NATALI MILENKOVIC. Crimen OTAN impune: los efectos del uranio empobrecido en Italia y Serbia

Publicado:

Noticias populares

En 2022, Srdjan Aleksic, un abogado de Nis, Serbia, inició un proceso legal contra la OTAN. Desde 2017 (cuando comenzó la recopilación de pruebas) hasta el día de hoy más de cuatro mil ciudadanos de Serbia (incluyendo Kosovo y Metohija) han mostrado interés en demandar a la OTAN debido a sus propios diagnósticos de cáncer y diagnósticos de sus familiares que creen que tienen una conexión directa con el bombardeo de Yugoslavia en 1999 donde se utilizó uranio.

 

La OTAN ya ha confesado que ha lanzado más de 15 toneladas de uranio sobre Kosovo y Metohija y las zonas del sur de Serbia como Presevo, Bujanovac y Vranje.

Como consecuencia de estos bombardeos, cada año se diagnostica cáncer a más de treinta mil personas en Serbia, en un país en el que antes de los bombardeos de 1999 se diagnosticaba cáncer a menos de siete mil ciudadanos al año. Serbia es ahora el país de Europa con mayor número de diagnósticos de cáncer y el segundo del mundo.

El abogado italiano Andjelo Fiore Tartalja forma parte del equipo jurídico de Srdjan Aleksic y le asesora en las demandas interpuestas contra la OTAN en nombre de ciudadanos serbios.

Tartalja ha ganado más de 350 casos en Italia en los que ha demostrado que a los soldados y oficiales italianos de las fuerzas de paz que estuvieron destinados en Kosovo y Metohija (después de los bombardeos), donde se lanzó la mayor cantidad de bombas de uranio, se les ha diagnosticado cáncer y muchos de ellos han muerto como consecuencia directa del uranio de las bombas de la OTAN.

Cáncer, resultado del uranio empobrecido

En sus análisis de sangre se encontró 500 veces más metal de lo normal. Más de siete mil soldados y oficiales italianos han sido diagnosticados de cáncer tras su servicio en Kosovo y Metohija y 400 han fallecido. También es importante destacar el hecho de que no sólo en Serbia se ha producido un enorme aumento de los diagnósticos de cáncer, sino también en países vecinos como Bulgaria, Rumanía, Macedonia del Norte y Bosnia y Herzegovina.

Se cree que las partículas de las bombas de uranio se expanden ampliamente después de alcanzar su objetivo (dependiendo de una serie de factores) y que el uranio tarda más de 4,500 millones de años en descomponerse y que permanece en el suelo durante miles de años y quizás incluso más.

Así que la OTAN no sólo es responsable de “crímenes contra la humanidad” al utilizar estas bombas y dejar minas residuales, sino que ha cometido el delito de Ecocidio, al dañar y destruir el ecosistema y la biodiversidad de Serbia. Aunque esto aún no se ha reconocido como delito en el derecho internacional, se está contemplando para que tanto los seres humanos como las empresas y los ejércitos puedan ser considerados responsables de los delitos de contaminación nociva.

Srdjan Aleksic y su equipo de abogados han recopilado hasta ahora la documentación médica y los poderes notariales de 1.500 ciudadanos, y han presentado 35 casos ante el tribunal superior de Belgrado. Cada mes presentan 10 nuevos casos y seguirán haciéndolo. En los casos en los que el demandante ha fallecido, los familiares han remitido la documentación médica y continuarán el procedimiento en su nombre, e incluso estos casos se tramitarán en el tribunal superior de Belgrado.

Los abogados no están interesados en obtener beneficios económicos y no cobran a sus clientes por su trabajo jurídico, ya que la mayoría de los demandantes proceden de las zonas del sur de Serbia, que son extremadamente pobres y ya han vendido casi todo lo que poseen sólo para ser tratados de su cáncer.

OTAN dice que es inmune

Se cree que más demandantes demandarían a la OTAN, pero los impuestos sólo para iniciar el proceso legal en Serbia son de 350 euros y la mayoría de la gente en las partes meridionales de Serbia no tienen los medios para pagar estos impuestos. Srdjan Aleksic también tiene una agenda personal ya que su madre y muchos miembros de su familia de su pueblo cerca de Bujanovac murieron de cáncer después de los bombardeos de la OTAN.

Debido al aumento de los casos de cáncer diagnosticados en Bosnia y Herzegovina tras los bombardeos de la OTAN en 1995, muchos ciudadanos se plantean demandar a la OTAN por considerar que el uranio utilizado entonces también es la causa de sus casos de cáncer. Actualmente están esperando a ver el resultado de los juicios en Serbia antes de iniciar sus procedimientos legales.

La OTAN ha respondido afirmando que goza de inmunidad y que no tiene que responder ante el tribunal superior de Belgrado debido al Acuerdo de Tránsito firmado en 2005 entre Serbia y la OTAN y a la adhesión de Serbia a la Asociación para la Paz en 2006.

El Acuerdo de Tránsito y la Asociación para la Paz no tienen ninguna relación con los casos legales mencionados en este artículo, el Acuerdo de Tránsito es simplemente un acuerdo que permite a las fuerzas aliadas que sirven como parte de la KFOR atravesar territorio serbio. La Asociación para la Paz es Serbia cooperando con la OTAN y el Tribunal de La Haya. Srdjan Aleksic afirma que la inmunidad no puede aplicarse con carácter retroactivo, ya que los bombardeos tuvieron lugar en 1999 y los acuerdos se firmaron seis años después. Los juicios se han aplazado debido a la muerte del coronel Dragan Stojcic (sirvió 280 días en la frontera entre Kosovo y Serbia y en Kosovo) que falleció a causa de su cáncer. Fue el primer demandante que demandó a la OTAN. Su esposa continuará su procedimiento ante los tribunales. Se espera que los juicios comiencen a finales de 2023.

(*) Natali Milenkovic es estudiante en la Universidad de Malmö, Suecia.

El caso de Italia

La vocera de la cancillería de Rusia, María Zajárova, cuestionó este lunes la decisión del Ministerio de Defensa británico de entregar uranio empobrecido a las fuerzas armadas de Ucrania (AFU).

“El gobierno de Londres ha declarado que el impacto del uranio empobrecido en los militares, municiones con las que los británicos comenzarán a suministrar a Ucrania, será «probablemente (probable parece ser su palabra favorita) bajo». Al parecer se ha probado en el gato de los Skripal y en los patos de los estanques de Solbertsy”, declaró Zajárova.

El uranio empobrecido se ha utilizado a menudo por los ejércitos de la OTAN en el pasado reciente. Se trata de un subproducto del proceso de enriquecimiento del uranio, muy utilizado en la fabricación de municiones y balas. Estas balas de uranio empobrecido son capaces de generar temperaturas de hasta 3 mil grados centígrados. Así, pueden penetrar en tanques e incluso en instalaciones donde hay amianto. Esto libera polvo y fibras tóxicas de metales pesados y minerales de amianto, que también pueden contaminar el agua. Estos, si se inhalan o ingieren, causan graves daños a la salud del personal militar.

Zajárova recordó que “es muy revelador que los primeros en usar uranio empobrecido en armas perforantes fueran los nazis. El ministro de Armamento y Producción Bélica de la Alemania nazi, Albert Speer, recordaba: «En el verano de 1943, las importaciones de tungsteno de Portugal se detuvieron, lo que creó una situación crítica para la munición con un núcleo duro perforante. Por lo tanto, ordené el uso de núcleos de uranio para este tipo de munición».

También citó que “en la segunda mitad del siglo XX, los nazis adoptaron los diseños nazis y comenzaron a producir en masa y a utilizar en sus operaciones. La más notoria de ellas fue la agresión contra Yugoslavia”.

“Como ya he dicho muchas veces –añadió Zajárova– gran parte de las operaciones con Munición de Uranio Empobrecido (MUA) en el contingente de la OTAN fueron llevadas a cabo por tropas italianas. Las cifras son públicas. El área de responsabilidad de los soldados italianos en Yugoslavia incluía territorios en los que se dispararon más de la mitad de todas las MUA (17237 rondas – 56,47%)”.

Agregó que “en esencia, las fuerzas de la OTAN establecieron, voluntaria o involuntariamente, un experimento en vivo no sólo con los serbios, sino también con los propios italianos. A los serbios se les asignó el papel de víctimas directas y a los italianos el de víctimas secundarias, estudiando los efectos del uranio empobrecido en el personal que lo utilizaba. Quizá nadie tenía previsto evaluar los resultados del experimento. Pero los familiares de los militares italianos muertos por cáncer obligaron al Parlamento a hacerlo”.

El resultado está disponible en este documento publicado por el Congreso italiano en 2017 (enlace al sitio Web en italiano).

Símbolo de maldición

Este documento de 252 páginas es uno de los muchos informes sobre los efectos del uranio empobrecido y el torio radiactivo en los miembros de las fuerzas armadas italianas. Empieza así:

“Se ha convertido en el símbolo de la maldición que pesa sobre el universo militar desde hace demasiadas décadas: un pedazo de tierra de nuestro país, de rara belleza, que el hombre ha tenido que prohibir en Capo Teulada (extremo sur de la isla Cerdeña); ese delta peninsular utilizado desde hace más de 50 años como zona de llegada de proyectiles (de 2009 a 2013, unos 24 mil entre artillería pesada, misiles, cohetes), esa península permanentemente vedada a la circulación de personas y vehículos.

“Las imágenes por satélite muestran un vertedero incontrolado: 30 mil cráteres de hasta 19-20 metros de diámetro. En la superficie toneladas de residuos que contienen grandes cantidades de contaminantes capaces de contaminar el suelo, el agua, el aire, la vegetación, los animales. Y al hombre.

“En el sitio se realizan ejercicios militares que implican el uso de vehículos blindados y actividades de tiro con misiles con haces de largo alcance. En Foxi, una aldea del municipio de Sant’Anna Arresi, situada en las inmediaciones del polígono, en el período comprendido entre 2000 y 2013, se duplicó la mortalidad por todas las causas y se triplicó, como mínimo, el riesgo de mortalidad y morbilidad por cardiopatías. Y en otras zonas situadas cerca del polígono, como Sa Portedda y Gutturu Saidu, se registran excesos por enfermedades respiratorias y digestivas, del sistema urinario y cáncer.

“Un decreto del Ministro de Defensa de 22 de octubre de 2009 ordenó la recuperación, pero la zona siguió siendo objeto de ejercicios”.

En resumen, según los estudios encargados por una comisión parlamentaria, ha habido una multiplicidad de casos de cáncer en los lugares donde se utilizó la MUA.

La tragedia de Kosovo

Se han publicado datos precisos sobre los militares italianos que utilizaron municiones de uranio empobrecido. Uno de esos documentos, dice:

“Una de las zonas de guerra más afectadas por los bombardeos con uranio empobrecido es Kosovo. En este conflicto, la OTAN dirigió una fuerza militar internacional, denominada Fuerza Militar Multinacional para Kosovo (KFOR, liderada por la OTAN que entró en Kosovo el 12 de junio de 1999), encargada de “restablecer el orden y la paz” en Kosovo. Según confirmó la propia OTAN, en la guerra de los Balcanes se utilizaron muchas municiones tratadas con uranio empobrecido. Sólo en la guerra de Kosovo se dispararon más de 31 mil cartuchos, lo que equivale a más de 13 toneladas de material radiactivo. Se bombardearon 112 emplazamientos, 85 de ellos durante la guerra de Kosovo, 10 en la guerra de Serbia y 1 en Montenegro.

En particular, la zona bajo protección del contingente italiano fue la más bombardeada y con mayor presencia de proyectiles de uranio empobrecido. Había 50 emplazamientos con un total de 17,237 proyectiles de uranio empobrecido. En esta parte del territorio, el 44.64% de los emplazamientos y el 56.47% de los proyectiles utilizados en Kosovo contenían uranio empobrecido.

La OTAN ha hecho pública la lista de lugares bombardeados con proyectiles de uranio empobrecido en Bosnia Herzegovina en 1995. En total se utilizaron 6,780 proyectiles de uranio empobrecido. Los bombardeos se concentraron en los territorios de Han Pijesak, con 2,400 proyectiles, es decir, más de 7 quintales de uranio empobrecido, y Hadžići, con 3,400 proyectiles, equivalentes a cerca de una tonelada de uranio empobrecido. Precisamente en Hadžići, localidad cercana a Sarajevo, uno de los lugares bosnios más bombardeados en 1995, se registró un alarmante número de muertes por cáncer entre los ciudadanos.

Genocidio y ecocidio

Agrega ese mismo documento:

Cuando una bala de uranio empobrecido impacta contra un búnker o un tanque, libera nanopartículas de metales pesados al medio ambiente al explotar a alta temperatura. Por lo tanto, estas armas son peligrosas tanto por la radiactividad que emiten como por el polvo tóxico que liberan al medio ambiente.

Además del riesgo de intoxicación por metales pesados, si se inhala uranio empobrecido, el metal radiactivo se deposita en los pulmones y otros órganos, provocando diversos tipos de cáncer.

En los países más bombardeados con uranio empobrecido se han registrado numerosos casos de enfermedades del sistema hematopoyético y gastrointestinal, tanto entre el personal militar como entre la población civil. El brote de estas enfermedades se asoció con el nombre de “síndrome de los Balcanes”.

La epidemia entre quienes participaron en misiones de mantenimiento de la paz en los Balcanes comenzó a finales de la década de 1990. Afectó a más de 7.500 militares italianos, de los cuales murieron más de 372.

Entre las enfermedades que más afectaron a los expuestos a este peligroso carcinógeno están: daños renales; cáncer de pulmón; cáncer de huesos; carcinoma de esófago; problemas cutáneos; trastornos neurocognitivos; anomalías cromosómicas; síndromes de inmunodeficiencia; enfermedades renales e intestinales raras; malformaciones genéticas en fetos; linfomas de Hodgkin y leucemias.

En resumen, de 7,500 personas expuestas a las sustancias tóxicas y a la radiación, 372 murieron por Uranio Empobrecido (tasa de mortalidad del 5%: una de cada 20). Y murieron de complicaciones cancerosas atroces: disfunción renal, cáncer de pulmón, cáncer de huesos, cáncer de esófago, desarrollo degenerativo de la piel, linfoma de Hodgkin, leucemia.

Zajárova recordó que en ese documento del congreso italiano aparecen incluso los nombres de los fallecidos: el cabo Antonio Attianese, el soldado Leopoldo di Vico, Francesco Rinaldelli, Francesco Finessi, Giuseppe Bongiovanni, Leonardo Zito y muchos otros. Todos murieron de cáncer grave.

“El número de demandas presentadas por italianos contra su Ministerio de Defensa no deja de crecer, y la razón principal es la misma: cáncer. Cáncer por la manipulación de municiones de uranio empobrecido. Gran Bretaña, al suministrar MUA a Ucrania, quiere convertir su territorio en una tierra quemada y desolada. Allí no se hablará ruso, no se hablará ucraniano, habrá silencio. Como en Pripyat y Chernobyl”, concluyó Zajárova.

 

(Global Research y agencias)

2 COMENTARIOS

  1. La OTAN es criminal, terrorista y genocida y este artículo no es que lo demuestre, es que lo corrobora.
    Desde hace ya muchos años, desde que se vió claro cómo las noticias y los datos se tergiversaban, mucha gente ha venido utilizando un criterio para formarse una opinión ante conflictos deliberadamente oscurecidos y desinformados (Yemen, África Central, Sahel): Ver a cuál de los bandos es al que apoya la OTAN. Entonces, sin la menor duda, la razón la tiene el otro.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

A un solidario con Palestina le condenan por calificar como ‘resistencia’ la acción de Hamas

La libertad de expresion se esfuma en Europa en medio de una indiferencia general por los derechos fundamentales. Ayer un tribunal de Montpellier, en Francia, condenó a 12 meses de cárcel a un solidario con Palestina por expresar en público una evidencia: el ataque de Hamas del 7 de octubre fue “un acto de resistencia”.