,2, y en febrero subió un 5,4%. Las legumbres, bajaron un 1% y luego subieron… un 11,1%. ¿Cómo negar, pues, el estrepitoso fracaso de estas políticas? Es más: como denuncia constantemente FACUA, ante la inacción y la falta de control del gobierno, las empresas se ríen de todo el mundo: muchos productos bajaron y han subido justo al precio que tenían antes de la “medida”, de manera exacta. Otros suben muy por encima de su precio original… ergo, más márgenes para ellos, mientras la gente sufre para alimentar a su familia.

El gobierno PSOE-Podemos continúa con sus contorsiones verbales progres, con tal de no extraer las conclusiones inevitables de todo esto. Y es que pedirles a las grandes superficies que, por favor, “sean buenas” y contengan precios (como hizo Luis Planas, ministro de Agricultura) es, sencillamente, una estupidez. Para contener precios, para evitar que el pueblo se alimente cada vez peor, solo hay una medida posible: la nacionalización. Si el gobierno fuera “social-comunista”, como brama el delirante Jiménez Losantos, esa sería su “medida”. Al no hacerlo, demuestra ser el perrito faldero de los grandes capitales y estar de rodillas ante la dictadura de la Comisión Europea. A todo esto, ¿y el ministro “comunista” de Consumo? ¿Hablando sobre la fruta de temporada?

Fuente: Insurgente

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Lavrov: Estados Unidos necesita la OTAN para mantener a Europa en un estado de dependencia

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, consideró hoy que Estados Unidos necesita a la OTAN para mantener a Europa en un estado de dependencia