Condenan a 40 años de cárcel a un ingeniero de la CIA que destapó sus secretos

Publicado:

Noticias populares

La semana pasada Joshua Schulte fue condenado a 40 años de prisión por filtrar “Vault 7” en 2017, considerado como el mayor robo de información clasificada en la historia de la CIA.

Schulte, ingeniero informático, fue encarcelado en 2018 por sus revelaciones sobre las actividades de ciberespionaje de la central. Entre las filtraciones está la intrusión en los teléfonos personales, así como la transformación de televisores conectados en dispositivos de escucha.

La sentencia, dictada por un tribunal de Manhattan, afirma que los secretos de la CIA acabaron en WikiLeaks, la web creada por Julian Assange, que también está en una cárcel en Londres desde hace diez años por motivos similares, aunque no ha sido juzgado.

Tras las rejas, Schulte intentó destapar más planes secretos, e incluso había creado un archivo que contenía imágenes de abusos sexuales contra niños.

El juez añadió al procedimiento una carta del actual cabecilla de la CIA, David Samuel Cohen, destacando el daño excepcionalmente grave causado a la seguridad nacional.

Al fiscal, David Williams Denton, la condena le parece poco; pidió la cadena perpetua.

Schulte ya fue juzgado en 2020, pero el veredicto fracasó porque los jurados no pudieron llegar a un acuerdo. En 2022 fue declarado culpable de la filtración de datos clasificados como secretos de defensa.

—https://abcnews.go.com/Technology/wireStory/cia-computer-engineer-gets-40-years-prison-giving-106879525

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La ONG del chef José Andrés es una tapadera del espionaje

Israel ha asesinado a 34.000 palestinos en Gaza, de los que 14.000 eran niños. Nadie protestó. Pero cuando mataron a 7 miembros de la ONG del chef José Andrés, todos se rasgaron las vestidiras, incluso los propios militares israelíes que los asesinaron.

Le puede interesar: