Inicio España Spanish “panderetas” way of life

Spanish “panderetas” way of life

Enjuiciarán a una persona por reírse de un muñeco al que le puso su propia cara. Tal como lo oyen.

289
0
Compartir

Daniel Cristian S. Ch. tiene el dudoso honor de ser uno de los primeros jiennenses que se sentará en el banquillo de los acusados por un delito contra los sentimientos religiosos. Presuntamente, publicó en su perfil de una red social una fotografía de Jesús Despojado, de la Hermandad de La Amargura de Jaén, en la que insertó su propia cara. La Fiscalía considera que realizó y difundió ese montaje fotográfico con “manifiesto desprecio y mofa hacia la cofradía y con el propósito de ofender los sentimientos religiosos de sus miembros”. “Realizó una vergonzosa manipulación del rostro de la imagen, haciendo figurar en ella su propia cara y fotografía”, añade el Ministerio Público en su escrito de acusación provisional, para calificar la difusión como “escarnio”.

Los hechos se remontan al 25 de abril de 2016, cuando miembros de la hermandad detectaron en la red social “Instagram” la fotografía. Las fuentes consultadas aclaran que requirieron al dueño del perfil hasta en dos ocasiones para que la retirara. Al hacer caso omiso a esas indicaciones, decidieron presentar una denuncia en los tribunales. Además de la imagen manipulada, a Daniel Cristian S. Ch, de 23 años, también se le atribuye el siguiente mensaje de texto: “Sobran las palabras, la cara lo dice todo, makiaveli soy tu dios”.

En su denuncia, la junta de Gobierno de la cofradía aseguró sentir “indignación” por la difusión del montaje fotográfico. El juez instructor, Miguel Sánchez-Gasca, consideró que la publicación podría ser constitutiva de un delito contra los sentimientos religiosos ya abrió juicio oral contra Daniel Cristian S. Ch. A continuación, la Fiscalía presentó cargos contra este vecino de la capital y reclama para él una condena de 2.160 euros de multa y una responsabilidad civil subsidiaria de 180 días de privación de libertad en caso de impago. En principio, el Ministerio Público no solicita indemnización alguna. Las fuentes de la cofradía consultadas explican que, inicialmente, la denuncia fue presentada con el único objetivo de que se retirara la fotografía de las redes sociales y que, como no hizo caso a los requerimientos, se decidió emprender la vía penal.

El juicio, que se celebrará en el Juzgado de lo Penal, será uno de los primeros que se celebre en la provincia por un delito de estas características. El único precedente que se recuerda fue el robo de la Custodia del convento de Las Bernardas de Jaén, registrado en marzo de 2016. Además de un delito de robo, la Fiscalía también acusó al ladrón de un delito contra los sentimientos religiosos. Sin embargo, en el juicio, ese cargo fue retirado y solo fue condenado por la sustracción.

diariojaen.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here