Miles de pobladores comenzaron a retornar a las localidades de Drusha, Jan Sheik y Darkbaye, en el sur de Damasco, al tiempo que se dan los toques finales a la restauración de la infraestrucura, anunciaron el martes las autoridades.

El gobernador de la provincia de Damasco, Alaa Munir Ibrahim, declaró a medios de prensa que deberían regresar a sus hogares cerca de 20.000 personas y unirse a las 35.000 que viven en esas poblaciones recién liberadas de extremistas armados.

Las obras de rehabilitación, algunas concluidas, se centran en la reparación de escuelas, centros médicos de salud y las redes de telefonía, eléctricas y de agua potable.

Esas tres poblaciones fueron liberadas de elementos del Frente al Nusra a fines del 2016 tras un proceso de reconciliación que culminó con la salida de los terroristas hacia Idleb, mientras una se entregó a las autoridades y fueron indultados de acuerdo con el decreto presidencial de amnistía.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.