Convenios entre Cuba y Rusia avanzan de “manera vertiginosa y con tendencia positiva”

Publicado:

Durante los últimos meses, sobre todo tras la visita del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a Moscú en noviembre de 2022, representantes de la más alta dirección de Rusia arribaron a La Habana, entre ellos, el ministro de Asuntos Exteriores Serguéi Lavrov. Sputnik conversó con varios expertos sobre la relevancia de estos encuentros bilaterales.

Noticias populares

Danay Galletti Hernández.— Del 17 al 19 de mayo pasado la mayor de las Antillas acogió la XX Sesión de la Comisión Intergubernamental para la colaboración económico-comercial y científico-técnica entre los dos países, encabezada por el vice primer ministro ruso Dmitri Chernyshenko y su par cubano, también titular del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Ricardo Cabrisas.

 

El acta final de ese encuentro ratificó el excelente estado de las relaciones económicas y de cooperación y definió las principales perspectivas y líneas de acción en el trabajo conjunto. Se establecieron acuerdos asociados a la colaboración deportiva y el intercambio de información y ayuda mutua dentro del sistema único de preferencias arancelarias de la Unión Euroasiática.

 

Las partes rubricaron otras alianzas sobre asistencia en el sector de la construcción y la agroindustria; así como convenios para la rehabilitación de la empresa metalúrgica Antillana de Acero José Martí y la renovación de la flota aérea de la isla con aviones como el Il-96 y los TU-204.

https://twitter.com/Sputnik_Report/status/1661323224896946177?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1661323224896946177%7Ctwgr%5E29435184d0da36850083559b2347ab4bf4503cde%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fsputniknews.lat%2F20230525%2Fconvenios-entre-cuba-y-rusia-avanzan-de-manera-vertiginosa-y-con-tendencia-positiva-1139831338.html

Las delegaciones asistentes manifestaron su interés en la elaboración de productos biotecnológicos e inmunoterapéuticos para el tratamiento del cáncer y enfermedades neurodegenerativas. También evaluaron la posibilidad de crear laboratorios conjuntos y la realización de ensayos clínicos con el empleo de vacunas cubanas contra el cáncer de pulmón.

Durante el encuentro con Chernyshenko, Cabrisas recordó la participación del primer ministro de la nación caribeña, Manuel Marrero, en el Consejo de la Unión Económica Euroasiática, previsto en la ciudad rusa de Sochi el venidero mes de junio, y agradeció a Moscú el suministro de energía y trigo.

Por su parte, Rusia indicó la donación de 4.500 luminarias para el alumbrado público de La Habana; informó sobre la producción de 3.000 toneladas de acero al año en la Antillana de Acero, una vez concluya el proceso de recuperación, y anunció el avance de ambos Estados en los pagos con monedas nacionales y el impulso del comercio electrónico.

La llegada del vice primer ministro Chernyshenko a Cuba para la sesión de la Comisión Intergubernamental se produjo a un mes de la visita del canciller Serguéi Lavrov a la isla, el pasado 19 de abril, en el marco de lo que fue su gira por América Latina.

Además de estos representantes rusos, acudieron a la capital caribeña en semanas recientes el presidente de la Duma Estatal (Cámara Baja del Parlamento), Viacheslav Volodin, y el asesor de Economía de la Presidencia rusa, Maxim Oreshkin.

El arribo de estas autoridades, así como de delegaciones empresariales, provenientes de Rusia ponen de manifiesto los fuertes lazos que sostienen ambas naciones.

Relaciones en constante actualización

Los vínculos entre Moscú y La Habana experimentan un constante proceso de actualización, puntualizó a Sputnik Mario Antonio Padilla Torres, secretario académico del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI), sobre todo desde el punto de vista económico y en renglones como energía, metalurgia, automotriz, ferroviario, agricultura, ciencia y tecnología.

La interacción entre ambos territorios transitó por diferentes etapas en las últimas décadas. En los últimos 10 años se abrió un nuevo período, marcado por varios eventos. En 2013 el primer ministro ruso Dmitri Medvédev visitó la isla y comunicó la condonación del 90% de la deuda cubana, valorada en 35.000 millones de dólares y que incluía obligaciones con la extinta Unión Soviética.

En 2014, durante el viaje del presidente Vladímir Putin a Cuba, los países suscribieron 10 convenios de colaboración para mejorar la infraestructura y capacidad productiva y energética de la mayor de las Antillas.

Desde entonces, la colaboración con Rusia está presente en casi todas las esferas “como un actor esencial en nuestro plan de desarrollo hasta 2030, sumado a intercambios políticos, empresariales, diplomáticos y académicos, que ya forman parte de esa dinámica habitual”, añadió el especialista.

La delegación rusa asistente a la última Comisión Intergubernamental incluyó a representantes de ministerios e instituciones vinculadas a diversas áreas de cooperación y la presencia de Chernyshenko permitió la revisión de los convenios bilaterales, que experimentan un avance “vertiginoso y con tendencia positiva” en los últimos meses, expuso el académico.

En su consideración, el aumento de las exportaciones, unido al incremento en el arribo de turistas de la nación euroasiática y los encuentros entre máximos dirigentes de los dos países, conllevarán a una mayor eficacia y estabilidad de los vínculos.

El experto recordó que el intercambio con Rusia resulta, además, una oportunidad para la ampliación del sistema bancario hacia otros mercados, con gran impacto en la facilitación de las transacciones financieras y la permanencia de visitantes rusos en la nación caribeña, desde el uso de la tarjeta MIR.

“La complementariedad de Moscú con sus principales socios está determinada por su política exterior. La llegada de Putin al poder, la defensa de los intereses nacionales y la agudización de las agresiones de Occidente determinaron ese redimensionamiento, expresado en un mayor activismo, pragmatismo y búsqueda del fortalecimiento y diversificación de sus vínculos estratégicos”, concluyó Padilla Torres.

Nexos con raíces profundas

Si bien, tras el triunfo de la Revolución, en enero de 1959, La Habana y Moscú acentuaron sus relaciones, lo cierto es que los nexos datan desde mucho antes. “Tienen una raíz muy profunda y comenzaron en una época muy compleja para Rusia”, recordó a Sputnik Juan Sánchez Monroe, profesor titular del Instituto de Relaciones Internacionales Raúl Roa García.

El también doctor en Historia de la Diplomacia y Relaciones Internacionales de la Academia Diplomática de la nación euroasiática explicó que los vínculos iniciaron tras la Guerra de Crimea (1853-1856) y el establecimiento del Consulado de Moscú en la capital de la isla.

Asimismo, Rusia fue de los primeros Estados que reconoció en 1902 la conformación de la República de Cuba.

“Ese contacto bilateral adquirió una dimensión diferente durante la Segunda Guerra Mundial”, cuando ambos países retomaron sus lazos, interrumpidos en las primeras décadas del siglo XX. No obstante, en 1947 el gobierno de la mayor de las Antillas suspendió las actividades de su legación en Moscú.

Tras el primero de enero de 1959, las relaciones con la entonces Unión Soviética resultaron muy significativas. “Fueron decisivas para la supervivencia de la Revolución en algunos momentos”, incluso las situaciones de desavenencia “eran un disgusto fraternal”, aseguró Sánchez Monroe.

“La Rusia que nace de la desintegración de la URSS [en 1991] fue un nuevo sujeto dentro del escenario internacional. Muchos pensaron que se trató de un simple cambio en la nomenclatura y no fue así. Por ello, en los primeros años, debió encontrar su propia identidad. Pero en 1994 emergió un espíritu diferente entre ese país y la isla”, refirió el experto.

Recomposición de los vínculos

Sánchez Monroe refirió la visita a la mayor de las Antillas, a mediados de la década de 1990, del entonces director del Servicio de Inteligencia Extranjera Evgueni Primakov (1929-2015), defensor del fortalecimiento de los lazos entre La Habana y Moscú.

“Fidel le preguntó de una manera directa y clara qué significaba Cuba para la nueva Rusia. Pienso que la clave de la actual relación viene por la respuesta de Primakov en aquel momento. A su juicio, ‘la isla constituía un modelo de desarrollo alternativo, frente al sistema capitalista imperante'”, indicó.

Primakov, excanciller y ex primer ministro de Rusia, mereció la Orden de Solidaridad otorgada por Cuba. Trascendió como un incansable luchador por la paz mundial y la seguridad internacional.

Juan Sánchez Monroe aludió además al simbolismo de la estatua en bronce dedicada a Castro en Moscú, inaugurada el 22 de noviembre de 2022 por el presidente Díaz-Canel y el mandatario Vladimir Putin: “El monumento significa el agradecimiento del pueblo ruso por la preservación de ese modelo y permitir que tras el declive de la URSS no existiera un mundo totalmente homogéneo”.

Desde entonces, el país euroasiático “maduró y consolidó” su propia personalidad y hoy, en un escenario bastante difícil para los cubanos, mediado por la crisis económica y el recrudecimiento del bloqueo impuesto por EEUU, mantiene su voluntad de colaborar con la isla, basado en intereses comunes y frente a sanciones ilegales e intentos de monopolizar la economía.

Ni la Unión Soviética ni Rusia, en su condición de gran potencia, “estipularon su ayuda o sus relaciones con Cuba al comportamiento internacional de la mayor de las Antillas”, afirmó Sánchez Monroe.

A su juicio, la última visita de Díaz-Canel a ese país determinó una nueva dinámica que “busca acortar los plazos para el incremento de la colaboración mutuamente ventajosa”.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

4.000 soldados marroquíes participan en la masacre de la población palestina de Gaza

Al menos 4.000 soldados marroquíes participan en la masacre de la población palestina de Gaza, afirma el académico marroquí Mohamed El Batiwi. El acuerdo de normalización entre ambos países incluye una cláusula de cooperación militar que obliga a Marruecos a desplegar tropas junto al ejército israelí, que actúa bajo su mando.

Le puede interesar: