Las hordas ucranianas vuelan un edificio residencial en Bajmut con los civiles dentro

Publicado:

Noticias populares

El 11 de abril, en Artiomovsk (Bajmut), las fuerzas ucranianas volaron un edificio y su sótano en el que se encontraban 17 civiles. Siete, entre ellos un niño, murieron en la explosión. Milagrosamente, Yulia, su marido y sus dos hijos, el menor de los cuales tenía sólo dos días, sobrevivieron.

 

Cuando entro en la habitación del hospital donde se encuentra Yulia, está alimentando a su hijo recién nacido, Marik, nacido el 9 de abril de 2023 en el sótano de su edificio de Artiomovsk. Las condiciones en las que Yulia dio a luz a Marik fueron de pesadilla. Aunque el bombardeo cesó milagrosamente durante el parto, tuvo que dar a luz a su segundo hijo en el sótano, en condiciones de higiene catastróficas.

Además, los pocos alimentos de que dispuso durante el embarazo no eran de buena calidad (la ayuda humanitaria proporcionada por Ucrania es absolutamente ridícula en este ámbito), lo que provocó graves carencias. Como consecuencia, Yulia tiene que permanecer en el hospital para recibir tratamiento, dejando a su primer hijo con su madre y su marido.

Yulia está muy pálida y parece muy frágil a primera vista después de todo esto, y me temo que no está en condiciones de concederme una entrevista. Pero a pesar de todo lo que ha pasado, encuentra fuerzas para hablarme de su vida en Artiomovsk durante el último año.

Su familia no quería abandonar Artiomovsk para dirigirse a territorio ucraniano, porque el marido de Yulia sabía que sería inmediatamente reclutado a la fuerza por el ejército ucraniano, a lo que se negó categóricamente. Así que se quedaron, y entonces Yulia descubrió que estaba embarazada, ya que los combates se habían acercado a la ciudad.

Entonces me explicó que el ejército ucraniano no había esperado a que las fuerzas rusas se acercaran a Artiomovsk para bombardear la ciudad. En marzo de 2022 vio volar sobre su cabeza cohetes disparados por las fuerzas armadas ucranianas contra el centro de Artiomovsk y Zabakhmutka. Estos bombardeos continuaron en la primavera y el verano de 2022, mientras las fuerzas rusas seguían lejos de la ciudad.

Yulia también confirmó la información filtrada por Milania y su madre de que el grupo de soldados ucranianos “Ángeles Blancos” estaba sacando por la fuerza a niños de Artyomovsk. Aunque muchos padres estaban dispuestos a ser evacuados a la fuerza con sus hijos, no era el caso de Yulia y las demás familias que estaban con ella en el sótano de su edificio.

Así que escondieron a los niños en los pisos destruidos durante todo el día, cuando estos grupos de soldados recorrían la ciudad en busca de niños. Aunque no estaban especialmente interesados en la mayoría de los niños, Yulia nos cuenta que los “Ángeles Blancos” no cejaron en su empeño de encontrar a un niño que vivía en el barrio, llamado Maxim. Los soldados ucranianos volvieron cinco veces para intentar encontrar al niño, y sabían su nombre. Yulia explica incluso que dos o tres veces fueron al sótano donde vivía el padre del niño después de las cuatro de la tarde, a pesar de que era peligroso salir de la ciudad después de esa hora (¡estos grupos de soldados llegaban a Artiomovsk por la mañana y se marchaban a última hora de la tarde!)

Peor aún, cuenta cómo una mujer, que pidió ser evacuada con sus hijos, ¡vendió información sobre la presencia de otros niños en el barrio a los soldados ucranianos! ¿Por qué iban estos últimos a aceptar pagar por ello si la operación no les reportaba ningún beneficio? Lo que me cuenta Yulia reaviva entonces mis temores sobre un posible tráfico lucrativo de niños sacados a la fuerza de Artiomovsk sin sus padres.

Sobre todo porque los últimos días que Yulia y su familia pasaron en Artiomovsk demostraron que las fuerzas ucranianas y sus comandantes no tienen ninguna consideración por los habitantes. Sólo dos días después del nacimiento de Marik, las fuerzas ucranianas volaron el edificio bajo el que se alojaban tras haberlo minado. De los 17 residentes que había allí, siete, incluido un niño, murieron bajo los escombros. Yulia sufrió heridas en las piernas y otro hombre, Serguei, se fracturó la cadera. El hijo de este último, Kolya, estuvo a punto de morir asfixiado bajo los escombros. Fue su abuelo quien lo salvó sacándolo rápidamente. Por desgracia, la esposa y la madre de Serguei se encontraban entre las siete víctimas de este crimen de guerra en Kiev.

Recientemente, las fuerzas ucranianas volvieron a utilizar esta técnica en la parte occidental de Artiomovsk, y la explosión fue filmada por un dron ruso.

Sólo cabe esperar que no hubiera civiles debajo de este edificio en el momento en que fue destruido por las fuerzas ucranianas.

Christelle Neant https://www.donbass-insider.com/fr/2023/04/27/artiomovsk-les-forces-ukrainiennes-ont-fait-exploser-un-immeuble-avec-ses-habitants-tuant-sept-civils-dont-un-enfant/

Fuente: mpr21.info

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Exportaciones por tubería de gas ruso a China alcanzan máximo histórico en junio

Rusia exportó a China gas por tubería por un valor récord de 737 millones de dólares en junio, según datos de la aduana china analizados por Sputnik.