Inicio Artículos Las advertencias sobre el trato de los cuadros, el centralismo democrático y...

Las advertencias sobre el trato de los cuadros, el centralismo democrático y la lucha contra la burocracia para evitar la degeneración del sistema socialista

941
0
Compartir

«La vida ha probado que cualquier absolutización del centralismo e infravalorización de la democracia conduce al centralismo burocrático, al sectarismo y el aventurerismo político, como ha pasado en la Unión Soviética donde los revisionistas establecieron su dictadura burocrática como un arma para la ley de la nueva burguesía sobre las masas. Cualquier absolutización de la democracia e infravalorización del centralismo conduce al oportunismo y al liberalismo anarco-sindicalista, a la disgregación y a la degeneración de la dictadura del proletariado. El ejemplo de la llamada «autogestión» de la clase obrera y la «directa democracia de las masas», que los revisionistas yugoslavos predican muestra a dónde conduce el abandono del centralismo proletario.

La implementación de la línea de masas y sus muchas iniciativas y movimientos en los diversos campos de la actividad social han servido y continúan sirviendo, no sólo como un activo método revolucionario para la implementación y verificación práctica de la línea política del partido, sino también como una condición indispensable para que el proceso de construcción socialista no sea transformado en un proceso burocrático-administrativo, sino para salvaguardar siempre la vida y acción consciente de la creatividad de las masas lideradas por el partido.

Un gran mérito del Partido del Trabajo de Albania y del Camarada Enver Hoxha, es que, mientras definen la lucha contra el liberalismo y burocratismo como «una de las más importantes direcciones de la lucha de clases», han hecho una importante contribución para entender su esencia y las causas objetivas y subjetivas de su aparición, de sus raíces gnoseológicas y de clase como concepciones y métodos en el mundo, como formas idealistas y reaccionarias de pensar y actuar que están en flagrante contradicción con los intereses del pueblo, y con la misión natural e histórica de la dictadura del proletariado.

El Partido del Trabajo de Albania no ha permitido la creación de una brecha entre la aceptación en teoría del peligro del burocratismo y liberalismo y la práctica contra ellos. El principal objetivo de esta lucha ha sido y sigue siendo el establecimiento de las correctas relaciones entre cuadros y las masas, la colocación de las personas, y especialmente los cuadros, en tales condiciones en cuanto a prevenir su degeneración, la toma de tales medidas prácticas en cuanto la fosilización del partido, los cuadros, y la administración estatal a fin de que el poder estatal no sólo obtenga las mejores habilidades de liderazgo y ejecutivas, sino que se sacuda del polvo del liberalismo y burocratismo, acercándose cada vez más a las masas, colocándose bajo su control completo, mientras no permite la apatía e indiferencia, los viejos conceptos y prejuicios sobre el Estado, en la administración estatal, y en sus competencias donde golpean estas raíces entre las masas. La definición de la posición de los cuadros no solo desde arriba, sino también desde abajo, la obligación de rendir cuentas como una norma general y el asentamiento de su entera actividad bajo el riguroso control de la clase obrera y las masas, el estrechamiento de la brecha entre los bajos y altos salarios, el sistema de participación de cuadros en el trabajo de producción junto a las masas, su circulación desde el centro a la base, y de la base al centro, la abolición de los rangos militares, etc. todo esto habla de una nueva experiencia histórica que ya ha se afirmado así mismo y que enriquece la teoría y la práctica del socialismo científico.

Las enseñanzas del camarada Enver Hoxha sobre el control por las masas desde abajo, y en primer lugar, sobre el directo control de la clase obrera y el campesinado constituye una contribución a la teoría y práctica del socialismo científico para el desarrollo de la democracia socialista y la defensa de la dictadura del proletariado. El partido ha demandado y demanda que este control debe ser entendido ideológica y políticamente, no solo como una ley y principio objetivo de nuestra vida estatal, como una viva expresión de la democracia socialista en acción y como un activo método revolucionario para continuar la implementación de las decisiones y directivas del partido hasta el fin, pero también como un medio efectivo para oponerse a la burocracia y el liberalismo, y como uno de los principales garantes para alejar el peligro del revisionismo y el retorno al capitalismo». (Jorgji Sota; Sobre la dictadura del proletariado y la lucha de clases en Albania, 1983)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here