Centuria: un ejército neonazi ucraniano entrenado por Occidente

Publicado:

Noticias populares

Se está extendiendo por toda Europa una cepa exclusivamente ucraniana de neonazis que aboga abiertamente por la violencia contra las minorías mientras busca nuevos reclutas.

 

Con el colapso del ejército de Kiev y la narrativa de la traición occidental ganando terreno, el horror infligido al pueblo del Donbas durante una década podría muy pronto estar ocurriendo en una ciudad cercana.

Centuria, una facción neonazi ucraniana ultraviolenta, se ha establecido en seis ciudades de Alemania y busca expandir su influencia por todo el país. Según el diario berlinés Junge Welt, el avance de la organización nazi se produjo “sin obstáculos de los servicios de seguridad locales”.

Junge Welt remonta los orígenes de Centuria a una cumbre neonazi organizada en agosto de 2020 “en el borde de un bosque cerca de Kiev”. Allí, un ultranacionalista llamado Igor “Cherkas” Mijailenko pidió a los “cientos de autodefensas presentes, en su mayoría enmascarados”, miembros de la milicia fascista nacional de Kiev, que “hicieran sacrificios para defender la idea de la ‘Gran Ucrania’. Como exjefe de la división de Jarkov del neonazi Patriota de Ucrania y comandante del Batallón Azov patrocinado por el estado de 2014 a 2015, Mijailenko profesó el deseo de “destruir todo lo antiucraniano”.

Junge Welt informa que desde 2017, la Milicia Nacional ha estado “practicando una brutal justicia vigilante” en toda Ucrania, incluida la “tiranización del escenario LGBTQ”. Posteriormente, Centuria fue culpada de un aterrador ataque ocurrido en noviembre de 2021 en un club nocturno gay en Kiev, durante el cual sus agentes agredieron a los asistentes a la fiesta con porras y gas pimienta.

Hoy, la misma secta neonazi “tiene ramificaciones en Alemania”, reveló Junge Welt. El 24 de agosto de 2023, el 32 aniversario de la independencia de Ucrania, Centuria organizó una “manifestación nacionalista” en la ciudad central de Magdeburgo, “sin ser molestada por Antifa ni por los medios críticos”.

Los participantes posaron con orgullo con la bandera de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN), fundada por el colaborador nazi de la Segunda Guerra Mundial, Stepan Bandera. Centuria se jactó: “Aunque los jóvenes ucranianos no están en su tierra natal, están empezando a unirse”. Al mismo tiempo, amenazaron a los “enemigos” de su país con un “terror infernal”, prometiendo que los “emigrantes ucranianos” no olvidarían su identidad nacional por unos cientos de euros.

Junge Welt informa que Centuria está «actualmente recaudando fondos para la unidad de combate de su organización matriz», comandada por Andriy Biletsky, el fundador del Batallón Azov, quien declaró infamemente en 2014 que la misión de la nación ucraniana era “dirigir a las razas blancas del mundo en una cruzada final […] contra los subhumanos, encabezados por los semitas”. En casa, los miembros de Centuria expresan actitudes similares hacia los musulmanes, africanos y homosexuales, a quienes se refieren como “califato alemán”, “violadores negros” y “pedófilos”, respectivamente.

Hoy los miembros del grupo se esfuerzan por transmitir su visión ideológica a los futuros racistas del continente. “¡Estamos creando una nueva generación de héroes!” cuentan en la redes sociales. El grupo neonazi organizó caminatas en las montañas de Harz en Alemania con una asociación de exploradores nacionalista ucraniana llamada Plast. Esta asociación abrió secciones en el mundo occidental a partir de la década de 1950, en respuesta a la caza de fascistas y nacionalistas por parte de la Unión Soviética. Además del adoctrinamiento ideológico, los jóvenes miembros de Plast pueden mejorar su condición física y recibir entrenamiento militar. Como afirma ominosamente Centuria, “la gente libre porta armas”.

A medida que Washington se retira gradualmente de su apoyo a la guerra de Ucrania contra Rusia, comienza a ceder la responsabilidad de la gestión –y el probable fracaso– de la campaña militar a Berlín. Si las entregas de armas estadounidenses siguen disminuyendo, Alemania se convertirá en el principal proveedor de armas de Kiev. Los alemanes podrían darse cuenta de que decir “no” a Ucrania podría traerles sorpresas desagradables.

A diferencia de Estados Unidos, Alemania no disfruta de la protección geográfica de un océano entre ella y los guerreros fascistas que apoya en Ucrania. Tras el colapso de la tan cacareada contraofensiva de Ucrania a finales del año pasado, Zelensky lanzó una amenaza apenas velada en una entrevista: “No hay forma de predecir cómo se enfrentarán los millones de refugiados ucranianos en los países europeos. Reaccionarían si sintieran que su país está siendo abandonado”.

Aunque los ucranianos, en general, “se portan bien” y están “muy agradecidos” con quienes los acogieron, no sería una “buena idea” que Europa “lleve a estas personas al límite”, comentó Zelensky.

Para comprender cómo los elementos más radicales de una fuerza de poder desgastada pudieron volver sus armas contra los gobiernos occidentales que los armaron, basta recordar los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001.

Una red nazi secreta apoyada por Occidente

Si bien Centuria depende en gran medida de los inmigrantes ucranianos como reclutas, también se beneficia de una estructura de apoyo bien establecida de la élite europea.

En septiembre de 2021, el Instituto de Estudios Europeos, Rusos y Euroasiáticos (IERES) de la Universidad George Washington publicó un informe detallado y profundamente inquietante que muestra que Centuria fue impulsada por una “orden de oficiales militares” de tradicionalistas europeos, cuyos objetivos declarados son remodelar el ejército del país según líneas ideológicas reaccionarias y defender la “identidad cultural y étnica” del pueblo europeo frente a los políticos y burócratas de “Bruselas”.

IERES informó que el ala militar de Centuria comenzó a entrenar en 2018 en la Academia del Ejército Nacional Hetman Petro Sahaidachny de Ucrania (NAA), la “principal institución de educación militar” de Kiev y un importante centro de asistencia militar occidental al país.

En abril de 2021 Centuria afirmó que desde su lanzamiento, sus miembros han participado en ejercicios militares conjuntos con Francia, Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Alemania y Polonia. Muchos miembros del grupo neonazi se entrenaron en la base de facto de la OTAN en Yavoriv, ​​a pocos kilómetros al este de la frontera polaca.

Además, el grupo afirma que sus miembros sirven como oficiales en varias unidades del ejército ucraniano. Desde al menos 2019 Centuria ha llamado a los miembros del ejército ucraniano ideológicamente alineados a pedir el traslado a unidades específicas donde sirven miembros del grupo. Para atraer nuevos miembros, el grupo –a través de sus redes sociales, que tienen más de 1.200 seguidores y un robot de movilización dedicado– continúa promocionando su supuesto papel en el ejército ucraniano y su acceso al entrenamiento, al ejército y al intercambio occidentales.

Todos los gobiernos occidentales contactados por los investigadores del IERES dijeron que no toleran a los neonazis en sus ejércitos, insistiendo en que “confían en el gobierno ucraniano para seleccionar e identificar a los candidatos adecuados” para sus programas de entrenamiento. Pero la Academia Nacional del Ejército de Ucrania, Hetman Petro Sahaidachny (NAA), afirmó explícitamente que no lleva a cabo dicha selección, al tiempo que niega que Centuria opere dentro de su cuartel general.

Después de que el autor del informe se pusiera en contacto con Centuria y la Academia Nacional del Ejército para comentar sobre el entrenamiento neonazi, los agentes del movimiento extremista comenzaron a borrar sus rastros en línea y a ocultar sus actividades en el mundo real desde entonces.

Los medios occidentales ignoraron casi por completo el informe del IERES, con la excepción de un único artículo en el Jerusalem Post. Este silencio es tanto más inusual cuanto que el autor del artículo es un ciudadano ucraniano afincado en Washington, cuyo trabajo ha sido publicado por Voice of America, una institución pública estadounidense, y por Bellingcat, una empresa de investigación “de código abierto” financiada por los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido.

Sólo el ejército canadiense ha comentado los hallazgos meticulosamente investigados del informe, afirmando grotescamente que las fotos publicadas en Facebook por miembros de Centuria habían sido manipuladas para promover la desinformación rusa.

Semejante falta de sinceridad no es sorprendente, dado el historial bien documentado del ejército canadiense de proporcionar entrenamiento a fascistas ucranianos y su negativa a repudiarlos.

Incluso hoy, el jefe del ejército canadiense, el general Wayne Eyre, se niega a disculparse por haber ovacionado de pie a Yaroslav Hunka, un colaborador nazi de la Segunda Guerra Mundial invitado por el Parlamento canadiense.

Los combatientes de Centuria en Ucrania han pasado al menos los últimos cinco años intentando adoctrinar a sus miembros en el neonazismo. El informe del IERES señala que Centuria “pudo hacer proselitismo con la futura élite militar ucraniana dentro del ANA”.

Retrato de un neonazi entrenado en Inglaterra

Destacando el alcance de la presencia neonazi en el aparato militar occidental, el estudiante de ANA Kyrylo Dubrovskyi completó un curso de formación de oficiales de 11 meses en la Real Academia Militar Sandhurst de Gran Bretaña en 2020. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania celebró su graduación mientras la NAA publicó un perfil en vídeo de 12 minutos sobre el viaje del nuevo graduado hacia la dirección militar. IERES señaló que Dubrovskyi “mostró un gran interés en asuntos relacionados con Centuria” mientras asistía a la academia.

Dubrovskyi parece haberse referido a un vídeo promocional de Centuria publicado en mayo de 2020, en el que se ve a los miembros del grupo marchando en Lviv, asistiendo a un evento de la NAA y disparando sus armas. Se puede escuchar a Dubrovsky entonar: “Nuestros oficiales están construyendo el nuevo ejército de Ucrania… Somos Centuria. Estamos en todas partes… defended vuestros territorios, vuestras tradiciones hasta la última gota de sangre”.

Un mes antes, Centuria había publicado una entrevista con un “cadete de las Fuerzas Armadas de Su Majestad”, una descripción que sólo encajaba con un individuo: Dubrovskyi. Dejó en claro que prefería entrenar en Ucrania porque el entrenamiento británico para oficiales militares “pone menos énfasis en la teoría”. Durante este período, Dubrovskyi recibió a cadetes extranjeros que visitaban la academia y en varias ocasiones escoltó a delegaciones extranjeras que visitaban la academia, incluidos cadetes de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y del ejército francés.

No está claro exactamente cuánta “teoría” inyectó Dubrovsky en los soldados occidentales que encontró en Sandhurst. IERES concluye que Dubrovskyi y Centuria se aprovecharon de su condición de cadete de Sandhurst para promover el grupo y su ideología. En su canal personal de YouTube, Dubrovskyi se describe a sí mismo como “un cadete de la Real Academia de Gran Bretaña”. Allí publica varios vídeos sobre sus experiencias en la Academia y al menos un mensaje expresando su deseo de unirse al Batallón neonazi Azov.

En diciembre de 2020 Centuria dejó claro que la infiltración de los niveles más altos del ejército ucraniano era solo el primer paso de una guerra relámpago ideológica mucho mayor: “Centuria está formando una élite militar única en su tipo cuyo objetivo es alcanzar el rangos más altos de las fuerzas armadas para convertirse en un núcleo de autoridad capaz de ejercer una influencia significativa”.

Después de consolidar su control sobre el ejército, el grupo planea penetrar en las filas de la “élite política ucraniana” para “llevar a cabo cambios sociales”.

Kit Klaremberg https://scheerpost.com/2024/04/08/meet-centuria-ukraines-western-trained-neo-nazi-army/

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Ucrania acusa de asesinato al padrino de Zelensky

La camarilla que rodea a Zelensky en Kiev se desmorona a pasos agigantados, dejando al descubierto su verdadera naturaleza mafiosa y los ajustes de cuentas que estaban pendientes.