Ataques a los Nord Stream son un plan de EEUU “de abrir una brecha entre Rusia y Europa Occidental”

Publicado:

La decisión de Suecia de abandonar abruptamente la investigación sobre el ataque de sabotaje contra el Nord Stream plantea nuevas cuestiones sobre quiénes son los verdaderos culpables de la explosión y centra la atención en la investigación alemana.

Noticias populares

Hace casi un año, el periodista de investigación Seymour Hersh, ganador del Premio Pulitzer, publicó su historia sensacional sobre la participación de EEUU y Noruega en el ataque de sabotaje contra los gasoductos Nord Stream 1 y 2 del 26 de septiembre de 2022.

Hasta la fecha, ninguno de los países occidentales implicados en la investigación posterior —Suecia, Dinamarca y Alemania— ha presentado explicaciones sobre lo ocurrido ni ha nombrado a un culpable. Además, Suecia anunció que está suspendiendo su investigación sobre las explosiones.

Suecia y Dinamarca anunciaron que llevarían a cabo una investigación pocos días después del atentado, recordó Hersh en su artículo del 6 de febrero. Alemania les seguiría el 2 de octubre de 2022. Suecia señaló que no se uniría a ninguna investigación conjunta porque “implicaría la transferencia de información relacionada con la seguridad nacional del país”, apuntó el periodista ganador del Premio Pulitzer.

“Nada más sobre la causa de las explosiones submarinas se ha sabido desde entonces ni de Suecia ni de Dinamarca, aunque ambas naciones sabían que EEUU estaba practicando submarinismo en el Mar Báltico desde meses antes de las explosiones”, escribió Hersh.

“El fracaso de las dos naciones para completar su investigación puede haber derivado del hecho, como me informaron, de que algunos altos funcionarios de ambos países entendían precísamente lo que estaba pasando”, agregó.

Por su parte, el Kremlin anunció el 28 de septiembre de 2022 que Rusia estaba dispuesta a considerar las solicitudes de los países de la UE para realizar una investigación conjunta sobre el incidente del Nord Stream. No obstante, Occidente no solo rechazó la petición de Moscú, sino que además culpó a Rusia de destruir sus propios gasoductos. El 12 de octubre de 2022, el Presidente ruso Vladímir Putin calificó el incidente de “acto de terrorismo internacional”.

Sin embargo, no solo Suecia y Dinamarca mostraron poca o ninguna curiosidad por llegar al fondo del incidente. EEUU tampoco parecía interesado, afirma Hersh.

“Tras las explosiones, que se convirtieron en una sensación internacional, tuvieron que pasar cuatro días para que un corresponsal de la Casa Blanca tocara el tema del Nord Stream”, escribió el periodista.

Citó en particular la declaración de la Casa Blanca en aquel momento de que no tomaría una “determinación definitiva” hasta que sus aliados en la región concluyeran su trabajo.

“No hay pruebas de que el presidente Biden, en los 16 meses transcurridos desde la destrucción de los oleoductos, haya ‘encargado’ —palabra de arte en la comunidad de inteligencia estadounidense— a sus expertos que lleven a cabo una investigación a fondo de las explosiones”, señaló Hersh.

“Estados Unidos ha vetado desde entonces al menos un intento de Rusia de conseguir una investigación independiente de las Naciones Unidas sobre las explosiones”, añadió.

El periodista galardonado con el Premio Pulitzer destacó que, a pesar de que Alemania fue el país que más sufrió las consecuencias de la explosión (que privó a sus industrias de la fuente de un flujo energético relativamente barato y fiable procedente de Rusia), el canciller Olaf Scholz, o cualquier otro alto dirigente alemán, no hizo ningún esfuerzo significativo por determinar quién la cometió.

“Se llevó a cabo una investigación posterior solicitada por algunos miembros del Bundestag, el parlamento alemán, pero su conclusión permanece oculta al público por lo que se dice que son razones de seguridad”, señaló Hersh.

El periodista de investigación subrayó que, en su lugar, los principales medios de comunicación estadounidenses y alemanes difundían la historia de “un yate de 49 pies que sería la embarcación utilizada para el buceo técnico de alto riesgo”.

En sus artículos anteriores, Hersh desbarató el argumento del yate Andrómeda, sugiriendo que la CIA inventó la historia y se la dio a conocer a la prensa occidental para distraer la atención pública de su artículo revelador. Sorprendentemente, algunos medios de comunicación occidentales no tardaron en encontrar numerosas lagunas en la historia de Andrómeda y las denunciaron.

El periodista cree que “el sabotaje en el mar Báltico fue el resultado de una antigua política estadounidense de abrir una brecha entre Rusia y Europa Occidental”.

Citó a Emmanuel Todd, demógrafo y politólogo francés, quien afirmó en su reciente entrevista que “uno de los grandes objetivos de la política estadounidense, y, por tanto, de la OTAN, era detener la inevitable reconciliación de Rusia y Alemania”. Por eso, en opinión de Todd, Washington “destruyó el gasoducto Nord Stream”.

“En el momento en que Biden ordenó la destrucción de los gasoductos, el temor estadounidense era que el canciller [alemán] Scholz, que a petición de Washington había cerrado 750 millas de gas ruso en el nuevo gasoducto Nord Stream 2 que estaba listo en el otoño de 2021 para ser entregado a un puerto en Alemania, cambiara de opinión y dejara fluir el gas, aliviando las preocupaciones económicas alemanas y restableciendo una importante fuerza energética para la industria alemana. No dejaron que eso sucediera y desde entonces Alemania está sumida en la agitación económica y política”, concluyó Hersh.

Tras abandonar la investigación, se prevé que Suecia entregue a Alemania las pruebas descubiertas.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró que Rusia observaría de cerca cómo los encargados alemanes llevan a cabo la indagación.

“Por supuesto, ahora tenemos que ver cómo reacciona la propia Alemania ante esto, como país que ha perdido mucho como resultado de este ataque terrorista”, afirmó Peskov.

“Los contribuyentes en Alemania sufren, las empresas y compañías alemanas sufren, pierden su competitividad, pierden su rentabilidad sin este gas. Será interesante ver con qué escrupulosidad las autoridades alemanas realizarán esta investigación”, agregó el portavoz ruso.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

WP: Blinken decepcionó a Zelenski por su enfoque anticorrupción

Altos funcionarios ucranianos se quejan de que los políticos estadounidenses y europeos recurren a menudo al tema de la corrupción para retrasar u oponerse a nuevas ayudas, señala el medio.

Le puede interesar: