En Jerusalén se produjo una estampida cuando las fuerzas de seguridad israelíes intentaron dispersar a un grupo de manifestantes que se habían congregado después de un acto multitudinario de oración fuera del Monte del Templo este sábado. La violencia estalló cuando las autoridades se opusieron a la protesta contra las nuevas medidas de seguridad del gobierno israelí para acceder al lugar.
Muchos palestinos se niegan a rezar en la mezquita en señal de protesta por las nuevas medidas de seguridad y realizan sus oraciones fuera.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.