Inicio Artículos España es hoy un verdadero “burdel político”

España es hoy un verdadero “burdel político”

500
0
Compartir

En medio de una crisis económica sin precedentes, cifras records de desempleo, desahucios, recortes sociales, restricción de libertades y escandalosos hechos de corrupción, las dos principales fuerzas conservadoras, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), no tienen despejado lo que harán, y menos aun lo que ocurrirá, en los actos de investidura en el Congreso, previstos para los días 2 y 4 de marzo próximos.

El candidato Pedro Sánchez y el PSOE ni siquiera han convencido a sus militantes del anunciado pacto con Ciudadanos (C´s), una formación emergente derechista, y con la cual no le son suficientes los votos para que sea proclamado presidente de un eventual futuro ejecutivo en ese Estado europeo.

La mal nombrada formación Socialista y Obrera, porque nada tienen de ello, y C´s suman entre los dos 130 diputados, 90 y 40 respectivamente, y para Sánchez imponerse en la primera ronda de investidura del venidero miércoles necesita por ley el respaldo de la mayoría absoluta, o sea el apoyo de 176 parlamentarios.

BURDEL ESPAÑOLLa única posibilidad de triunfo del aspirante “Socialista” sería en la segunda del viernes 4 de marzo, en la que requeriría solo de una mayoría simple, más votos a favor que en contra.

Para que ello suceda es necesaria la abstención del PP, que posee 123 escaños, o de la organización de centro-izquierda Podemos, con 69.

Los denominados “Pepistas” y Podemos han reiterado que rechazarán un gabinete presidido por el PSOE tras su acuerdo con C´s, aunque para nada es descartable la variante de que los primeros lo hagan, entusiasmados por las millonarias prebendas que han compartido con los “Socialistas” en sus conocidas confabulaciones dirigidas a conservar el neoliberalismo y el caduco bipartidismo español, a pesar de que se muestren adversarios.

La corruptela política y la económica van hoy tomadas de la mano en España, y alcanzan niveles incalculables, por lo que esa nación ibérica se encuentra inmersa en una de las peores crisis de su historia.

Tanto es así que el apabullado candidato “Pepista” y hasta ahora jefe de gobierno en funciones, Mariano Rajoy, insistió hace pocas horas, ante un enmudecido Consejo Ejecutivo Nacional de su organización, que presentaría un nueva investidura a presidente, si Sánchez no lo consigue la venidera semana. Parece una broma, ¿verdad?

Sin embargo, no lo es porque tanto el PP como el PSOE saben muy bien que deben evitar de cualquier manera la convocatoria de nuevas elecciones generales en el país, dado que el descrédito y desgaste de ambos les haría perder más votos que en los comicios de diciembre pasado.

Pero lo más vergonzoso es que quienes han transformado a España en un auténtico “burdel político” se inmiscuyen en los asuntos internos de varios países latinoamericanos, y conspiran contra sus líderes progresistas, como si ese Estado europeo fuera un buen ejemplo a seguir.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here