El poder soviético nacionaliza los bancos

Publicado:

Noticias populares

Julio Tuñón Osoro.— La Gran Revolución Socialista de Octubre constituye una confirmación brillante de la verdad del marxismo-leninismo acerca del rol histórico de la clase obrera, la revolución proletaria y la dictadura del proletariado. En las condiciones especificas de la vieja Rusia, condujo a la liquidación de la propiedad privada de los medios de producción, la supresión de las clases explotadoras y la instauración de una sociedad nueva basada en la propiedad social sobre los medios de producción.

Esta grandiosa Revolución no podía apoyarse en el viejo Estado zarista, creado para defender a sangre y fuego los intereses capitalistas y terratenientes. El Estado soviético nació para aplastar la resistencia desesperada de las clases explotadoras y edificar la sociedad socialista, auténtico Estado de dictadura del proletariado, creció y se desarrolló durante años, abriendo una época nueva en la historia universal.

El Partido de los Bolcheviques se planteó la tarea de restablecer la industria y la agricultura, consolidar la dictadura del proletariado y preparar la edificación del socialismo en condiciones verdaderamente difíciles.

Los bolcheviques comenzaron a nacionalizar en primer lugar la gran industria, paso siguiente la mediana, y por último la pequeña, independientemente de la agricultura uno de los factores importantísimos fue la nacionalización de la banca y de los seguros.

Al tiempo que se nacionalizaban las empresas industriales más importantes, el Poder soviético descargó también un golpe demoledor sobre el sistema bancario, otra posición clave de la burguesía en la economía. Los bancos y el sistema de circulación monetaria y de crédito, estrechamente vinculado a ellos, tenían primordial importancia para todas las ramas de la economía nacional. Del trabajo ininterrumpido de los bancos dependía mucho el que pudiesen realizarse las medidas del Gobierno soviético en la vida del país.

Los bancos eran un instrumento de dominio de los capitalistas británicos, franceses, norteamericanos, alemanes y otros en la economía de Rusia. El 1 de enero de 1917, los capitalistas extranjeros dominaban el 47% de los capitales básicos en ocho de los bancos más importantes de Rusia. El Banco del Estado era el centro del sistema bancario del país. El sabotaje contrarrevolucionario de los funcionarios fue liquidado y organizado el trabajo de esta institución. El 17 de noviembre, el Consejo de Comisarios del Pueblo recibió del Banco del Estado cinco millones de rublos.

Estos eran los primeros ingresos que compusieron el presupuesto de la República Soviética, con la incautación del Banco del Estado, facultado para la emisión de billetes de banco y que surtía de papel moneda a todos los bancos del país, el Gobierno soviético también puso bajo su control financiero a la banca privada y los seguros. El camarada Lenin decia:

Entre los empleados de la banca surgieron hombres que sienten como suyos los intereses del pueblo y nos dijeron: Les engañan, apresúrense a cortar su actividad criminal, orientada directamente a perjudicarlos. Y nos apresuramos.

En la madrugada del 14 de diciembre, desde las barriadas obreras de Petrogado y del Smonly se dirigieron  a los bancos destacamentos de guardias rojos. Al medio día, toda la operación había terminado, los bancos fueron ocupados por obreros y marineros armados. El complot de los banqueros fue liquidado y sus cabecillas detenidos. Las llaves de las cajas y de los depósitos estaban en manos por destacamentos de guardias rojos, el CEC de los Soviets de toda Rusia aprobó el decreto de nacionalización bancaria. El Poder Soviético no volvió a repetir los errores  de la Comuna de París, que había dejado estas entidades en manos de la burguesía.

La función bancaria se proclamó monopolio del Estado. Todos los bancos particulares fueron unificados en el Banco del Estado, se aprobó también un decreto para revisar las cajas fuertes de los bancos privados, el oro se confiscaba y el dinero pasaba a la cuenta corriente del Banco del Estado, por decisión de los órganos locales del Poder soviético, destacamentos de guardias rojos ocuparon los bancos en otras ciudades del país.

Los trabajadores de la República Soviética quedaban eximidos de pagar tributo a los banqueros de París, Londres, Berlín y Nueva York. La protesta de los imperialistas por la anulación de los empréstitos  fue rechazada  por el Consejo de Comisarios del Pueblo. El Gobierno soviético también se hizo cargo del comercio exterior. Un decreto del Consejo de Comisarios del Pueblo, del 22  de abril de 1918 estipulaba que toda clase de contratos comerciales con el extranjero para importar y exportar  no podían realizarlos más que los órganos estatales soviéticos.

Las calamidades y los sufrimientos de los trabajadores se empezaban a terminar.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Los que mueren de frío a causa del calentamiento

Ayer la revista científica Nature Climate Change publicó un artículo (1) sobre la muerte de 260 animales de 81 especies diferentes frente a la costa de Sudáfrica el 2 de marzo de 2021 a causa de una caída de la temperatura oceánica de casi 10ºC en menos de cuarenta y ocho horas y una duración de siete días

Le puede interesar: