Compartir

Rusia pide que Siria vuelva al seno de la Liga Árabe (LA) para abrir el diálogo en esta entidad a fin de resolver la crisis siria.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, manifestó el miércoles su claro apoyo al mejoramiento de las relaciones entre Siria y los países de la región e indicó que ambas partes necesitan dialogar como vecinos que comparten preocupaciones comunes, entre ellas “el terrorismo y el radicalismo takfiríes”.

El titular de Exteriores ruso pronunció estas y otras afirmaciones en un encuentro mantenido con Ibrahim Yacoubou, su par de Níger, según publica en un comunicado la Cancillería rusa.

“En cuanto a las posibilidades de que Damasco logre la reconciliación con sus vecinos de la región (…), nosotros estamos a la espera que tal reconciliación se produzca mediante un pronto diálogo”, aseguró el alto funcionario ruso.

Lavrov también lamentó que, al comienzo de la crisis sirio, algunos países árabes exigieran la expulsión de Siria de la LA; hecho que ocurrió mas tarde, pese a las protestas del Gobierno sirio que consideraba ilegal dicha medida y una evidencia de que el ente ejecuta las “agendas estadounidenses y de otros países occidentales”.

El diplomático agregó que al prevalecer dicha postura antisiria, hoy en día, Damasco no está representado en esta organización panárabe y, por ello, se han reducido las oportunidades de diálogo, incluido el de carácter informal y pragmático. Lavrov con anterioridad ha pedido la reincorporación de Siria en la LA, pero la solicitud fue denegada.

Asimismo, el ministro ruso afirmó que actualmente algunos de los socios árabes de Moscú reconocen, en contactos confidenciales, que la expulsión de Siria de la LA fue un error garrafal.

Asimismo, Lavrov recalcó que en todas las circunstancias, Moscú está a favor de que el diálogo se desarrolle y que todas las partes sirias y los actores externos se guíen por el concepto de asentamiento incluido en la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad (CSNU) que ofrece un enfoque integral de la lucha contra el terrorismo y las reformas políticas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here